Facebook Twitter RSS Reset

“Los gustos sexuales de Matías Alé me traumaron”



La modelo y actriz pasó por el ciclo “Intrusos” de América y fue lapidaria contra su ex pareja. Habló de gustos sexuales y dejó entrever que ella no quiso hacerle cosas al galán que a él le gustaban mucho.






.

Nadie podía imaginar que Sabrina Ravelli iba a ir tan a fondo contra Matías Alé. Justamente, la profundidad es lo que generó un conflicto de pareja que hoy la bella morocha dejó salir a la luz en una entrevista realizada en el ciclo “Intrusos” que conduce Jorge Rial y que se emite por la pantalla de América.

En tren de seguir enterrando al morocho por su historia de amor con María del Mar (su actual pareja), Ravelli puso al descubierto una situación privada e íntima que revolucionó la pantalla del ciclo de espectáculos.

Sabrina comenzó su relato hablando de los secretos que esconde Alé. Primero hizo hincapié en una situación familiar que, a juzgar por lo que viene en los párrafos siguientes, es la nada misma. “Matías es muy falso. Un día me dijo que le diga a mi mamá que le deje de mandar mensajitos porque no podía responderle, que él estaba muy ocupado con la prensa. Yo hablé, traté de hacerlo quedar bien y cuando se la cruzó lo primero que le dijo es por qué había dejado de escribirle”, sostuvo Ravelli.

Sin embargo, lo más duro del relato vino después cuando Sabrina contó que tuvo que hacer terápia con el licenciado Gabriel Rolón para superar ciertos traumas. “Yo tuve que hacer terapia para superar algunos traumas. Los gustos sexuales de Matías me generaron un trauma del que pude salir haciendo terapia con Rolón”, detalló la morocha.

Y agregó: “Hay veces que vos le decís a una persona, por estos caminos yo no voy y no lo entiende. Él me decía que sí y a la semana estaba otra vez con eso”. A lo largo del ciclo se fue develando que lo que Matías le pedía a Sabrina no era algo que él quería hacerle a ella, según el relato de la morocha, Alé buscaba algo externo para sumar a la intimidad de la cama y las cuatro paredes. Sobre gustos, no hay nada escrito, che…

No comments yet.

Leave a Comment