Facebook Twitter RSS Reset

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II
Castillo de Niedzica en los años 70. En este castillo se habrían refugiado los últimos descendientes incas

En 1946, el polaco Andrejz Benesz descubrió en la iglesia de la Santa Cruz de Cracovia un testamento antiguo fechado el 21 de junio de 1797, que describe la adopción de un niño huérfano de un año llamado Antonio Inca Túpac Amaru, hijo de Umina de Berzeviczy. El padre adoptivo se llamaba Waclaw Benesz de Berzeviczy. Antonio Inca era nieto de Sebastián de Berzeviczy, un noble polaco, que había estado en el Virreinato del Perú, donde habría contraido enlace con una joven de ascendencia incaica. Umina, hija de Sebastián, se había casado, a su vez, con un familiar del caudillo Túpac Amaru II, cuyo nombre se desconoce.

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II

Viata aerea del castillo de Nietzica

De conformidad con la leyenda harto conocida en la zona, Antonio Inca nació en el castillo de Niedzica, ubicado en la frontera polaco-eslovaca, a 700 metros de altitud, al pie de la cordillera de los Cárpatos. dicha leyenda sostiene que después de la derrota de la sublevación del Cacique de Tungasuca, Sebastián, su hija Umina y el yerno huyeron del Perú, acompañados de algunos caudillos sublevados, llevando consigo una parte del fabuloso tesoro de los incas. Refugiados en Venecia, vivieron allí entre los años 1783 y 1797, en donde murió el yerno en circunstancias extrañas. Sebastián decide trasladarse al castillo de Niedzica, en aquel tiempo bajo la jurisdicción de Austria, y para ello alquila una sección del mismo entregando una parte del tesoro que traía de América.

Cuando Antonio Inca tenía un año de edad, muere apuñalada su madre Umina, siendo enterrada en una atalaya de la capilla del castillo en un féretro de plata.

Estando Antonio huérfano, su abuelo Sebastián lo entregó en adopción a su sobrino Waclaw Benesz de Berzeviczy, quien vivía en Krumlow, Moravia (hoy parte de República Checa), con el que suscribió el testamento delante de los caudillos que vinieron que él, denominados en ese documento como el “Consejo de Emisarios de los Incas”.

Más adelante, también moriría el abuelo Sebastián en medio de un combate con el conde Horvath. Waclaw llevó al pequeño Antonio Inca a Moravia y el año de 1798, en las actas parroquiales de Krumlow, lo inscribió como hijo suyo y Anna Benesz.

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II
Libro de Antonio Vergara Collazos

Posteriormente, Antonio -ya mayor- se casó con una polaca y tuvo cuatro hijos. Murió en 1877 y dejó documentos y recuerdos a su hijo Ernesto. Las generaciones posteriores conservaron las tradiciones de los lazos con el linaje real de los incas.

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II
Andrzej Benesz Berzevizy. Nótese la

nariz y los labios de características andinas.

En 1946, el nieto de Ernesto Benesz, Andrzej, conocedor de la tradición familiar, hurgó en los archivos de la iglesia de la Santa Cruz y encontró en un misal, el supuesto texto original del acta de adopción del pequeño Antonio Inca Túpac Amaru, su ilustre antepasado.

Dicho documento, en la actualidad, no ha sido hallado. solo existe una copia escrita en idioma polaco antiguo con algunas palabras en latín, con una certificación suscrita el 16 de marzo de 1946 por el párroco de la iglesia, Andrés Myulkuwicz.

LA MALDICIÓN DE TÚPAC AMARU

Como es bien sabido, la represión contra los rebeldes que acompañaron a Túpac Amaru en su sublevación fue cruenta. Las persecuciones y ejecuciones continuaron aún varios años después de la muerte del líder. A Túpac Amaru intentaron en vano descuartizarlo jalado por caballos, por lo que fue decapitado y desmembrado. su cabeza fue colocada en la plaza principal del Cuzco y sus brazos y piernas en las principales localidades cusqueñas como advertencia de lo que podría pasar a futuras rebeliones. Su esposa Micaela Bastidas fue decapitada y sus hijos asesinados. Solo el mayor sobrevivió y fue confinado a prisión en España. La princesa inca Umina, pariente de Túpac Amaru logró escapar gracias a Sebastián de Berzeviczy.

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II

Umina y sus descendientes fueron buscados por la corona española por años, pues querían eliminar de raíz el linaje de los incas para que no vuelva a surgir otra rebelión. Muchos años después, Umina y su esposo son asesinados en extrañas circunstancias, por lo que algunos creen fueron asesinados por emisarios de la corona española, tal como lo sugiere el documental de Discovery Channel emitido hace algunos años.

Sobre Andrzej Benesz Berzeviczy; este llegó a ser un político reconocido en Polonia durante los años 6. Fue Presidente del Partido Democrático y Vicepresidente del Parlamente Polaco. Resultó ser el más interesado en conocer sus raíces por lo que intentó averiguar sobre su antepasado de origen incaico. Se dice que descubrió un misterioso quipu escondido bajo la entrada del castillo de Niedzica, sacándolo en presencia de autoridades y arqueólogos polacos que verificaron su autenticidad. Benesz, cuando tenía programado un viaje al Perú para hacer más investigaciones sobre sus raíces incaicas, murió en un misterioso accidente de tránsito en febrero de 1976, cuando aún era Vicepresidente del Congreso

EL LIBRO Y EL DOCUMENTAL

En 1980 salió publicado el libro “Los Túpac Amaru en Europa” del periodista y escritor Antonio Vergara Collazos, donde daba cuenta de su viaje por Europa del Este, especialmente por Polonia, la entonces Checoslovaquia y Hungría, en busca de los descendientes de Túpac Amaru II, el más importante de los precursores de nuestra independencia y uno de los primeros de la independencia americana. Allí descubrió todo lo que se relata en la primera parte de este artículo. Su investigación lo llevó hasta el castillo de Niedzica, donde recibió más información sobre el tema. Todo un clásico. Recientemente, Discovery Channel hizo un documental tomado como referencia la investigación de Vergara Collazos que incluyo a continuación.

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II

Antonio Vergara Collazos frente al castillo de Nietzica, tal como aparece en la contratapa de su libro.

Resulta pues que la muerte de Andrzej Benesz no ha sido la única, de acuerdo con la cultura popular polaca, los investigadores que han estado cerca de dilucidar el misterio de este tesoro terminan muertos. Uno de los casos más recientes fue el del director del museo del castillo, un hombre obsesionado en encontrar el oro y que terminó ahogado enfrente del lago, a pesar de ser un nadador reconocido.

¿Cuál es la explicación de estos hechos? Pues, precisamente, “La maldición de la princesa Inca”. Esta leyenda afirma que la princesa Umina antes de morir llevó a cabo una maldición, por medio de la cual le cobraría con su vida a todo aquel que intentara usurpar este tesoro. Existen cientos de testimonios que aseguran haber visto el fantasma de Umina, conocida como Lla Dama de Blanco” en los alrededores del castillo, lo que ha convertido a esta edificación en un atractivo destino turístico, sin dejar de despertar el interés de arqueólogos.

Las leyendas se alimentan de relatos fantásticos e impresionantes, que con el transcurrir de los años pueden tergiversarse considerablemente. Sin embargo, tienden a apoyarse en algunos elementos veraces, por lo que en esta historia quedan abiertas una serie de interrogantes: ¿hubo realmente un heredero del trono incaico en Europa?, de ser así ¿fue dotado de una herencia con el objetivo de volver a encabezar una insurrección en el Perú?, ¿los españoles siguieron persiguiendo a la familia de Túpac Amaru aun fuera de América?,… ¡misterio, misterio y más misterio!

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II
Nótese el parecido entre Túpac Amaru II y su

descendiente polaco
Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II
Castillo de Niedzica
Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II
Genealogía polaca de Túpac Amaru II

Los Descendientes Polacos de Túpac Amaru II

No comments yet.

Leave a Comment