Facebook Twitter RSS Reset

Los trasplantes de heces: un curioso avance para la medicina

Los trasplantes de heces: un curioso avance para la medicinaGIF

Los trasplantes de heces: un curioso avance para la medicina

En los tiempos que corren y con todos los grandes avances que está atravesando la ciencia, podemos hablar de un sinfín de tipos de trasplantes que, hace solo unos años, hubiesen parecido de ciencia ficción. Cada vez nos parecen algo más corriente, pero si nos hablan de trasplantes de heces, además de poner una mueca de asco, podríamos pensar que nos están gastando una broma. Pero nada más lejos de la realidad. Hace tiempo que se empezó a hablar de estos trasplantes, en la actualidad son un hecho que, además, cada vez parece tener más utilidades.

¿Qué es el microbioma?

Los trasplantes de heces: un curioso avance para la medicina

el microbioma, también conocido como flora bacteriana, hace referencia al conjunto de bacterias que viven en nuestro intestino y que se encargan de ayudarnos a digerir algunas sustancias. Su presencia es indispensable para un correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo y, por eso, su deterioro puede dar lugar a un gran número de enfermedades.

Trasplantes de heces para solucionar problemas digestivos

Los científicos llevan años mejorando las técnicas consistentes en trasplantar a personas afectadas por enfermedades digestivas, como la enfermedad de Crohn o el síndrome de colon irritable, las heces de personas sanas; que, por lo tanto, contendrán la flora bacteriana necesaria para repoblar el intestino, que contenía un microbioma deteriorado.

Este tipo de prácticas, principalmente se empezaron a llevar a cabo para tratar a personas infectadas por la bacteria Clostridium difficile. Ésta, se encuentra presente en el intestino de un 10% de la población, sin llegar a causar ningún tipo de problema normalmente, gracias al equilibrio que mantienen con las bacterias de nuestra flora. Sin embargo, a veces, situaciones extraordinarias como el tratamiento prolongado con antibióticos, rompen este equilibrio, dando lugar a una infección de la bacteria, que deriva en problemas digestivos para el paciente. Esto podría tratarse con una nueva ronda de antibióticos; pero, en ocasiones, la bacteria se hace resistente, por lo que es necesario recurrir a otro tipo de tratamiento. Se ha comprobado que los trasplantes fecales, inmediatamente, restablecen el microbioma de la persona afectada, volviendo a mantener a raya a C. difficile y haciendo remitir los síntomas.

¿Cómo es el trasplante?

Los trasplantes de heces: un curioso avance para la medicina

Seguramente, te estas preguntando cómo se introduce un material tan sumamente poco higiénico, como las heces, en el interior de una persona sana. Lógicamente, esto no es algo que se haga directamente, sino que tiene que seguir un proceso muy concreto. En primer lugar, no todo el mundo puede donar sus heces. Los pocos bancos de heces existentes en Estados Unidos, admiten sólo un 3% de los posibles donantes, después de someterlos a una encuesta muy exhaustiva, sobre toma de antibióticos, tatuajes recientes, viajes a zonas endémicas, etc. Una vez seleccionados los donantes, se les hace un análisis de sangre y, si todo está correcto, ya pueden depositar sus heces. Finalizada esta parte, la muestra se filtra, separando la fracción sólida de la líquida. Esta última, es la que contiene las bacterias y, por lo tanto, será la que se congele, para su posterior uso.

El trasplante suele realizarse a través de una colonoscopia convencional, con el paciente sedado. El colonoscopio avanza por el colon y, a medida que se retira, las heces se van depositando en él. Antes del procedimiento, el paciente debe haber tomado una serie de laxantes que harán que la zona esté limpia para poder desarrollarlo todo correctamente.

Como ves, el semen ya no es la única sustancia peculiar que puedes donar y, aunque pueda parecer un poco escatológico, una acto tan simple puede mejorar la calidad de vida de muchas personas. Es más, incluso se está empezando a ver su posible uso en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. ¿Quién dijo que las heces son una sustancia de desecho?

No comments yet.

Leave a Comment