Facebook Twitter RSS Reset

Lucir una blanca sonrisa es fácil; sigue estos consejos

Lucir una blanca sonrisa es fácil; sigue estos consejosGIF

Lucir una blanca sonrisa es fácil; sigue estos consejos

Lucir una blanca sonrisa es fácil; sigue estos consejos

Lucir una blanca sonrisa es fácil; sigue estos consejos

En la actualidad, están de moda los tratamientos odontológicos para dejar los dientes bien blancos y relucientes. Sin embargo, se realizan con productos invasivos que terminan dañando el recubrimiento de las piezas dentales, y es irreversible.

No tienes que llegar a esos extremos, si estás buscando unos dientes blancos no dudes en probar los siguientes productos naturales:

1.- Cáscara de naranja

Frota durante 45 segundos los dientes con el interior de una cáscara de naranja, la parte blanca entre la corteza y los gajos, llamada mesocarpio y que contiene sustancia para dejar tus dientes más blancos. Cepilla media hora después.

2.- Pasta de fresa

Realiza una pasta de fresa y bicarbonato de sodio. Las primeras actúan como una agente blanqueador natural. Sólo hay que aplastar la fruta y mezclar con el otro ingrediente. Aplica en los dientes y dejar 20 minutos, luego enjuagar. Esperar 30 minutos más y cepillarse como de costumbre. No abusar de su uso (en lo posible una vez por semana o semana de por medio).

3.- Come papaya y manzana

Comer a diario una rodaja de papaya o también una manzana. Estas frutas sirven para fortalecer las encías y a la vez dejar los dientes blancos.

4.- Ceniza

Untar un poco de ceniza de madera en el cepillo de dientes y lavar como siempre. Enjuagar con agua tibia y luego cepillar con el dentífrico habitual.

Haz polvo de carbón y colócalo en el cepillo de dientes, frota todas las piezas dentales. Si bien es cierto que puede ser una sensación extraña (como en el caso de la ceniza de madera), muchos aseguran que es el mejor remedio para blanquear los dientes.

5.- Agua oxigenada

Mezcla dos cucharadas de agua oxigenada con una de agua. Moja un poco de algodón y frota suavemente sobre los dientes manchados. Enjuaga con mucha agua.

6.- Cáscara de plátano

Frota durante dos minutos tus dientes con el interior de una cáscara de plátano. Puedes realizar este procedimiento las veces que quieras cada día. Tiene ácido salicílico que ejerce un excelente poder blanqueador en el esmalte.

7.- Levadura de cerveza

Mezcla media taza de levadura de cerveza y dos cucharaditas de sal hasta formar una pasta. Cepilla tus dientes con ella.

Realiza una pasta homogénea con 1 cucharada de levadura de cerveza, 2 cucharaditas de sal y un poco de agua. Cepilla con esta preparación como si fuera el dentífrico.

8.- Bicarbonato de sodio

Todos coinciden en que no hay mejor tratamiento que el del bicarbonato de sodio. Se trata de una alternativa más que ecológica y saludable para tus dientes, sino que también dejarás de usar dentífrico, si esa es tu preferencia.

Sólo tienes que verter ¼ cucharada de bicarbonato en una taza y humedecer el cepillo de dientes con agua del grifo. Sumérgelo en el bicarbonato para que se vaya pegando y cepilla como si fuera cualquier dentífrico. Si colocas mucha cantidad, puede tener un efecto salado o ácido en tu boca, pero no te preocupes, se irá apenas te enjuagues bien con agua.

No obstante, recuerda que esto debes de realizarlo muy pocas veces en el mes, ya que su uso excesivo puede dañar el esmalte dental. Recuerda, todo con la correcta cantidad y con un cuidado en su aplicación. Se recomienda hacerlo entre 1 semana de por medio, para luego aumentarlo hasta una vez al mes, nada más.

Lucir una blanca sonrisa es fácil; sigue estos consejosGIF

No comments yet.

Leave a Comment