Facebook Twitter RSS Reset

¡Mas Claro Imposible!

Las claves de la crisis venezolana explicado en imágenes y en dólares

Los problemas de Venezuela son evidentes en muchos frentes. Aunque los datos económicos oficiales son un misterio, la inflación de Venezuela, extraoficialmente, se estima en 200% anual, la más alta del mundo.

Uno de los países que está sufriendo más que cualquier otro, de acuerdo con un artículo de Foreign Affairs es Venezuela. El empeoramiento de las crisis económicas y políticas amenaza la estabilidad del país con una de las mayores reservas de petróleo en el mundo.

¡Mas Claro Imposible!

Antes de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, está tomando medidas enérgicas contra figuras de la oposición y ha decidido emprender contiendas con los vecinos Guyana y Colombia.

Señala el artículo que todo ello evidencia el nerviosismo del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ante la posibilidad perder su mayoría en la Asamblea Nacional por primera vez desde que Hugo Chávez llegó al poder en 1999, con la oposición más unida que en campañas anteriores. Pero cualquiera que sea el resultado de las elecciones, la estabilidad política no vendrá a Venezuela en un futuro previsible.

Los problemas de Venezuela son evidentes en muchos frentes. Aunque los datos económicos oficiales son un misterio, la inflación de Venezuela, extraoficialmente, se estima en 200% anual, la más alta del mundo. Además, el valor de la moneda nacional es una espiral descendente.

El Fondo Monetario Internacional espera ahora que la economía se contraiga un diez por ciento este año. Los productos básicos son escasos, lo que obliga a los venezolanos a pasar horas en largas filas para conseguir leche o papel higiénico. El saqueo se ha vuelto común, así como los militares custodiando los supermercados. Las tasas de crimen se han elevado con la presencia de bandas bien armadas que controlan vastas extensiones del país: Caracas tiene ahora una de las tasas de homicidio más altas del mundo.

De acuerdo con la publicación, Maduro parece paralizado por los problemas del país. Sus intentos de poner la economía en orden y apartar el crimen han sido equivocados y estériles. La ineptitud es, sin embargo, sólo parte del problema.

Michael Shifter, en su texto para Foreign Affairs, expone que Maduro es el producto de una estructura gubernamental impuesta por el expresidente Hugo Chávez que se basa en la regla de un solo líder. Chávez tomó todas las decisiones claves para ello y, además, poseía las habilidades políticas y el carisma del que carece de Maduro.

El precio del petróleo se elevó de menos de 10 dólares por barril a más de 140 durante su gobierno, pero ahora se ha reducido drásticamente.El resultado es desorden, indecisión, y la improvisación, combinado con una desesperada búsqueda de chivos expiatorios nacionales e internacionales.

Aliados

En el ámbito internacional, los acontecimientos recientes han debilitado aún más la posición de Maduro. Con el precio del petróleo en baja por tiempo indefinido, la era de la influencia regional de Venezuela, que alcanzó su apogeo con Chávez, ha terminado. Hoy en día, una asociación con el chavismo se ha convertido en un lastre político para los partidos de izquierda en toda América Latina.

Por otra parte, el acercamiento entre Washington y La Habana ha sido desconcertante para Maduro. La alianza entre Venezuela y Cuba, y en especial entre Chávez y el expresidente cubano Fidel Castro, había sido una característica clave del panorama geopolítico de la región.

Al igual que las provocaciones del régimen en las fronteras de Venezuela, la represión de Maduro a figuras de la oposición parece ser un intento de distraer la atención de los problemas económicos incansables de la nación.

Según el portal web, las tácticas recientes del régimen de Maduro buscarían la unificación de los chavistas incondicionales, la profundización de las divisiones dentro de la oposición, y la difusión del miedo y la desesperanza de los electores. No hay evidencia, sin embargo, de que estos movimientos estén produciendo los efectos deseados.

Una asociación con el chavismo se ha convertido en un lastre político para los partidos de izquierda en toda América Latina.

Según la firma Datanálisis y otras encuestadoras, Maduro tiene buenas razones para preocuparse. Su índice de aprobación personal se ha reducido a 22%, y casi tres cuartas partes de los venezolanos piensan que el gobierno ha actuado mal.

A la oposición, en cambio, las encuestas dan más de 20 puntos porcentuales por encima del Gobierno. Si las elecciones son limpias y estos números persisten hasta diciembre, la oposición debería ganar fácilmente el control de la Asamblea.

Es difícil predecir lo que sucederá en Venezuela en los próximos meses. En el escenario más optimista, la votación del 6 de diciembre no va a remediar los problemas que padece el país, pero puede ofrecer una visión de esperanza en medio de la crisis más grave que ha azotado al país caribeño en muchos años.

Crisis económica en imágenes¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!¡Mas Claro Imposible!

No comments yet.

Leave a Comment