Facebook Twitter RSS Reset

Los infartos atacan a cualquier edad

Personas propensas a enojarse también lo son a enfermedades cardíacas

Los infartos atacan a cualquier edad

Los infartos atacan a cualquier edad

Los infartos atacan a cualquier edad

La falta de acceso a programas de prevención y controles médicos aumentan fallecimientos e incapacidad por causas cardíacas.

Los infartos atacan a cualquier edad

22 de agosto, 2013



Después de regalar tantas emociones durante toda la vida, el corazón también puede ser responsable del último susto. Los infartos al miocardio son la principal causa de muerte en Venezuela y el resto del mundo occidental.

El Anuario de Mortalidad más reciente elaborado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud corresponde a 2010. Según estas cifras, 20,99 % (29.078 personas) de los fallecimientos ocurridos en el país durante ese año fueron por causa de enfermedad cardíaca. La mayoría, 13,54 %, sufrió infarto agudo al miocardio.

Alexis Bello, cirujano cardiovascular del Hospital de Clínicas Caracas y director técnico de la Fundación Cardioamigos, explica que “lamentablemente”, el comportamiento de la sociedad contemporánea “ha introducido factores que aumentan fallecimientos e incapacidad” por causas cardíacas.

La sociedad actual es menos activa, fuma más, más obesa y ha descuidado el control de la tensión arterial y de los niveles de glucosa y lípidos en sangre. Todo esto se suma a factores de riesgo inmodificables como los genéticos o enfermedades que puedan dañar el corazón, como fiebre reumática o infecciones.

Esa gente nerviosa

Las personas que se enfurecen por cualquier cosa, aquellas a las que de repente otros les dicen “¡Cuidado, te va a dar un infarto!”, realmente podrían estar en riesgo de sufrirlo.

Son individuos con “personalidad tipo A”, descrita por el cardiólogo estadounidense Meyer Friedman. La estrecha relación de estas personas con infartos y enfermedades coronarias ha sido probada desde hace 50 años. Son ambiciosos, rígidamente organizados, impacientes, obsesivos con el trabajo y el tiempo, estresados y se alteran por cosas menores.

El caso Venezuela

Desde el punto de vista epidemiológico, “los venezolanos no nos comportamos diferente a la mayor parte de los países”, expresa Bello. Sin embargo, admite que algunos factores, “probablemente” estén agravando la incidencia de muertes e incapacidad “ya que los fallecimientos por enfermedades cardiovasculares están en relación directa con factores que existen en países como el nuestro”.

Explica que 80% de las muertes por esas enfermedades en el mundo, ocurren en poblaciones con pobreza y con bajos ingresos. “La población, en estas condiciones, consume más tabaco y recibe menos control y tratamiento. En países desarrollados, por ejemplo, se realizan unas mil intervenciones de corazón por millón de habitantes. En Venezuela, aunque no existen cifras confiables, probablemente no lleguen a 60. Por otra parte la población de escasos recursos, como la mayoría venezolana, carece de acceso a programas de prevención o rehabilitación cardiopulmonar”.

El cirujano cardiovascular lanza otra advertencia: la enfermedad coronaria no respeta sexo ni edad. Los infartos también afectan a personas jóvenes y aparentemente sanas.

Los infartos atacan a cualquier edad

Los infartos atacan a cualquier edad

No comments yet.

Leave a Comment