Facebook Twitter RSS Reset

Manual de “resistencia” K dedicado a la micromilitancia

manual de “resistencia” K dedicado a lamicromilitancia

Un insólito manual kirchnerista titulado “Técnicas de resistencia activa-micromilitancia” apareció en las redes sociales y en cuestión de minutos se convirtió en un fenómenos viral, a pesar de las dudas sobre su veracidad.

Sin firma de ninguna agrupación K, el folleto de tono panfletario afirma que su objetivo es “ofrecer información veraz a los ciudadanos para despertar conciencia sobre los procesos sociales que se viven y las decisiones gubernamentales que afectan a toda la sociedad” y “ofrecer datos orientados a establecer CAUSAS y CONSECUENCIAS de los procesos sociales que estamos viviendo”.

Está, dice, destinado a “ciudadanos comunes (principalmente desconocidos)” y se difunde en un contexto en el que, denuncian, el “nuevo gobierno argentino de corte neoliberal” posee un “blindaje de medios de información hegemónicos”.

El documento fue subido a la web por una usuaria identificada como Lilian Basto el 9 de enero pasado y publicado por primera vez en Twitter ayer, martes 12 de enero, a las 11:43 de la mañana por @paulinocarlita74, una cuenta dedicada esxclusivamente a la militancia política kirchnerista, que difunde videos, fotos y consignas de los diferentes dirigentes del Frente para la Victoria.

Clarín intentó comunicarse con el usuario que subió el manual de “Técnicas de resistencia activa-micromilitancia” a la web a través de un correo electrónico, pero no respondió la consulta.

Manual de

El manual “micromilitante” plantea una serie de 10 acciones para resistir al macrismo en el poder, que al leerlas resultan por lo menos insólitas y abarcan espacios virtuales y reales.

1. “Compartir en las redes sociales utilizadas habitualmente información veraz y chequeada”. Piden elegir noticias simples, directas y de fuentes confiables. No flyers groseros ni ofensivos o de tono burlón que menosprecien a los que piensen distintos. “No agregar interpelaciones al lector”, es un consejo.

2. “Participar de foros de diarios de amplia tirada y (de)formadores de opinión (Clarín, La Nación, La voz, Infobae, etc.) y en otros espacios de intercambio virtuales”. El manual plantea la necesidad de invadir los comentarios de los diarios online con perfiles verdaderos o falsos, creados solo para eso. Aclaración: “La idea es dedicarle unos minutos al día de esta práctica, sin que sea necesario perder mucho tiempo”.

3. Tener siempre a mano carteles con datos, información fiable, causas y consecuencias y también salir a pegarlos en la calle (postes o paradas de colectivo). El manual del buen micromilitante pide estar preparado “con papeles” ante una eventual discusión sobre el modelo. “Un par de fotocopias con información que creamos importante, redactada de manera simple y concisa (datos numéricos, cuadros, “Antes/Ahora”Manual de . No debe tener membrete ni lemas, simplemente la información”, dice.

4. Comprar Página/12 al menos una vez por semana. El folleto afirma que es un “modo de apoyar de manera concreta este proyecto editorial opositor”. Pero eso no es todo, recomiendan no guardarlo sino cederlo. “Luego de leído, liberar la publicación en algún lugar público (bar, parada de colectivos, etc.)”.

5. “Intervenir diarios y otros materiales en los bares”. Para resistir -sobre todo a la hora de leer diarios- plantean que una lapicera o lápiz puede ser útil. “Se puede escribir en los márgenes de los diarios de los bares a los que vayamos. También se pueden escribir mensajes en las servilletas, o dejar impresiones con información. Lemas simples, preguntas, información breve (no insultos o apelativos despectivos)”.

6. TV en lugares públicos. La directiva en este punto es clara: “En todos los espacios públicos a los que vayamos y estén sintonizando canales oficialistas, pedir respetuosamente que cambien de canal, o bien preguntar por qué está puesto ese canal. Si no nos prestan atención, pararse e irse. Siempre de manera amable y respetuosa. En lugares como hospitales públicos u oficinas de atención al público, pedir de hablar con encargados. Si no deseamos ir al choque, pedir simplemente si se puede poner un canal de música. Si nos dicen que

tiene que haber un canal informativo, solicitar que sintonicen Crónica TV (suena neutro)”.

7. No ir a comercios donde se expresan abiertamente en contra del modelo nacional y popular o del kirchnerismo. El manual dice que ya sean los dueños u otros compradores los que critiquen en voz alta al anterior Gobierno es necesario “dirigirse respetuosamente a los dueños planteándoles que si el local no admite consumidores con ideología adversa sería bueno que colocaran un cartel en la puerta aclarándolo” y así no pasar “momentos incómodos y ofensivos”.

8. Establecer listados de comercios y prestadores de servicios afines a nuestra ideología. La micromilitancia implica la necesidad de que “apoyarnos entre compañeros”, identificando locales afines al pensamiento kirchnerista para “además de evitar los malos tratos y comentarios ofensivos que podemos llegar a recibir por parte de comerciantes”. Proponen chequear el sitio de Facebook, las páginas “Mano de obra K” para más detalles.

9. Boicots y otras propuestas comunitarias (como apagones). El manual señala que el dinero es una herramienta de protesta “que tiene mucho más valor que otras

manifestaciones”, por lo que recomiendan, entre otras cosas, darse de baja en Cablevisión y Fibertel, ambos servicios prestados por empresas del Grupo Clarín, a los que califican como “monopolicos”.

10. Mini actings concientizadores. Este punto plantea meter a la ficción en la batalla de la resistencia, con pequeños actos teatrales en lugares públicos. comos bares, salas de espera, supermercados, paradas de colectivos o inclusive caminando por la calle, etc. “Se pueden fingir llamadas telefónicas y darles el contenido que deseamos transmitir o establecer diálogos antagónicos ficticios (simular que uno de las dos personas no está de acuerdo con nosotros, esto nos permitirá desarrollar argumentos, responder preguntas, etc.)”. Es más, ponen un ejemplo que tuvo lugar en Carrefour.

“De campaña en el Carrefour…

Fuimos con mi hijo, mirabamos los precios en las góndolas y cuándo había alguien cerca, yo decía:

“…¡Cómo aumentó ésto!!!…”

El respondía:…”¡ Jódete….Te dije que no lo votes !!…”

Más de uno bajó la cabeza.”

El manual se cierra con el siguiente mensaje: “Como pueden ver, hay muchas acciones que podemos realizar para permanecer activos en nuestra resistencia. Es un error perder tiempo y energía en largas horas frente al monitor, consumiendo noticias deprimentes. En lugar de eso, optimicemos nuestro tiempo, encaucemos nuestra energía y ACTUEMOS”.

No comments yet.

Leave a Comment