Facebook Twitter RSS Reset

Messi: ”Me falta una foto con una copa en la selección”

Messi: ''Me falta una foto con una copa en la selección''



Messi tiene la idea fija: “De una vez por todas me gustaría conseguir algo con Argentina”, dice. A días de cumplir 28 y a horas de su partido 100, se ilusiona: “Espero que vengan con un título…”.

Verlo de cerca a Messi permite comprobar que las imágenes de la televisión no mienten. Pese a ser siempre flaco, su cara está un tanto más fina después de esos tres kilos y medio que perdió con su dieta renovadora. Escucharlo a centímetros también aporta otra sensación que hay a la distancia: en sus palabras se nota la madurez de los 27 años que serán 28 el miércoles que viene. Y en su mirada, y en su discurso, se nota que realmente cree que tiene que ser su Copa América, la de la Selección. Leo se hartó de irse con los ojos vidriosos con la camiseta de Argentina… “Me gustaría conseguir algo con la Selección de una vez por todas”, repite en La Serena. Pero sus palabras no son las de un futbolista resignado, que quiere una cosa y sabe que no podrá, sino de alguien que pretende rebelarse al pasado. Que sintió como un puñal ver la Copa del Mundo a pocos metros y que se la llevaran los alemanes. Esa foto fue un premio para quien la sacó, no para él.

“Yo daría todo lo que se pueda por ser campeón en Chile. Estamos acá para para por fin conseguirlo. Este grupo se lo merece por todo lo que viene peleando. Hicimos un gran Mundial muchos de los que estamos acá. Más los que se sumaron nuevos, que están con las mismas o más ganas que el resto… Y en lo personal, creo que me lo merezco porque ya pasé varias Copas, un par de Mundiales… Me tocó perder dos finales, en la Copa América del 2007 y el año pasado en Brasil… Me gustaría conseguir algo con la Selección”.

-¿Sentís que es la foto que te falta, una levantando un trofeo con la Mayor? Porque tenés teniendo en tus manos copas de todos los colores con el Barcelona.

-Sí, la verdad que sí. Me encantaría tener esa foto con la Selección. Le daría tranquilidad a la Selección. Y al país, también, para enfrentar las Eliminatorias que se vienen.

-Una imagen que vas a tener ya, en el partido con Jamaica, es la de tu partido número 100 en la Selección.

-Me pone muy feliz poder llegar a una marca así. Ojalá lo pueda festejar con otro triunfo y, como te decía recién, de una vez por todas levantar una Copa. A lo largo de los 100 partidos me tocó vivir experiencias muy lindas, inolvidables. También me tocó vivir situaciones que me sirvieron para crecer como jugador, pero lamentablemente sin ganar. Por eso espero que los 100 partidos en la Selección vengan de la mano de un título.

-Tal vez te pueda ayudar a conseguirlo tu amigo Agüero, que está afilado. El gol a Uruguay es de 9, atacando al espacio de cabeza en el área.

-Lo veo muy bien al Kun y haciendo golazos. El grupo está afilado, el que está adentro y el que está afuera. Somos un grupo muy unido y que sabe lo que vino a buscar a Chile. Y ojalá se nos dé. Con tranquilidad, pasito a pasito, pero sabemos cuál es el objetivo. Messi es súper competitivo. Pese a que quienes no lo conocen piensan que a veces le da todo lo mismo, desde chico lo obsesiona ganar. Sería una especie de resultadista con buenas formas. En el Barcelona se acostumbró así: a jugar a un nivel descomunal para ganar también de una forma fuera de lo común. Allá, justamente, se llevó la Champions League. Y eso lo empujó a llegar acá “mejor que en el Mundial”. Una motivación y, a su vez, una presión para que esta aventura termine el 4 de julio con vuelta olímpica en Santiago. Va a pelear por eso. Se crucen uruguayos, colombianos o brasileños en el camino…

“Con Uruguay, en un momento tuvimos que defender el 1-0 como fuera. Por eso yo también entré en la lucha, en la fricción que propusieron. Veníamos de un empate que no se podía repetir. Eso no podía volver a pasar”, habla y otra vez dice, que es lo más importante, en su rol de líder futbolístico de esta generación obsesionada con una corona. Ellos saben que son Messi, Agüero, Tevez, Di María; pero hoy quieren ser los Batistuta, Caniggia, Leo Rodríguez, Simeone de hace 24 años…

-¿En el último partido sentiste el roce del fútbol sudamericano? Pasás a uno, a dos y el tercero te levanta por el aire.

-Sí, pero no es la primera vez, eh. Jugué muchos partidos en Sudamérica, ya sea por Eliminatorias o Copa América, y sé que estos partidos son duros. Pero nosotros también supimos jugar así.

-En el primer tiempo retrocediste mucho en el campo y en el segundo pudiste jugar más en tu zona de la cancha.

-Se hacía difícil porque no había espacios para hacer el juego que nosotros pretendíamos. Pero no renunciamos a eso y el gol llegó de la manera que pretendíamos. Como lo buscamos todos los partidos y lo vamos a seguir haciendo.

-¿Hubo mucha autocrítica interna después del 2 a 2 del debut?

-Sí, era necesaria. Pero sin volvernos locos, simplemente sabiendo lo que se hizo bien y lo que se hizo mal. Siempre hay cosas por mejorar, también ahora que ganamos.

-Con Uruguay era necesario ganar por el humor, ¿pero también para respaldar la idea?

-Por todo un poco. Por necesidad, por respaldar la idea… Sabíamos que teníamos que ganar para intentar el objetivo, que es salir primeros en el grupo. No queríamos empezar a hacer cuentas. Por eso digo que ganar era importante por muchas cosas…

LA SERENA (ENVIADO).

No comments yet.

Leave a Comment