Facebook Twitter RSS Reset

Los creyentes, ¿son menos inteligentes?

Los creyentes, ¿son menos inteligentes?

Qué relación existe entre ser creyente y ser una persona menos inteligente… aquí te lo decimos.

En México 82% de la población es creyente, principalmente de la iglesia católica. Esto de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI), que también indica que el 4 % de los mexicanos no siguen alguna religión. Sin embargo, ¿ser creyente puede hacerte menos inteligente?

La inteligencia es la capacidad que tiene una persona para razonar, planear, resolver problemas, pensar de forma abstracta, comprender ideas complejas y aprender de las experiencias; pero, cómo este concepto interactúa con nuestra religiosidad o fe, es posible que ambas no puedan coexistir.

Entre más inteligencia menos fe

En una investigación publicada en Personality and Social Psychology Review, se descubrió, tras un análisis a más de 63 estudios, que existe una relación negativa entre religiosidad e inteligencia.

De acuerdo con Miron Zuckerman, líder del ensayo, el ateísmo e intelecto tienen algo en común: la premisa de que las creencias religiosas son irracionales, sin ninguna base científica, imposibles de comprobar y, por tanto, poco reales y atractivas para las personas inteligentes. Existen tres hipótesis que indican el por qué las personas inteligentes son menos religiosas.

1. El ateísmo sería una expresión de inconformismo. Los inteligentes tienen una menor probabilidad de conformarse con la ortodoxia religiosa.

2. Habilidades cognitivas. A una persona inteligente no le basta, no puede aceptar las creencias que no están sujetas a examen empírico o el razonamiento lógico.

3. Su estilo cognitivo, más analítico que intuitivo, les hace rebelde a la religión.

La inteligencia no puede sustituir la religión

Para Zuckerman, una de las funciones de la religión es ofrecer respuestas a las cuestiones existenciales, y la inteligencia también ofrece estas respuestas.

Sin embargo, hay una de las funciones que cumple la religión en la que la inteligencia no la puede sustituir. La religión, al responder a las preguntas existenciales, alivia en cierta medida, el miedo a la muerte, y no existe constancia en las investigaciones que demuestre que la inteligencia proporciona una función similar.

r]

[/size]

No comments yet.

Leave a Comment