Facebook Twitter RSS Reset

Mi primer clase de Inglés en secundaria sadday

Mi primer clase de Inglés en secundaria.

Mi nombre es Carlos García Becerril y soy su maestro de Inglés, les voy a contar este cuento o historia y quiero que le presten la debida atención en ésta mi primer clase con Ustedes.

Siempre que les toque la clase conmigo deben acordarse de esta historia como yo la recuerdo también, así que presten atención.

Resulta que siendo yo un joven me enteré de ella y aún hoy me conmueve, para no dar mas largas al asunto; puesto que nuestra clase es nada más de 45 minutos comienza cuando un adolescente desde niño despreció a su Nana que vivía con él desde pequeño.

Creció con ella y aunque ella lo sostenía económicamente no dejaba de molestarle siempre su presencia, no le gustaba siquiera que se acercara nunca a las escuelas que asistía, le repugnaba de sobremanera que lo hiciera, porque simplemente no era su madre sino simplemente la Nana y ella no era precisamente su figura materna siempre desde que tuvo conciencia la señora se acercó a él y el la rechazaba le decía lárgate —Nana, no me molestes — o algo por el estilo.

Pasaron los años y claro terminó su carrera, era ya un galante egresado, ni siquiera usaba lentes, joven y apuesto con toda una vida por delante y ese mismo día ocurrió lo inesperado la Nana fue a la escuela donde se graduaba ; ella con un chalecito raído por los años, viejo, pero no sucio, estaba parada al fondo del recinto en el quicio de la puerta viendo cómo se titulaba el niño, ahora joven a quien cuidó toda su vida.

No habría pasado a más si el graduado no se hubiera fijado en la puerta del recinto y vió a la viejecita empezó a estallarle la ira internamente, no la podía contener y le iba creciendo mas y más, le estaba turbando bastante inclusive le daban ganas de no recibir el título e ir a reclamarle el porqué se había presentado.

Y olvidó momentáneamente lo que él consideraba una afrenta, una humillación, se estaba titulando con altos honores.

Disfrutó de la fiesta final, bailó con sus compañeras aunque no con mucho agrado pues le carcomía el alma lo ocurrido aquella mañana y alguien debía de pagarlo.

Cuando llegó a su casa era ya de madrugada y viendo a la Nana dormida no la quiso despertar ; para guardar más coraje y poderle reclamar al otro día.

Llegó la hora del almuerzo y la Nana le despertó con suavidad diciéndole —Hijo ya está la pancita de res calientita, supongo que traes una cruda muy fuerte, se ve que bebiste en abundancia anda levántate y desayuna —.

Y le respondió — Mire hoy mismo me largo de esta casa ya basta tener que aguantarle durante años todas sus zalamerías, siempre huyendo de usted—Usted no es mi madre continuó a grito abierto no vuelvo a tragar nada de lo que Usted me dé — Ya estoy cansado no entiende?

— Nunca quise su ayuda de chico no pude decirle nada, hoy soy grande quiero que simplemente haga un liacho de mi ropa, quiero salir hoy mismo de aquí; tengo ya un trabajo a partir de mañana en una empresa así que ni se moleste no la necesito más y no vaya a empezar con lloriqueos, no voy a a soportar ninguna de sus manipulaciones —

La Nana se quedó estupefacta, rodaron dos lágrimas por sus mejillas y dijo — Es tiempo que marches pero antes debes saber algo que pasó cuando eras niño después de saberlo si quieres te vas estás en la entera libertad —.

— Conocí a tu madre cuando me acerqué a vivir con ustedes, tu padre ya había muerto y eras un pequeño cuando ocurrió un incendio cuando iba llegando a tu casa del mandado que me había encargado tu madre; que trabajaba mucho por ti y sin pensarlo porque ella no estaba, me lance sobre las llamas, en el camino empapé una cobija con agua para poder rescatarte y lo hice simplemente por eso tengo tan terribles marcas en la cara y la tengo deformada así como mis brazos —.

— Te doy asco siempre ha sido lo mismo, traté de darte el cariño de madre porque estabas sólo en el mundo —

— Si nunca la aceptaré y deje de contarme más, total si lo hizo no es mi problema y no cargaré de ello nada en mi conciencia, parece cruel pero no puedo soportar la repulsión que me causa su cara —

— Me daba vergüenza que mis amigos la vieran acercándoseme ¿ ya terminó de juntarme la ropa? — Me largo, si me largo. Asintió.

Abatida la Nana espetó — Bueno simplemente recibe mi bendición —

— No la quiero — rezongó — Bueno adiós hijo mío — No es mi madre — Si lo soy y te saqué de entre las llamas siempre te causé repudio y ahora que lo sabes vete, ya no puedo recibir más injurias de mi propio hijo.

Continuó el maestro : —Vergüenza siente todavía el hijo de haber despreciado así a su madre y soy yo mis nuevos alumnos. Mi nombre Carlos García Becerril empezaré con la clase de Inglés — Empezamos con la familia más importante del Inglés el Verbo To Be — —

“I am, You are, He is, It is, She is, We are, You are, They are” . —

Jamás, nadie que yo recuerde en la generación que nos dió clase a varios gupos, ningún alumno reprobó en su clase, siempre guardamos profundo respeto.

Chava Pseudónimo Sadday © 2001

No comments yet.

Leave a Comment