Facebook Twitter RSS Reset

Mexicanos malditos

Mexicanos malditos
*Feminicidios, pederastas en escuelas, secuestradores liberados, niños asesinos

*¿A dónde vamos como sociedad?

Tal vez los mexicanos sufrimos una maldición. Tal vez…

Tal vez los mexicanos merecemos el país que tenemos: un mosaico de corrupción, violencia, impunidad, abusos de poder, indolencia, incompetencia, horrores…tal vez…

Tal vez los mexicanos padecemos a los hijos que engendramos y toleramos, y que hoy se limpian los dientes con nuestros huesos…tal vez…

Lo grave, es que ni siquiera los malos gobernantes (y ex) como Peña Nieto, Mancera, Eruviel, Salinas, Duarte, Moreira, Montiel, y demás, son nuestros principales problemas. Cierto: son gran parte de los lastres de hoy, a quienes hemos elevado y endiosado:

Un Presidente arropado por la corrupción.

Un Jefe de Gobierno de la CdMx incompetente.

Un Gobernador mexiquense que se gasta presupuesto para auto premiarse, autoelogiarse y autopromocionarse.

Un ex Presidente que ejerce de titiritero en Los Pinos – tiene a su sobrina como Canciller, a su ex vocero como subsecretario de Educación, a su agente de Relaciones Públicas como subsecretario en la SRE y a su concuño en Pemex- y que, entre delirios y rencores, se ha erigido en sombra funesta rumbo al 2018.

Sí, son parte de nuestros problemas. Muy graves problemas. Miembros selectos de la fauna política más nociva en nuestros días, aquellos que del poder hacen negocio personal, que ven a la política como el templo del abuso, el enriquecimiento y la impunidad, y que giran sobre un mismo eje: esto sólo dura seis años y chin chin el que deje algo.

Mexicanos malditos.

*****

Es hora de reflejarnos en el espejo de nuestra realidad:

Vemos, horrorizados, que en lo que va del 2016 se han cometido en México…¡398 feminicidios!, de acuerdo al conteo valiente y documentado que la comunicadora Frida Guerrera nos ofrece semanalmente en mis espacios radiofónicos dominicales por Reporte 98.5 FM (2 a 4 y 7 a 8 PM), y a través de su blog que lleva su mismo nombre. Son los horrores de nuestros días.

Vemos, horrorizados, el caso #Matatena – ya existen pruebas de abusos sexuales y sicológicos en contra de cuatro menores de entre 3 y 5 años de edad en el Colegio Montessori Matatena de calle Augusto Rodin 398, colonia Extremadura Insurgentes, ciudad de México, por si usted quiere llevar allí a sus pequeños a educarse -, infierno de los deseos retorcidos de un presunto pederasta que también tiene nombre: Leopoldo Rafael Duarte, alias “Rafa”, esposo de la dueña del plantel, Patricia Guitian. Los detalles – monstruosos, indignantes-, han sido investigados y detonados, de manera puntual, por la reportera Yohali Reséndiz en su blog periodismoatodaprueba.blogspot.com. Son los horrores de nuestros días.

Vemos, horrorizados, agraviados, cómo una banda de secuestradores en Michoacán fue liberada porque jueces del Poder Judicial local consideraron que la Policía no puede rescatar a la víctima antes de presentar al secuestrador ante el Ministerio Público y con el Juez de Control. ¡Una barbaridad! “Cabe señalar que tres de los secuestradores fueron detenidos en flagrancia al cobrar el rescate, y sin que mediara tortura, intimidación o coacción”, denunció y expuso el caso Isabel Miranda de Wallace, presidenta de “Alto al Secuestro”. Secuestradores liberados mientras usted camina por las calles. Son los horrores de nuestros días.

Vemos, horrorizados, cómo un niño de 13 años de edad, y dos adolescentes de 16 y 17 años, asesinaron a puñaladas y machetazos a una madre de 39 años y a su hija de 14, para robarles 20 mil pesos y “…según declaró el líder del grupo, querían comprar armas y formar su banda de sicarios”. Este episodio de maldad humana ocurrió muy cerca de todos: en Iztapalapa. Nada qué agregar.

Son los horrores de nuestros días.

Mexicanos malditos.

*****

Es hora de que nos veamos al espejo y viajemos hacia nuestro interior, reflexionemos, nos analicemos, busquemos dónde hemos fallado – todos- y naufraguemos entre los mares de nuestra propia ruindad. Repasemos nuestros caminos y veamos hacia dónde vamos.

¿Qué tienen en el corazón los feminicidas?

¿Qué tiene “Rafa” en el corazón, en la mente, en la entraña?

¿Qué tienen en el corazón, en su conciencia y humanidad, los jueces que liberan a secuestradores probados y sin duda culpables?

¿Qué tienen en el corazón los menores que mataron a madre e hija en Iztapalapa?

¿Qué tenemos, todos, en el corazón?

¿Hacia dónde estamos llevando a México?

Son nuestros malos gobernantes. Sí. A esos criticarlos, exhibirlos y jamás olvidar que hundieron al país en un mar de corrupción, desesperanza e impunidad.

Pero también somos todos nosotros. Con nuestra pasividad. Con nuestra complicidad. Con nuestro desdén. Con nuestra maldad.

Mexicanos malditos.

No comments yet.

Leave a Comment