Facebook Twitter RSS Reset

Merece la pena trabajar con dos monitores?

Merece la pena trabajar con dos monitores?

¿Es mejor usar dos monitores o uno grande? ¿Resulta práctico uno panorámico? ¿Qué ventajas o desventajas puedo encontrar? ¿Qué necesito? ¿Para qué usos está recomendada cada solución? Estas son algunas de las preguntas que uno se hace a la hora de configurar su setup o espacio de trabajo u ocio.

A lo largo de los años he probado numerosas configuraciones, tanto multimonitor como con uno sólo. Todas son interesantes aunque, según el momento o uso, unas pueden ser más adecuadas que otras.

Trabajar con múltiples monitores: pros y contras

Merece la pena trabajar con dos monitores?

Todo en esta vida tiene sus pros y contras, no hay nada perfecto por lo que no hay solución universal. Cada uno debe buscar la que más práctica y útil le resulte a la hora de trabajar o simplemente disfrutar de sus ratos de ocio.

Usar dos o más monitores tiene sus pros y contras, pero dependerá del usuario sacarle el máximo partido
Merece la pena trabajar con dos monitores?

Cuando trabajas con configuraciones multimonitor encuentras pros y contras.

Sólo considero recomendable el uso de un único monitor si ofrece resolución 1440p o superior. Si no es así me adapto pero se termina acusando la falta de espacio de trabajo. De todos modos, a la hora de usar varios monitores hay también que tener en cuenta aspectos como ese de la resolución pero también tamaño y relación de aspecto. Pero veamos ventajas y desventajas de trabajar con dos monitores o más.

La primera ventaja es que nuestra productividad se beneficia. Cuando hacemos uso de varios monitores el espacio de trabajo disponible crece y, por tanto, nuestra productividad aumenta. Podemos tener más información visible, usar de forma cómoda varias aplicaciones, etc. Hay diferentes estudios sobre ello aunque para sacar tus propias conclusiones tendrás que probar.

Merece la pena trabajar con dos monitores?

La segunda ventaja es que podremos disfrutar de contenido de ocio y a la vez tener visibles nuestras redes sociales o webs que estemos visitando. Sí, es un poco multitarea e igual algo no lo hacemos o disfrutamos igual pero tener un vídeo a pantalla completa y en la otra pantalla nuestras apps es genial. O bien consultar webs mientras charlas con tus amigos o compartes en redes sociales.

Desarrolladores, diseñadores, editores de vídeo e incluso jugadores, todos pueden beneficiarse de configuraciones multimonitor

El problema es que, como dije, el uso de varios monitores también tiene desventajas. La primera y más importante es que se convierte en un riesgo potencial al permitirnos tener más distracciones a la vista.

Cuando estamos escribiendo un texto o realizando algún trabajo como retoque de imagen, edición de música o vídeo etc. puede que no sea bueno tener esas posibles distracciones a la vista. Imagina , estás redactando un artículo y con el rabillo del ojo ya estás viendo nuevos mensajes en Twitter, chat de Facebook…

Por supuesto las distracciones son el menor de los problemas pues las notificaciones de Windows, Mac o nuestro smartphone o tablet ya se encargan de interrumpir nuestra concentración y hacer mella en la productividad si no cuidamos cómo y cuándo se mostrarán.

Merece la pena trabajar con dos monitores?

Los principales problemas de la configuración multimonitor son el espacio necesario en la mesa, conexiones disponibles y la potencia gráfica que ha de tener nuestro equipo para gestionar más píxeles. Esto último es clave, tanto para elegir monitores como disfrutar de una experiencia óptima. Porque gestionar una pantalla 4K UHD requiere más potencia gráfica que dos FullHD

Gestionar una pantalla 4K UHD requiere más potencia gráfica que dos FullHD

Además de las resoluciones HDPi capaces de soportar el sistema también importa. Porque a veces, trabajar con la resolución nativa de un panel no es nada cómodo. Si no probad a usar un iMac 5K a resolución nativa. La interfaz es tan pequeña que es molesto usar el sistema. Por tanto, Windows u OS X nos ofrecen otras resoluciones HDPi como la de 2560×1440 o 3200×1800.

Merece la pena trabajar con dos monitores?

Tipos de monitor, el primer paso