Facebook Twitter RSS Reset

Los judios se sienten comodos en Alemania



Judíos de Alemania ya no se sienten extranjeros

Actualizado el 8 de noviembre de 2013 a: 12:00 a.m.

Berlín. AFP. La comunidad judía en Alemania ya no se sienta extranjera y es 15 veces más numerosa que al terminar la Segunda Guerra Mundial.

Esa es la situación a 75 años del pogrom nazi de la Noche de los Cristales Rotos cuando al menos 91 judíos fueron asesinados y 30.000 detenidos y deportados a campos de concentración por orden del régimen de Adolfo Hitler.

Hoy, se estima que hay unos 200.000 judíos en Alemania. Se trata de la tercera mayor comunidad de Europa (Rusia no incluida), detrás de Francia y Reino Unido.

“Después de la guerra, los pocos judíos que vivían en Alemania, en un país que aún estaba lleno de nazis, detestaban a los alemanes. Ese odio se lo transmitieron a sus hijos”, estima David Ranan, un descendiente de alemanes nacido en Israel, quien escribió un libro sobre los jóvenes judíos que viven actualmente en Alemania, que saldrá publicado a fines de este mes.

El fundador del periódico en lenguas inglesa y alemana Jewish Voice From Germany ( La Voz Judía de Alemania ), Rafael Seligmann, también describió esta situación: “Cuando llegué a Alemania de Israel en 1957, siendo niño, fue para mí algo dramático”.

Para Ranan, “hace solo 35 años, los judíos en Alemania consideraban que su patria era Israel”. En cambio, la tercera generación tras los campos de concentración ha crecido sin odio, agrega, quien entrevistó a unos 50 jóvenes alemanes judíos. “Se sienten distintos, pero no extranjeros”, explica.

Según Seligmann, hoy en día Alemania es un buen lugar para vivir para los judíos. El fundador de Jewish Voice From Germany fustiga al libro Allein unter Deutschen ( Solo entre alemanes ) de Tuvia Tenenbom, director del Teatro Judío de Nueva York, quien afirma que Alemania sigue siendo antisemita. “Es un idiota que quiere hacer hablar de él”, expresa Seligmann.

En 1933 vivían en Alemania (con fronteras distintas a las de hoy) unos 560.000 judíos y en 1950 solo quedaban 15.000.

Antes de la caída del Muro de Berlín , en 1989, Alemania tenía 30.000 judíos y la comunidad corría el riesgo de desaparecer.

Tras caer el Muro, Alemania abrió sus puertas a miles de judíos de la antigua Unión Soviética, otorgándoles la nacionalidad alemana. A comienzos de los años 1990 hubo más judíos que emigraron a Alemania que a Israel.

Acoger a los judíos rusos “también fue un modo que tuvo el Gobierno alemán de demostrar que por fin el país se había vuelto respetable”, recalca Ranan.

Se han abierto o reabierto muchas sinagogas, como lo demuestra la restauración en el 2007 de la de la Rykerstrasse, en Berlín.

No comments yet.

Leave a Comment