Facebook Twitter RSS Reset

Los libros impresos son mejores que los digitales,Encuesta!

Los libros impresos son mejores que los digitales,Encuesta!

En los últimos años acceder a los libros se ha vuelto más sencillo gracias a las tiendas virtuales que ofrecen ediciones digitales de clásicos y novedades para tablets, celulares o kindles, incluso es posible conseguir toneladas de libros en versión PDF y descargarlos de Internet.

Por esta razón se ha dicho que el futuro de los libros está en el formato digital y que los impresos están destinados a desaparecer, sin embargo, hay investigaciones que demuestran que los libros guardan una relación mucho más cercana con las personas, un sentimiento que va mucho más allá del gusto por el olor a libro viejo –o nuevo-.

Estas son nueve razones, basadas en nueve estudios, que muestran que los libros impresos tienen vida para rato:

1. Los jóvenes son más propensos a creer que hay información útil que sólo está disponible offline.

Mientras que el 62 % de los ciudadanos menores de 30 años se suscriben a esta creencia, solo el 53 % de esos ciudadanos está de acuerdo. Estos resultados provienen de un estudio publicado el año pasado por el Pew Research, en el que también encontraron que es probable que la llamada generación del milenio visite las bibliotecas.

2. Los estudiantes son más propensos a comprar los libros de texto físicos.

Un estudio publicado en el Washington Post muestra que el 87 % del gasto de libros de texto para el otoño 2014 estaba en los libros impresos. Esto podría deberse a la asignación de los profesores, sin embargo es una buena muestra de la tendencia que todavía existe por los libros impresos.

3. Los estudiantes optan por copias físicas de humanidades libros, incluso cuando las versiones digitales están disponibles de forma gratuita.

Mientras que los estudiantes de ciencias y matemáticas prefieren las versiones digitales de los libros, los estudiantes de humanidades prefieren las copias físicas. Un estudio realizado por la Universidad de Washington en 2013 muestra que el 25 % de los estudiantes de humanidades compró versiones físicas de libros electrónicos.

4. Los adolescentes prefieren libros impresos para uso personal, también.

No es un secreto que muchas sagas han llegado a las librerías del mundo en los últimos años, lo que ha creado grandes grupos de fanáticos alrededor de ellas, principalmente fanáticos adolescentes, lo que se ha convertido en un gran impulso para la industria editorial. Algunas cifras publicadas por Nielsen Bookscan soportan esta teoría.

5. Los estudiantes no se conectan emocionalmente con los textos en pantalla.

En 2012, The Guardian publicó un estudio en el que la mitad de una clase leyó una historia en digital y la otra mitad la misma historia en papel. Como resultado, los lectores del iPad no se apropiaron de la historia, y no fueron capaces de conectar con ella en un nivel emocional, mientras que los que leyeron en papel, disfrutaron de la lectura de una forma más profunda y recordaron más detalles de la lectura.

6. Se retiene menos la información presentada en los libros digitales.

En ocasiones, las ediciones digitales de los libros pueden tener muchas distracciones, lo que no ayuda a concentrarse completamente en la lectura y olvidar detalles. Un estudio publicado en USA Today habla sobre cómo esta tendencia está afectando algunas clases, lo que ha llevado a prohibir los ebooks en algunas clases para evitar distracciones.

7. Los padres prefieren leerle libros físicos juntos a sus hijos.

A la hora de leerle una historia o compartir tiempo alrededor de un libro con sus hijos, los padres prefieren hacerlo con libros físicos, aquí entra a jugar una vez más el tema afectivo con los libros impresos.

8. Los ebooks podrían influir en el sueño.

Los dispositivos para leer ebooks son emisores de luz, lo que podría afectar el sueño de un niño y hacerlo dormir menos de lo realmente necesita. Un estudio de Harvard demostró que los lectores de libros digitales se demoraban un promedio de diez minutos más para conciliar el sueño que los que leen libros físicos en su lugar.

9. Es difícil evitar la distracción con los libros digitales.

Mientras que con un libro físico solo se puede realizar una tarea, con un dispositivo digital se puede acceder a miles de aplicaciones mientras se lee. Esa es una de las razones por las que Naomi S. Baron, profesora de Lingüística y directora ejecutiva del Center for Teaching, Research & Learning, American University, cree que esto podría afectar a la buena comprensión de un texto.

ENCUESTA



link: http://file.flashobject.info/mac.swf?id=439428:1&lang=es

No comments yet.

Leave a Comment