Facebook Twitter RSS Reset

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato


Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

En épocas en las que abundan los alimentos para mascotas cada vez más “personalizados” (los hay para animales obesos, para diabéticos, para alérgicos, etc.), llegar al veterinario con un perro o un gato indigestado a causa de algo que su propio dueño le dio es, al menos, un descuido de parte del responsable del animal.

“Los principales impulsores de la palatabilidad (cualidad de un alimento de ser grato al paladar) en los gatos son las proteínas y las grasas; la humedad es importante también”, precisó la nutricionista veterinaria Sally Perea, del sector de cuidado de mascotas de P&G en Ohio.

Algunos “alimentos de humanos” son seguros para los gatos en pequeñas cantidades, pero muchos otros son definitivamente peligrosos, destacó la especialista, quien elaboró una lista con los siete alimentos prohibidos en la dieta de un gato.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

1- Pescados sin procesar

“El sushi es generalmente seguro para la gente, pero puede causar molestias gastrointestinales en gatos. El pescado crudo posee tiaminasa (una enzima) que podría romper una vitamina B esencial llamada tiamina. La deficiencia de tiamina puede causar problemas neurológicos e incluso conducir a convulsiones”.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato
alimentos para gatos

2- Cebollas

Los gatos son considerados dos veces más susceptibles que los perros a los componentes tóxicos que se encuentran en la cebolla y que pueden dañar los glóbulos rojos de la sangre, incluso si un gatito sólo consume una pequeña cantidad. No importa si la cebolla esté cocida, cruda o en polvo; los gatos no metabolizan estos compuestos.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato
Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

3- Huevos crudos

Los gatos se benefician de las proteínas, pero los huevos crudos pueden exponerlos a la salmonela y otros parásitos que podrían conducir a una inflamación del páncreas, llamada pancreatitis. Siempre será más seguro ofrecer al gato huevos cocidos, pero sólo en ocasiones, y en pequeñas cantidades.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato
Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

4- Huesos

Los huesos pueden astillarse y causar que un gato se ahogue, así como bloquear el tracto intestinal, y posiblemente incluso perforar los intestinos. Nunca se le debe dar huesos a un gato. Asimismo, tampoco se les dará todo aquello que sea tan duro como sus dientes, ya que puede causar fracturas dentales.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

alimentos para gatos

5- Recortes de grasa

Alimentar a sus felinos con recortes de grasa podría dar lugar a malestar gastrointestinal e incluso pancreatitis.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato
Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

6- Bebidas con cafeína

Algunos gatos pueden verse atraídos por lamer café, té o refresco, pero el exceso de consumo de cafeína puede causar un aumento de la frecuencia cardíaca y la agitación en su gatito.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato
Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

7- Leche

En general, el tracto digestivo de un gato se vuelve un tanto intolerante a la lactosa, una vez que el animal llega a la edad adulta, causando diarrea y otros problemas estomacales.

Los siete alimentos que jamás debería comer un gato
Los siete alimentos que jamás debería comer un gato

No comments yet.

Leave a Comment