Facebook Twitter RSS Reset

Me recibi de abogado y te lo cuento

Me recibi de abogado y te lo cuento

Me recibí gracias a ella!

Me recibi de abogado y te lo cuento



Ahora te cuento mi historia [
[/size]

Me recibí en 2009, obtuve mi matrícula en 2010, o sea que hace 1 año y piquito que ejerzo. Les cuento que, de mi grupo de amigos de la facu, soy LA ÚNICA que se dedica a ejercer. El resto está acomodado en diferentes reparticiones de la administración pública y el poder judicial.

¿Y qué me pasaba? Hace unos meses atrás (mayo, junio) entré en una crisis existencial. ¿¿¿¿¿Cómo podía ser que yo, abogada recibida, esté ganando unos míseros OCHOCIENTOS PESOS???? Sí, como leyeron: ochocientos pesos. Cuando mis amigos estaban ganando, como mínimo, $3.500.

Entonces hice click, y dejé de estar quejándome: salí a buscar trabajo. Fui a un par de entrevistas, hasta que llegué a un estudio donde me dijeron que diga mi pretensión económica. Entre dudas y miedo de que no me acepten, puse “$ 2500 – $ 3000”. Sí, es poco, pero tampoco tenía LA experiencia. Hacía 2 años estaba trabajando en un estudio jurídico en el que sólo hacían juicios ejecutivos.

Y bueno, al final terminé trabajando por la mañana en el estudio del que mencioné la entrevista, que hacen de todo, y por la tarde sigo en el estudio en el que estaba, haciendo ejecutivos.

Puse mi aviso en internet, hice mis tarjetas que reparto en cada ocasión que tenga, y tengo varios casos ya.

Mis consejos ahora, en los que me encuentro en “otra” etapa (estoy recién empezando, pero no recién recibida) son:

– Conseguí trabajo en un estudio jurídico, aunque sea ad honorem. Es necesario tener esos conocimientos prácticos que no nos dan en la facu y que por vos mismo es muy difícil que obtengas. Los abogados de más años tienen mucho que enseñarnos, sé como una esponja: absorbé todos los conocimientos.

– Date a conocer por donde puedas (repartí tarjetas, volantes -es raro acá en Posadas, pero los he visto y la gente los guarda!!-, aviso en diarios, revistas, internet, etc.).

– Sé honesto con tus clientes, explicales el proceso como si tuviesen 10 años e INTENTÁ que lo entiendan (muchas veces te topás con un cabeza dura que, bueno, no podés hacer mucho tampoco). ¿Por qué te digo esto? El cliente se va satisfecho porque su abogado le dice “toda la verdad”.

– Mantené al tanto a tus clientes hasta de las providencias simples. La mayoría no entiende nada, pero si le mandás un msj de texo diciéndoles que el juez dijo tal cosa, van a ver que su expte se está moviendo y que algo estás haciendo.

– Recordá la importancia del boca a boca. La mitad de mis clientes fueron recomendados por otros clientes. Por eso, si ponés en práctica lo que te dije anteriormente (honestidad, contacto) la gente va a hablar bien de vos, aunque todavía no le hayas resuelto su caso. ¿Por qué? Porque el cliente necesita contención, que lo entiendas, que le expliques y que no le mientas (sí valen las mentiritas piadosas jeje).

Bueno, espero que les sirva de algo lo que les dije. Y un último consejo: NO BAJEN LOS BRAZOS. Cuesta, cuesta mucho, pero es cuestión de darle para adelante, dejar de quejarnos y ponernos a actuar.

Saludos!!

Resumen taringero level 5 : Siganme gracias !

No comments yet.

Leave a Comment