Facebook Twitter RSS Reset

Madre e hijo se casan porque “el sexo es alucinante”

Madre e hijo se casan porque “el sexo es alucinante”

Una pirata se reencontró con su hijo que había dado en adopción hace 32 años y desde hace 2 son pareja. Él estaba casado y se separó para formalizar con su madre biológica. “Esto no es incesto, somos como gotas de agua que están destinadas a estar juntas”, se justificó la mujer.

Madre e hijo se casan porque

Kim West, una inglesa de 51 años, se comprometió con su hijo biológico Ben Ford, de 32, luego de mantener una relación amorosa con él durante dos años.

“Nuestra vida sexual es maravillosa”, comentan. Fue Kim la primera que vio en su hijo a una posible pareja, y según dice, tenía sueños eróticos con él. Por su parte, Ben rompió el compromiso que tenía con otra mujer, pues no podía dejar de pensar en ella.

Este tipo de parejas denominadas GSA (Genetic Sexual Atraction, según las siglas en inglés) acepta que la mayoría de la gente los juzgue y están dispuestos a luchar por su relación, ya que argumentan que su atracción se debe a la genética.

La historia se remonta a cuando Kim, que nació en Londres (Inglaterra), quedó embarazada a los 19 años, mientras estudiaba en California (Estados Unidos), pero como no tenía medios económicos, decidió que no podía criar a Ben y lo entregó en adopción.

Cuando Ben encontró una nueva familia en Estados Unidos, ella regresó a Inglaterra. En los siguientes años Kim tuvo varias relaciones, pero nunca se llegó a enamorar. Hasta que a finales de 2013 recibió una carta de su hijo, que buscaba conocer a sus padres biológicos. Y ahí su vida cambió para siempre.

Pero en vez de verse el uno al otro como madre e hijo, sucedió lo imposible: los dos se enamoraron y desde entonces buscan tener un hijo juntos.

La pareja afirma haber sentido atracción sexual “desde el minuto 1”. Y el primer beso fue acompañado con una botella de champagne en un hotel, justo antes del sexo. Tres días después de haber tenido relaciones sexuales por primera vez, Ford le dijo a su esposa que ya no la quería y que se iría a vivir con su madre biológica.

“Cada vez que tenía relaciones sexuales con mi esposa, me imaginaba que era mi madre, sino no hubiese podido excitarme”, llegó a decir Ford al diario The New Day.

Los “amantes imposibles”, tal como los llaman los medios ingleses, viven juntos en Michigan desde hace dos años y dicen tener una conexión sexual “alucinante” y que sueñan con tener un hijo.

West, que trabaja como un diseñadora de interiores, dijo a la mencionada publicación que: “Esto no es incesto, es Atracción Sexual Genética (GSA, por sus siglas en inglés). Somos como dos gotas de agua y estamos destinados a estar juntos”.

“Cuando conocí a mi madre no la pude ver así. La percibí como un ser sexual. Voy a terapia y mi psicólogo sabe todo y valida mis sentimientos. También estamos intentando adoptar un niño o probar con un embarazo subrogado”, explica Ben.

Por la tanto además, planean casarse. Por ultimo, el hombre confesó que “sé que todo el mundo piensa que esto es repugnante, que deberíamos aprender a controlar nuestras emociones, pero cuando el amor golpea tan fuerte, lo único que piensas es en renunciar a todo y luchar por ello”.

No comments yet.

Leave a Comment