Facebook Twitter RSS Reset

Los 10 peores doblajes al español de la historia

Los 10 peores doblajes al español de la historia

La voz es el instrumento más preciado de un actor, que entrena sus cuerdas vocales, aprende distintos acentos y se obliga a modular a la perfección. En los países de habla hispana, todo ese esfuerzo se tira al tacho en busca de los viejos y odiados doblajes al español. Y no sólo son las series de TV las que sufren, sino las películas animadas y hasta los videojuegos.

Los 10 peores doblajes al español de la historia

10- Candy Candy

Los 10 peores doblajes al español de la historia

Para empezar, uno de los legendarios doblajes de la empresa argentina Video Record, que aún hoy sigue poniendo su magia a algunas de las mejores traducciones, pero que a fines de los setenta adaptó de forma inolvidable la historia de la adorable huerfanita Candy Candy. Todos los personajes hablaban con un nivel de intensidad EXTREMO, tipo radioteatro de la década del 40, pero lo mejor era la protagonista… en el japonés original su vocecita era inocente y cristalina, como la de una niña. Sin embargo, en la versión latina, su voz era áspera, madura, onda Gra Borges imitando a su sobrina. Es más, durante años el mito que corría en las convenciones de animé era que la responsable de su voz no era otra que Soledad Silveyra… pero era la genial Cecilia Gispert, que ha alegrado más de una convención nerd local ¿no era la voz más apropiada? No, pero nadie puede decir que no fuera memorable: “¡Anthony, Anthony!”