Facebook Twitter RSS Reset

Mírame (poema propio)

Hoy les comparto un poema que le escribí a un chico. (?) Espero les guste.

El sol me acobija

y entre tanta luz,

veo tu risa,

pero veo también tu llanto

a pesar de que no haya brisa.

¿Qué tienes, pequeño duende

que hace tu corazón sangrar?

Tu mirada, antes compasiva

por la desazón, ahora está teñida.

¿Por qué hay en ti

una locura, mi duende,

que soy incapaz de disipar?

Y me atrapas,

y veo rosas sin espinas.

Donde quiera que camines,

dejas un dulce rastro de miel,

pero no sé si me atreveré a seguirlo,

mi corazón ya ha sido roto antes.

No me quiebres, pequeño duende,

no me quiebres y mírame bien,

mira dentro de mí,

como la luna mira a la tierra

y como yo miro dentro de ti.

Porque calma me provocas,

entre tanta tempestad,

y cuando los cuervos lloran

veo atardeceres en tu mirar.

Busca, mi duende querido,

busca dentro de mí,

aquella piedra que ha roto mi zapato,

búscala ¡y sácala!

Porque me duele caminar.

Y aunque mis ojos no sean perlas,

y en mí no brille la aurora,

enséñame a nadar,

porque adoro el agua,

pero mi alma se ahoga ¡cada vez más!

Mírame, pequeño duende,

mira dentro de mí,

pero no me digas que me amas,

porque Dios amó a Lucifer también.

Mírame en el alba, dulce miel,

mírame cuando el cielo se apague

y los árboles ya no dancen,

porque en un campo de lavandas

estoy escondida,

aguardando, aguardando,

por un poco de la luz de tu vida.

No comments yet.

Leave a Comment