Facebook Twitter RSS Reset

Mafia argentina: desde Bulgheroni hasta Lanata

Mafia argentina: desde Bulgheroni hasta Lanata

Un “arrepentido” de JP Morgan en Nueva York reveló cómo empresarios argentinos sacan dólares del país. En la lista de

sospechosos figuran Bulgheroni, Mindlin, Blaquier, Costantini, Bemberg, Cartellone y Ernestina Noble. Jorge Lanata.

Cuando Diego Slupsky, secretario del Juzgado Federal N° 12, entró a las oficinas del JP Morgan en el piso 22 de Madero 900,

una mezcla de pánico y sorpresa dominó la escena. Slupsky dijo que se trataba de un allanamiento por orden judicial, y. eso

borró de inmediato la sonrisa profesional de todos los empleados.

Hernán Arbizu, el argentino, estaba dispuesto a hablar. Media hora más tarde, en la sala de reuniones, discutían un plan de

contingencia que recién dieron a conocer el lunes 16 en un cable de La agencia Reuters: “JP Morgan Securities presentó una

demanda contra un ex ejecutivo argentino que administraba más de 200 millones de dólares en activos de clientes ricos con

negocios en la Argentina y Chile […]. La demanda señala que Arbizu robó información confidencial y solicitó al tribunal del

distrito de Nueva York que impida al acusado difundirla”.

Esta no es la historia de un testigo, sino la de un protagonista; sus detalles revelan una extensa lista de argentinos

investigados hoy por lavado de dinero, él los ayudó a hacerlo.

Así definió Arbizu su trabajo ante el juez: “Administración de activos líquidos (inversiones), creación de estructuras de

administración de riqueza con fines hereditarios, ayudar a clientes para crear estructuras con las que ocultar la verdadera

titularidad de los activos (esto se debe a que en muchos casos los activos no son declarados en los países donde viven los

clientes), y préstamos en la Argentina usando como garantía activos no declarados depositados en el exterior”. Arbizu pasaba

tres semanas en la Argentina y una en Nueva York. Trabajaba, claro, en la oficina de Catalinas allanada. Su objetivo para 2008

-bajo fuerte presión- era aumentar su cartera, que ya era de 500 millones de dólares, en 150 millones más.

La declaración del arrepentido ante el juez Torres no puede ser más clara: se titula “Mi error”. En ella Arbizu se declara

culpable de haber hecho transferencias no autorizadas y falsificar una firma, lo que terminó perjudicando a un cliente

argentino: Natalio Garber, el ex dueño de Musimundo.

Arbizu, quien se considera “un arrepentido del mundo de las finanzas”, relató en su declaración las dos maniobras

principales hechas por el JP Morgan:

-Buscan captar nuevos fondos, sobre todo los provenientes de la venta de empresas, y una vez afuera esos fondos evaden

obligaciones tributarias.

-Suelen actuar “en complicidad” con las AFJP: cuando una empresa efectíia una oferta piiblica a través del banco, las

administradoras de AFJP compran la emisión primaria o secundaria, aunque no sea un buen negocio. Cerrada la operación,

los fondos son sacados del país por el cliente y administrados por el banco en Suiza o Estados Unidos.

La mayoría de sus clientes superan los 20 millones de dólares en depósitos, y a la hora de armar los “prospects” (potenciales

clientes) la discusión sobre el dinero de la corrupción es un tema recurrente: ¿a partir de qué generación el dinero comienza a

ser genuino? Si el abuelo fue narco, ¿el nieto puede ser cliente? En una de las reuniones de ejecutivos, por ejemplo, fue

rechazada “por un problema de carácter” la empresa Electroingeniería, con sede en Córdoba y muy cercana al kirchnerismo.

También se negaron a manejar dinero del banquero Ezquenazi.

AQUÍ ESTÁN, ÉSTOS SON. De la lista entregada por Arbizu a la Justicia aquí se reproduce sólo una parte, ya que son más de

veinte carillas. Muchas de las cuentas tienen nombres de fantasía y son “empresas” radicadas en el exterior, la mayoría sin

ninguna actividad comercial: son todas las terminadas en “Inc.”, “Corp.”, “Ltd.”.

Éstas son cuentas de empresas del sector energético controladas por Marcelo Mindlin, dueño de Edesur y socio en la

transportadora de energía eléctrica Transener.

LA MAFIA ELSZTAIN CONTRIBUYÓ A PROVOCAR LA CRISIS DEL 2001

El lunes 18 de noviembre del 2002 a las 10 de la noche por la señal de cable P+E, en el programa El Destape, conducido por

Roberto Navarro, se dio a conocer el listado completo dé los empresarios y banqueros que fugaron miles de millones de

dólares al exterior durante el 2001, provocando la crisis financiera, que terminó en el corralito, el default y la devaluación.

“En total, son 1500 privilegiados que fugaron 3000 millones de dólares durante el 2001. Para colmo, muclios de ellos giraron el capital sin

declararlo al fisco. La AFIP está cruzando la información suministrada por 58 bancos sobre la fuga de divisas que terminó provocando la

crisis financiera. Sobre un muestreo de 420 personas que giraron 500 millones de dólares al exterior, 200 no habían declarado la

transferencia o luibían presentado declaraciones impositivas por importes menores a los girados. Los casos denunciados por irregularidades

suman 350 millones de dólares, el 70 por ciento del monto total del muestreo.

Página 12 accedió, en exclusiva, al listado completo que incluye empresarios que hicieron lobby para conseguir la pesificación de sus

pasivos, aduciendo que no tenían los dólares para pagar; otros que aún siguen pidiendo un seguro de cambio para sus deudas en el exterior;

deudores morosos del fisco y del sistema financiero y banqueros que, mientras fiígaban su dinero, porque sabían que se venía la noclie,

seguían tomando plazos fijos a los que finalmente quedaron atrapados. También fugaron su capital fiíncionarios del gobierno de De la Rúa,

economistas y periodistas defensores de Cavallo y ricos y famosos.

. Los banqueros del poder obtuvieron enormes utilidades en los noventa. Terminada la fiesta, algunos vendieron sus entidades, otros aún

están viendo como estabilizan la nave. Pero todos se llevaron sus fortunas personales. Tuvieron como aliado al ex ministro Domingo

Cavallo, que los esperó hasta que sacaran sus dólares. Durante el 2001 sefiígaron 18 mil millones de dólares. Cavallo recién frenó la salida

cuando adentro sólo quedaban los depósitos de los pequeños aliorristas. Otros dueños de la Argentina que no están incluidos. Es así porque

muclios bancos se negaron a entregar la información y porque, se sospecha, algunos de los que la dieron omitieron nombres. De todas

maneras, con los que figuran alcanza para comprobar que no es cierto lo que dicen el ministro de Economía y los más encumbrados

economistas liberales en cuanto a que la devaluación empobreció a todos.

Los que se la llevaron, en muchos casos sin siquiera pagar impuestos, multiplicaron su poder de compra local. Con la divulgación de este

listado el Estado ahora puede revisar la pesificación de los créditos de estgas personas; el fisco, reclamar deudas impositivas; los bancos,

intimar morosos, y la ciudadanía saber quiénes apuestan al país y quiénes ganan su dinero en Argentina, pero tienen el corazón mirando al

norte.

Algunos evasores:

Javier Madanes Quintanilla 25 millones de dólares; Familia Acevedo (Acindar) 36 millones de dólares; Familia Fravega, 30 millones de

dólares; Familia Paladini, 11 millones de dólares; jorge Blanco Villegas, 10 millones de dólares; Luis Pérez Companc, 6 millones de dólares;

Carlos Spadone, 5 millones de dólares; Eduardo Elsztain, 4 millones de dólares; Federico Zorroaquin, 4 millones de dólares; Awada

Daniel, 3,5 millones de dólares; Péculo Alfredo, 3,5 millones de dólares; Familia Minetti, 3,4 millones de dólares; Amalia Fortabat, 2,7

millones de dólares; Bagó Juan Carlos, 2 millones de dólares; Familia Ganda, 1,7 millones de dólares; Familia Born, 1 millón de dólares;

Santiago Soldati, 800 mil dólares; Carlos Bulgheroni, 500 mil dólares; Familia Ángulo, 65 millones de dólares; Marín Ruete Aguirre, 1,6

millón de dólares; Ricardo Handley, 1,7 millón de dólares; Familia Roberts, 2,8 millones de dólares; Luis Otero Monsegur, 2,5 millones de

dólares; Familia Escasany, 6,3 millones de dólares”.

No comments yet.

Leave a Comment