Facebook Twitter RSS Reset

Los perturbadores Cuentos De Hanzel

Los perturbadores Cuentos De Hanzel
 

    

      La vista de un ser de otro planeta, yace viendo el cuerpo desnudo de una mujer, este proveniente de saturno, buscando a la mujer perfecta a quedado impactado con la belleza de esta mujer, su cuerpo ardido en llamas de placer pero su cara tiene una moribunda e insatisfecha cara de odio, un hombre esta profanando la, con su extraño miembro viril, ella corre en lagrimas las penumbra silenciosa de su dolor inconsciente, sus lagrimas húmedas llenas de sufrimiento, son tan resaltan tes de la asquerosa postal llena de herejia. pero los sentimientos son tan legítimos como un perro, todo llevado al extremo de la situación, este hombre saturnico decide hacerla feliz , pero como es tradición en lo Gühl, antes de ser esposas primero debe haber un laso, lo cual no se hizo esperar, esa misma noche.

La habitación aterciopelada de color morado, era como la lujuria encarnada en una habitación, esta se alojaba en la gran casa de Madame Wherströng, esta mujer de treinta y cinco años, pelirroja natural y ojos verdes como su hija. En una de las calles más transitadas de Hersierville, Residía la famosa casa de los gemidos, al cual todos los hombres despechados y faltos del calor de una mujer acudían, a despilfarrar todo su dinero en adulterio. La iglesia Del Sr Cooper sospechaba sobre estas atrocidades herejías que ocurrían dentro de estas Paredes, pero Fraulien, la Sra. Wherströng, actuó con eficaz rapidez este dilema eclesiástico, en una noche lúgubre pudo observar cómo, violaba a un monaguillo en el podio sagrado de la iglesia el pueblo, esta no obstante sabiendo su escabroso secreto lo utilizo para manipular al famoso inquisidor.

Una de sus mujeres de la noche llamada Vitória Selénica, estaba inundada en la escabrosa y pestilente aura de ese lugar, no trabaja obligada dando placer a los hombres,,está comenzó a trabajar como prostituta a los trece años, sin el consentimiento dé su madre, de echo ella no tenía idea su padre le mintió a su madre diciéndole que había ido con su tío a la ciudad de salomon la zona mas adinerada de Hersierville en busca de trabajo, pero en dicha ciudad no había más que gente rica, y egoísta. Esta confiada siguió su rumbo con la vida olvidando por completo a su hija, pero esta no olvidaba la calida cara de su madre que luego de un tiempo no seria mas que la escalera de una niña, cada vez que podía iba al mercado o al jardín de su casa a observarla un poco, de todas formas jamás la reconocería, ya que el Dr. Richtard hizo un excelente trabajo, sustituyéndole en rostro por el de una mujer llamada Eusebia Fleur.lo cual era tan contraproducente, ya que el hombre saturnico se enamoro de una mujer muerta, en ella solo se podia observar plasmado los idelaes de un mundo perfecto, lleno de narcisismo, totalitario, que solo cometia semajansa segun el poder adquisitivo de una persona, vitoria no era una mujer bella, Frauile al ver esta deshonrra, concedio al Dr richtard practicar una clase de sexo extraño llamado en ese tiempo Snuff con una de sus mujeres Amanda Leteknova, su vida era una desrgracia y murio en desgracia. fraulien al tener todo arreglado , El Dr richtard profano el sarcofago de las familias de salomon, quitandole el rostro de una pobre mujer recian muerta.

El oscuro cabello de vitoria, rozaba las blancas sabanas, de la pequeña cama, abrió sus ojos mirando el techo cubierto de humedad, tomo un vestido de seda bordo con encaje negro, recogió su pelo, mientras
observaba con lágrimas en sus ojos el reflejo de su maquillada cara falsa, voltio mirando hacia la ventana, observo la luna llena y amarilla, que se relejaba en las pupilas de sus ojos, soplo la vela y la oscuridad se apodero de la habitación, aunque ella habitaba en ese lugar hace años, siguió observando la lúgubre penumbra y disfrutaba de la oscura atmósfera creada, Una chillona campana suena dentro de su habitación , aturdiéndola y dejándola huérfana de su oscura vista. Ése agonizante ruido significa que tenía un cliente que preguntaba por sus servicios. Seco sus lágrimas y retoco su maquillaje, luego abrió la puerta, volteo observando el tocador, en el residía una especia de carta. Cerró la puerta con llave y se dirijo al vestíbulo.

Mientras caminaba por el pasillo, cubierto por una alfombra roja, sus zapatos color marrón resaltaban de esta, en las puerta abiertas se podía ver las actividades adulterinas que ocurrían , música de Vitrola, y mujeres con enaguas sueltas , todo era como un gran festival de matices purpurina y colores muy refinados.

Esta llego al vestíbulo, con su cara moribunda, desconsolada, llena odio y frustración, Un hombre con sombrero y capa negra la esperaba para otorgarle sus servicios, este con un perfil muy bajo, y sonrisa malévola, le sonrió perturbador amente mientras se levantaba del sofá color rojo.

Este hombre extraño y cita-dino oriundo de la Ciudad de Kolnestër Al sur Hersierville, prefería el cuarto morado de matices aterciopelados, Vitoria lo llevo hacia el mismo mientras se bajaba las medias, color piel.

La luna iluminaba las habitación, casi dejándola opaca, las velas estaban pagadas, el aterciopelado casi se notaba, Vitoria entro en la habitación y la recibió como una vieja amiga, El Hombre cerró la puerta con llave, el chillido dela cerradura asusto a vitoria, voltio para observar al hombre, este levantando la mirada y dejando ver sus ojos sin pupilas, sus labios estaban ausentes, no tenía cejas. Pero estas extrañas cualidades causaban una gran hermosura en este hombre, puso su sombrero en la mesa pequeña a un costado de la puerta, su túnica larga y oscura con botones hasta el cuello y ceñidos bien, comenzó a des prenderla, pero sus ojos eran negro como el fondo de un aljibe, mientras se desabrochaba la gran túnica, vitoria no podía moverse estaba petrificada, esta encontraba muy atractivo a este extraño hombre, sus pelo castaño claro y un cuerpo lampiño y hermoso por excelencia con el cuerpo marcada tríceps y deltoides muy bien formados era una obra de arte griega, este comenzó a quitarse toda la túnica hasta dejar su cuerpo desnudo a la luz de la luna, sus glúteos redondos y perfectos resaltaban sobre todo su cuerpo, Este se acercó tumbo en la cama a vitoria rasgándole el vestido y dejando únicamente sus media bucaneras, sus cuerpos estaban compuestos por uno solo, la lujuria se hacía presenté y no deseaba irse, este extraño hombre que al parecer no hablaba, saco su gran lengua y comenzó a recorrer todo el hermoso cuerpo de vitoria , haciendo estremecer todo su cuerpo, hasta que llego a su triángulo, luego lo beso por varios minutos, luego volviendo a su cara comenzó a  besarle metiendo su lengua por la tráquea hasta el esófago, provocándole a esta ganas de vomitar, acto seguido la miro a los ojos y dijo:

_Te llevare conmigo, me perteneces.

_Has lo que quieras conmigo gran desconocido

El miembro erecto de este hombre llamado Samuel, penetro a vitoria durante horas, haciéndola gritar de placer, él cuerpo sudado de este causaba mucho placer en vitoria, luego de varias horas Samuel Planto su semilla en ella. Lo último que pudo observar, fue que sus ojos totalmente forrados de negro, se tornaron normales y tomaron un color azul mar. la cara de orgasmo de Samuel fue tan grandiosas que vitoria puedo llegar a enamorarse de él. Luego de eso se desmayó en la cama.

el alba acariciaba los parpados de vitoria, abrio sus ojos ,Está muy asustada se despertó, mientras tocaba sus labios sus brazos recordando lo sucedido con Samuel, lo que ella no sabía aún era que el destino le había jugado una mala pasada, fue como una treta del destino disfrazada de amor.

Rápidamente se dirijo hacían el ala en donde la Sra. Wherströng residía junto a su hija Collete, cuando llego ahí, entro por la puerta de cristal, y pudo observar que en la habitación de Collete, que era el sótano, el Inquisidor Hanzel Cooper estaba abrochándose el pantalón de cuero y la niña estaba en la punta de
la cama tomada de sus rodillas y el pelo rubio ocultaba su cara. Y en las sabana un gran charco de sangre.

Esta se alejó de la situación, y fue a buscar a la Sra. Wherströng pero no la encontró en sus casa , lo cual la remito a ir a buscarla al mercado, un lugar al cual lo llamaban El Panal, las frías calles de Hersierville, no había nadie al parecer estaban matando a un hereje en la plaza, vitoria se acercó de entre la muchedumbre, de lejos pudo observar un vestido rojo, y algo de madera, pero no lograba distinguirlo, el Dr. Richtard Estaba junto a Hanzel, y a Está pobre mujer, que era su madre la estaban matando de un martillazo en la cabeza. Sus rodillas cayeron al suelo soltando un llanto auxiliador, tan lamentable que todos en la plaza lo oyeron, Hanzel comenzó a decir unas palabras, lo cual llevo a pensar esta que este pueblo estaba tan contaminado por satán como el musgo del lago Ragstrioper. Su vestido marrón lleno de barro y su cara cubierta de lágrimas, eran como una postal suicida inevitable, luego de que el mentiroso y corrupto sr Cooper dejara de cometer falacias, la plaza quedo vacía y las llamas donde su madre ardía ocupaban toda la escena, esta con su moribunda cara de tristeza se acercó al gran fogón, y en un costado de las llamas un pedazo de madera que al parecer era la cara de su madre estaba intacto, este Formaba un ojo , una mejilla y una parte de los labios, Vitoria lo tomo y lo guardo bajo se vestido. Rápidamente se dirijo de nuevo a la casa de los gemidos, secándose las lágrimas, caminaba por las calles y no lograba ver a nadie, el pueblo estaba vacío, de repente una gran niebla blanca cubre todo el pueblo entrando por las montañas del norte, la visibilidad es nula, no se logra ver nada , vitoria llena de miedo, dirige su mirada para todos lados tratando de escapar de las niebla, cuando de pronto una mórbida y retorcida sinfonía totalmente desafinada suena muy fuerte esta se tapa los oídos y cae al suelo, cierra sus ojos.

Samuel salió dentro de la pálida niebla , con su túnica larga ceñida marcando sus músculos, su sombrero negro y esta vez con los ojos normales, azules como el mar, me tomo de la mano me levanto del sucio suelo, comenzó a besarme las mejillas y dijo:

_Nuestro hijo está dentro de tu vientre, he sido enviado para cumplir tu deseo, mi bella mujer.

_Acaso eres la muerte mi hermoso amante. Por qué mi mente solo anhela una sola cosa y es el frio beso de la muerte.

_No, me temo pero creme mi dulce pastel de fresas, que conmigo a tu lado nunca pensaras en ese mórbido sueño tuyo.

Luego de besarle apasionada mente, mientras las lágrimas de vitoria comenzaban entrar por donde salieron, estos desparecieron, y la niebla dejando Hersierville y todo volviendo a la normalidad en casi un segundo. Luego de eso Vitoria no fue vista de nuevo, no obstante Samuel y su colectividad hicieron un buen trabajo borrándola de las mentes, de los pueblerinos y ciudadanos de dicho pueblo, vitoria inmersa en la tristeza y el dolor, escribió una carta hace dos noches antes de que la luna amarilla apareciera costeando el marco de su ventana. Esta citaba palabras tales que logro enamorar a una alienígena proveniente del gran frio Saturno.

“Esta noche hablo con la humedad de mi techo, como todas las noches.

Mis lágrimas extensas como la el cielo estrellado, ya no forman parte

De mí, No quiero un amor terrenal, los humanos no saben amar

Son seres auto destructivos y vacíos de sentimientos, en sus mentes

Solo hay narcisismo, repugnancia y seres llenos de odio.

No Quiero pertenecer a los humanos, ni tampoco ser pare de ellos,

Tan solo quiero mudarme de planeta.”
V.Selénica 

La única pertenencia terrenal que Vitoria tenía era el pedazo de cara, que logró salvar de su madre, cuando la estaban incinerando. Su hijo Etréneo, niño cual fue concedido en la tierra junto con Samuel, que su nombre Real era XElfent Gülh, su único hijo y su esposa terrícola Vivían en Saturno, su casa echa de ladrillos amarillos, se alojaba en el valle DE Kúlgh, su hijo Etréneo jugaba con rocas telepática mente en las montañas rosadas. Mientras su esposa recogía kelegnias unas plantas moradas de Saturno. Para la cena de esa noche. Y sus esposo el sexi y masculino Samuel, mataba un Gfrent para comer, que era un jabalí pero azul y de seis toneladas. Así fue como una terrícola enamoro a un saturnico salvándose de la mierda humana, que hoy vivimos.



FIN



Los perturbadores Cuentos De Hanzel

No comments yet.

Leave a Comment