Facebook Twitter RSS Reset

Mauricio Macri con la cámara apagada

Mauricio Macri fue atrapado in fraganti por una cámara encendida de la cual no se percató el jefe de Gobierno. Allí. cuenta algunas irregularidades de la campaña de su compañero de partido, Francisco de Narváez, y de paso también se burla de las críticas de Pino Solanas sobre los prostíbulos que aún funcionan en la ciudad con total complicidad de la policía y la ciudad. A lo que hace referencia al principio es al límite autoorizado para el gasto de campaña, fijado en $1,50 por cada elector del distrito. En el caso de De Narváez, el límite para la provincia de Buenos Aires para las elecciones legislativas de 2009 es de $15.525.587, que fueron ampliamente excedidos por el candidato del PRO. Vía Theverve.