Facebook Twitter RSS Reset

Messi fue figura

Messi fue figura

Messi fue figura y se descargó contra los hinchas por una agresión

Messi fue figura

En Mestalla, Barcelona le ganó 3-2 a Valencia, con dos tantos del argentino, el segundo de penal y sobre la hora. En el festejo, cayó una botella desde la tribuna que le pegó a Neymar y Leo estalló.

Tuvo todo lo que tienen los partidos atrayentes. Goles y resultados cambiantes, pero también faltas, fallos arbitrales y lesiones. Y otra vez a Lionel Messi como protagonista principal del Barcelona, con un gol agónico, de penal, que selló el 3-2 ante Valencia en el Mestalla. El argentino, además, había sido autor de la apertura del marcador, que llegó con polémica por el offside de Luis Suárez, quien intervino en la jugada al obstaculizar la visión del arquero. La mala noticia de la tarde, en cambio, fue la lesión de Andrés Iniesta.

Pero ahí no queda todo. Porque el gol del final mostró otra faceta Messi. El festejo del Barsa, que así ascendía a la punta con una unidad más que Real Madrid y Atlético de Madrid que juegan este domingo (al igual que Sevilla), no pudo ser completo. Cuando los jugadores celebraban el 3-2 de frente a la hinchada local, una botella de plástico impactó en Neymar y generó la reacción inmediata de Messi, que estalló con insultos ante la gente por la agresión.

Los insultos fueron elocuentes y con el pitazo final, la bronca se trasladó a la cancha, donde Enzo Pérez fue a cruzar a Neymar. Afortunadamente, los equipos se fueron a los vestuarios rapidamente y la situación no empeoró.

Así se terminaba otra función en la que el 10 fue figura, con sus goles y ahora también con sus actitudes.

Messi fue figura
En un gran primer tiempo, el equipo catalán logró hacerle frente a un juego luchado y áspero, que le costó una víctima ya que Andrés Iniesta se retiró lesionado a los 15 minutos. Apenas 10 minutos estuvo en cancha el capitán del Barsa hasta que disputó una pelota con Enzo Pérez. La pierna derecha del español quedó atrapada entre las del argentino y su rodilla fue la que más sufrió. El Cerebro se quedó tirado en el piso y su gesto de dolor fue desesperante. Entonces, Luis Enrique dispuso el ingreso de Rakitic, no sin antes protestarle al árbitro porque en esa jugada Enzo Pérez no recibió ni amarilla.

Pero Barsa supo reponerse de eso. A los 22, Messi se metió dentro del área, recibió de Rakitic y sacó un zurdazo que trazó la misma línea que ocupaba Luis Suárez, quien se encontraba en posición adelantada. Aunque el uruguayo saltó y no tocó la pelota, interfirió en la visión del arquero Diego Alves, que no pudo detener el tiro del argentino. Pese a los reclamos, Undiano Mallenco no cambió su fallo, convalidó el gol y amonestó al arquero. El árbitro pudo haberse apoyado en uno de los casi cien cambios en el reglamento que introdujo la FIFA en junio y que habla de un “juego activo” de aquel que está en offside.

Messi fue figura
La bronca del Mestalla con el árbitro se agigantó después, cuando a los 31 minutos todo el estadio pidió penal. Fue cuando Umtiti tocó ligeramente con su brazo a Rodrigo dentro del área, lo que provocó la caída del delantero. Mallenco dijo que el hombre con el dorsal 19 se había tirado y dejó seguir el juego. A los 41, otra vez la tribuna estalló contra él porque Busquets -que ya estaba amonestado por agarrar de la camiseta a un rival- no vio la roja por la misma acción.

Messi fue figura

No comments yet.

Leave a Comment