Facebook Twitter RSS Reset

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Hubo un momento en la historia en que la Iglesia Católica no estuvo a la altura de sus propios estándares morales elevados. Esta lista constituye una mirada honesta y abierta de algunos momentos negros en la historia del catolicismo romano.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
10 John Wycliffe

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

En pocas palabras, John Wycliffe presagiaba a Martín Lutero como reformador protestante. Wycliffe vivió entre c. 1328/31 a 1384, unos cien años antes de Lutero, y Wycliffe vio muchos de los mismos problemas en la Iglesia Católica Romana. Catolicismo en sí estaba bien con él, pero la Iglesia fue extremadamente corrupta en su tiempo. Muchas de sus prácticas se pueden leer más abajo.

Wycliffe quería que la gente adorase a Dios y Jesús según la Biblia, y no conforme a los papas, obispos y sacerdotes. Vio que la gente era corruptible, aunque la Biblia no lo era, y por lo tanto, no tenía sentido decirle los problemas a un sacerdote, aunque el sacerdote podría hacer que uno se sintiese mejor. La comunicación directa con Dios, a través de la oración, no era imposible, pero requería una comprensión de la Biblia; y a continuación veremos una queja específica que Wycliffe tuvo con la Iglesia sobre este tema.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
John Wycliffe con la primer biblia escrita en inglaterra

Wycliffe predicó en Inglaterra y en el continente, que los sacerdotes no deben hacer nada más que supervisar los servicios de la iglesia y ayudar a los laicos interpretar la Biblia por sí mismos. Argumentó basándose en varios pasajes de la Biblia que los reyes y las reinas seculares tenían un derecho divino, directamente de Dios Todopoderoso, para ser reyes y reinas. Por lo tanto, nadie debería estar en contra de ellos, ya que gobernaban bajo el amparo de Dios y nadie podía oponerse. Los papas, sin embargo, de forma rutinaria, le decían que hacer a los monarcas de Europa en todos los campos de actividad.

No pasó mucho tiempo para Wycliffe irritase a algunos católicos, especialmente al Papa Gregorio XI. La animosidad de este ultimo puede no tener rival en la historia de la Iglesia Católica. Gregorio publicó no menos de cinco bulas papales para intentar callar a Wycliffe, pero este no iba a estar en silencio. Wycliffe fue tan lejos como para argumentar que el Papa y el Anticristo eran prácticamente equivalentes, y denunció al trono papal como el trono de Satanás en la Tierra. Él pudo haber sido el primero en declarar esta idea ahora muy popular entre los protestantes.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Él fue el primero en traducir la Biblia completa en Inglés, lo que no le granjeo la simpatía de la jerarquía católica. La Iglesia no intento atrapar y matar a Wycliffe, aparentemente porque no podían encontrarlo (él viajó extensamente en Inglaterra, Francia y los Países Bajos), o porque no se querían arriesgar en invadir Inglaterra por él.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
Nuevo testamento Wycliffe

Wycliffe murió tres días después de sufrir un derrame cerebral durante una misa. 30 años después, el Concilio de Constanza terminó “el reinado de los tres papas”, y eligió a Alejandro V, quien inmediatamente denunció al fallecido Wycliffe como hereje, quemó muchos de sus libros buscándolos inclusive en el resto del continente e Inglaterra. Fue excomulgado y consignado a las llamas eternas, desde el momento de su muerte. En 1428, el Papa Martín V lo desenterró y fsus restos fueron quemados en la hoguera.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
9 La Biblia Vernácula.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

El Papa Dámaso I encargó a San Jerónimo, en el 382, para que revisase la “Vetus Latina”, que era el compendio de todos los textos bíblicos, traducidos al latín. El producto de Jerónimo llegó a ser conocido como “versio vulgata”, o “versión común”, y fue la traducción utilizada con mayor frecuencia a partir de entonces en toda Europa occidental; y del año 400 a 1530, la Vulgata Latina fue la primera y única biblia que los europeos occidentales habían conocido. Es de hecho, y sigue siendo la única Biblia oficial de la Iglesia Católica.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
Biblia en latin.

No hay nada malo con nada de esto, porque la traducción de Jerónimo es bastante precisa y en el momento de su publicación, el latín se hablaba en la mayor parte de Europa. Es, más o menos, como la versión King James en Norteamérica, ya que los traductores de la King James la utilizaron como una de sus guías principales. Pero el problema surgió cuando los lideres comunitarios de toda Europa dijeron a sus sacerdotes, quienes a su vez contaron a sus obispos, que le dijeron a los papas, que los plebeyos no entendían nada de latín. No se hablaba excepto en las ceremonias de la iglesia, y por lo tanto, con el fin de aprender, los plebeyos tenían que obtener la enseñanza de sus sacerdotes. Pero los sacerdotes no se molestaban en enseñarles. ¿Por qué?

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Porque el conocimiento es poder, y la Iglesia Católica tenía ambos a la vez. Desde hace unos 1.000 años, la Biblia seguía siendo solo conocida por los funcionarios de la iglesia, el clero de todas las órdenes, y uno que otro elegido y algunos eruditos bien educados. Nunca fue emitida alguna bula papal para que cualquier persona tradujese la Biblia en otro idioma. Sin embargo, cualquier persona que tuviese previsto hacerlo, era duramente reprendido por el Papa mismo; y cada arzobispo, obispo y sacerdote del continente instaban a no traducir la Biblia en cualquier idioma distinto al hebreo bíblico, griego o latín. Estas tres lenguas estaban casi muertas en ese momento, es decir, nadie les hablaba comúnmente.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
8 Indulgencias

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Las indulgencias son los diversos grados de remisión de las penas de los pecados que ya han sido perdonados. Las indulgencias se dan, no se venden, a cualquier persona que realice un acto cristiano, sobre todo haciendo una buena obra para otra persona, o por decir una oración. Esta práctica realmente no es que sea un acto “no-bíblico” en sí mismo, pero el problema es que la gente inmediatamente lo veía como una tarjeta de “salir libre de la cárcel” puedes pecar todo lo que quieras, y después rezar un ave María y es suficiente. En realidad nunca ha funcionado de esa manera de acuerdo con la Biblia y con la doctrina católica oficial, y cualquiera que lea las epístolas paulinas se daría cuenta de esto.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Sin embargo, algunos obispos de la Iglesia Católica vieron las indulgencias como una muy buena manera de hacerse ricos, y les funcionó magníficamente. Amenazar a una persona ignorante con el fuego eterno, y él te dará un poco de dinero para sentirse seguro de nuevo. Se puso ridículamente fuera de control desde aproximadamente el año 500 hasta que Martín Lutero habló en contra de ellas en su “tesis 95”, en 1517. Uno de los más notorios abusadores de esta práctica fue un hombre llamado Johann Tetzel, a quien se atribuye esta infame frase: “Tan pronto como una moneda suena en el cofre, un alma sale del purgatorio”.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Estos obispos extorsionaron gente durante años, aterrorizando a personas cuyos seres queridos habían fallecido diciéndoles que se estaban friendo en el purgatorio, y que permanecerían allí por un tiempo muy largo, a menos que sus familiares sobrevivientes pagasen dinero a la Iglesia. Este dinero podía “expiar los pecados de los muertos”, y entonces podían entrar al Cielo. Las Indulgencias no se supone que se venden. Si así fuera, la gente con mucho dinero serían más santos que tú.

las Indulgencias siguen existiendo en la Iglesia Católica: algunas indulgencias remiten una parte del castigo por el pecado; otras lo remiten completamente. Las indulgencias más recientes fueron otorgadas en 2007 por el Papa Benedicto XVI, para las personas que participaron en la peregrinación a Lourdes.

ejecuciones
7 Caballeros Templarios

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

El origen de la superstición del viernes 13 comenzó el viernes 13 de octubre de 1307. El rey Felipe IV de Francia había pedido prestado una cantidad muy grande de dinero y de personal a los templarios, con el fin de hacer la guerra contra los Ingleses, y cuando el papa Clemente V le mandó decir que había sospechas sobre la naturaleza cristiana de la hermandad templaria, Felipe aprovechó la oportunidad, enviando a sus hombres a reunir, arrestar y encarcelar a todos los templarios en Francia.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Felipe les acusa de los pecados más atroces imaginables para la época, entre ellos la apostasía (que significa renunciar a Cristo), la herejía, idolatría e inclusive sodomía. Cualquiera de estos “crímenes” justificaba la muerte en ese entonces, y los templarios no eran culpables de nada precisamente. Pero Felipe vio una oportunidad extraordinaria para erradicar la orden templaria de su país y apoderarse de su incalculable riqueza para sí mismo. Felipe acosó a Clemente V con embargos políticos, y Clemente aceptó realizar una Inquisición convocada para investigar estas acusaciones.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Ellos, como era comprensible, confesaban todo tipo de delitos horribles a la Iglesia, incluyendo los antes mencionados, todo esto escupiendo en una cruz. Tan pronto como las torturas habían terminado, se retractaban de sus confesiones. Es posible que hayan estado en posesión de la Sábana Santa de Turín en ese momento, lo que constituía idolatría. Clemente emitió una bula papal el 22 de noviembre, ordenando que los templarios debían detenidos y torturados por toda Europa, y así ocurrió.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Felipe IV es el culpable mas directo, pero la Iglesia Católica fue oficial y directamente responsable de la tortura y ejecución de los caballeros templarios, a sabiendas de que eran inocentes de todos los cargos. La mayor parte de los templarios de toda Europa en realidad escaparon o fueron absueltos, pero los condenados, entre ellos el Gran Maestro Jacques de Molay, fueron quemados en la hoguera, después de sufrir horribles torturas. Él gritó a través de las llamas que Felipe y Clemente se encontrarían ambos ante Dios, y que “sería pronto”. Ambos murieron antes de un año; Felipe tuvo un ataque cardíaco y cayó de su caballo mientras cazaba, y Clemente murió de causas naturales: aunque un rumor persistente dice que su cuerpo yacía durante una tormenta, cuando un rayo cayó sobre el edificio y se quemó hasta los cimientos.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
6 Galileo

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
Galileo por Justus Sustermans (1636).

El juicio de Galileo Galilei es uno de los momentos más infames y vergonzosos de la historia católica… y todavía no ha terminado. Galileo parece haber estado siempre en desacuerdo con la hegemonía de la Iglesia católica en el área de la educación, a pesar de ser buen amigo del Papa Urbano VIII, y que dedicó algunas de sus obras a él. Pero descubrió, a través de su telescopio refractor de su propio diseño , que Júpiter tenía lunas, y que estas lunas orbitan alrededor de Júpiter y NO de la Tierra. ¿esto que significaba? Que las órbitas se basan en la gravedad y no en la arrogancia de la humanidad. Esta idea se conoce como el heliocentrismo, donde míster Sol se encuentra en el centro del sistema solar y la Tierra, como todo los demás planetas de la zona, orbitan al Sr. Sol.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Galileo era de la opinión que Nicolás Copérnico estaba en lo cierto. La Tierra no era el centro. La Iglesia no quería oír eso. Galileo fue a Roma para convencer a la Iglesia de que no prohibiese las obras de Copérnico, y en vez de convencerlos, los funcionarios de la Iglesia se volvieron en contra de Galileo y le pidieron que desistiera de su idea del heliocentrismo. Él se negó. Urbano VIII intento tratar de ayudarlo, pero los hechos mismos se consideraban heréticos con vehemencia, y Galileo fue llevado finalmente ante una Inquisición (ver el número 2), y obligado bajo amenaza de excomunión y tortura a “abjurar, maldecir y detestar” el heliocentrismo.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Cuenta la leyenda que, sentado en una silla en una habitación delante de la mesa de sus inquisidores, Galileo suspiró, se llevó las manos a la espalda, cruzó los dedos y dijo algo como: “Está bien. La Tierra no se mueve alrededor del sol”. Entonces, en voz baja, murmuró: “E pur si muove “, que significa, “pero se mueve “. ¿Cuánto de esto es verdad? no puede determinarse con certeza, pero en un punto hizo que su temperamento italiano sacase lo mejor de él (después de varios años), cuando se puso de pie y gritó: “La Biblia indica cómo ir al cielo, ¡No dice cómo son los cielos! ”

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

La Iglesia Católica no levantó su prohibición sobre el pensamiento heliocéntrico hasta 1758. y no fue sino hasta 1992, 350 años después de su muerte, que un Papa, Juan Pablo II, se disculpó formalmente porque la Iglesia colocó a Galileo bajo arresto domiciliario durante los últimos 9 años de su vida, y por la denuncia de sus descubrimientos que, irónicamente, también eran incorrectos ya que Galileo enseñó que el Sol era el centro del universo y no sólo de nuestro sistema solar. El sucesor de Juan Pablo II, Benedicto XVI, dejo plasmado en expediente diciendo sobre la Iglesia Católica: “el veredicto contra Galileo fue racional y justo, la revisión de este fallo sólo puede justificarse sobre la base de lo que era políticamente oportuno.” Políticamente, puede ser; pero no con los hechos.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.
5 Juana de Arco

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Juana de Arco creía que Dios la había llamado para dirigir a los franceses en sacar a patadas a los ingleses fuera de Francia de una vez por todas. Ella instigó una revuelta en 1429, y dirigió una fuerza de relevo exitosa de la sitiada ciudad de Orleans, donde ella ayudó a Gilles de Rais así como Jean de Dunois y Juan de Brosse, en el levantamiento del estado de sitio y expulsión de los opresores ingleses.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Haciendo la historia corta, Juana despertó la irritación política de algunos pocos peces gordos católicos de la zona. Pero cuando se propusieron la apertura de un juicio en su contra, no pudieron encontrar ninguna evidencia legítima. Pero abrieron el juicio de todos modos, y también se negaron a permitirle algún abogado. Esto iba claramente en contra de sus propias reglas. Durante esta farsa, los inquisidores (obispos franceses que estaban a favor del régimen Inglés), especialmente Jean Lemaitre, trataron de atrapar a Juana con sus propias palabras, al igual que los fariseos y los saduceos trataron de atrapar a Jesús con sus propias palabras. Y Jesús probablemente se hubiese sentido muy orgulloso de cómo se manejó Juana, porque ella se desenvolvió con calma y con cuidado ante todas las trampas de ellos. Los dejó sin ningún motivo en absoluto sobre el cual basar su ejecución, por lo que, por supuesto, la mataron de todos modos. La odiaban y querían matarla. Al final, tuvieron que mentir.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Juana de Arco fue ejecutada por herejía, no porque ella demandó escuchar la voz de Dios, no porque ella desafió y mató a los Ingleses, sino porque se decía que había usado ropa de hombre en la cárcel. Esto también estaba prohibido, y por lo tanto punible a ser quemada en la hoguera. Ella pidió que su última comida fuese la Santa Comunión. Los funcionarios de la Iglesia se negaron, en esencia porque trataban de hacer todo lo posible para fuese al infierno. Se descubrió incluso después de su muerte que ella nunca había usado ropa de hombre. Su caso fue apelado con éxito 25 años después, y ella fue exonerada por el Papa a instancias de la madre de Juana. Sin embargo, la Iglesia no la canonizó hasta el 16 de mayo de 1920, quinientos años después de que fue asesinada.

ejecuciones
4 Jan Hus

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Junto con el punto numero 3, este es uno de los dos incidentes más espantosos y de mayor cobardía criminal en la historia de la Iglesia Católica. Jan Hus (c. 1369 – 6 de julio 1415) fue un sacerdote católico y reformador checo que no podía soportar lo que veía como actos de corrupción abundaban en toda la Iglesia Católica Romana. Sería muy largo de explicar todos los detalles de sus argumentos contra la Iglesia, pero todos ellos se pueden simplificar por su opinión de que los sacerdotes, obispos, arzobispos y papas eran inmorales y entregados al pecado, al igual que cualquier otro ser humano. Por lo tanto, cualquier regla establecida por la Iglesia era corrupta, ya que el 100% de las normas necesarias para la vida cristiana y la salvación ya habían sido escritas por Dios en la Biblia.

Él no ocultó su desprecio y antagonismo absoluto para la Iglesia en su púlpito de Praga. Fue fuertemente y influenciado por John Wycliffe (ver # 10), y cuando éste tuvo una muerte pacífica, Hus continuó en su lugar. En especial quería que el cisma papal llegase a su final. Había dos papas de la época, Gregorio XII y Benedicto XIII. En 1409, Alejandro V fue elegido para apaciguar a ambos lados, pero fracasó en esto. Hus vio que esto era una prueba más de que la Iglesia era una institución humana y no divina.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

En 1411, las indulgencias recibieron un aumento repentino de la popularidad tras la muerte del arzobispo de Praga, Zbynek Zajic, cuando el antipapa Juan XXIII promulgó indulgencias para asegurar que todas las personas bajo su obispado serían limpiados del pecado por seguir a Hus. Hus predicó severamente en contra de las indulgencias. Así, en 1415, la Iglesia convocó el Concilio de Constanza para poner fin al cisma papal, y también para poner fin a Hus. Ellos lo engañaron para que viniese al Consejo bajo la virtud de una carta de inmunidad, lo que significaba que se comprometían a no hacerle ningún daño en absoluto. Todo lo que querían era hablar.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Ejecucion de Jan Hus

Mientras estaba allí, la Iglesia comenzó el rumor de que él estaba tratando de escapar de la ciudad de Constanza (Konstanz). No estaba tratando de escapar, porque él había escrito su testamento antes de salir de Praga. Sabía que podrían tratar de matarlo, y así lo hicieron; fue detenido, juzgado y encarcelado por herejía. Estuvo recluido en un calabozo subterráneo, muy poco alimentado, contrajo la gripe y posiblemente neumonía. Se le ordenó a retractarse de sus enseñanzas, y él se negó, diciendo que él se mantenía firme y confiando únicamente en la Biblia; y que para que la Iglesia exigiese su retractación de la Biblia era lo mismo que exigiesen que Dios se arrodillase ante la Iglesia Católica Romana. Esto enfureció a los funcionarios de la Iglesia, que rápidamente lo condenaron a muerte. Se le negó la extremaunción y lo quemaron en la hoguera.

infamias de la iglesia catolica
3 William Tyndale

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Tyndale dedicó su vida a la traducción de la Biblia a la lengua vernácula Inglesa, por lo que los laicos de Inglaterra podían leerla por sí mismos. Esto no era expresamente contra de las reglas, como se mencionó en el #9, pero Tyndale no podía encontrar a nadie en la Iglesia Católica que le ayudase con alojamiento y comida. Todo el mundo se sentía incómodo con que la Biblia fuese fácilmente accesible a los plebeyos, porque ¿cómo podría la Iglesia a continuación, mantener el poder?

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Sin desanimarse, Tyndale tuvo que esconderse en Bélgica y Alemania; mientras evadía su captura tradujo el Nuevo Testamento, terminándolo en 1525. Fue impreso en masa y distribuido de contrabando en toda Europa, especialmente en Inglaterra, donde los católicos a cargo quemaron varias de ellas en público. Tyndale también escribió valientemente contra el divorcio de Enrique VIII, diciendo que estaba en sentido contrario a las Escrituras, y esto enfureció al rey. Tyndale terminó de traducir el Antiguo Testamento en 1530.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Él fue finalmente capturado después de contar con un poco de ayuda de un traicionero amigo llamado Henry Phillips. Fue acusado de herejía por ninguna otra razón que la traducción de la Biblia al Inglés, fue estrangulado y luego quemado en la hoguera, el 6 de octubre de 1536, en Vilvoorde, en las afueras de Bruselas. La Iglesia católica nunca ha pedido disculpas. Todas las Biblias posteriores en inglés, incluyendo la King James se han basado extensivamente en la Biblia de Tyndale

inquisicion
2 Inquisiciones

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Debido a que abarcó toda la segunda mitad de la Edad Media, llegando su duración hasta 1800, la Inquisición se merece su propio articulo. Sus fechas normalmente aceptadas son entre los años 1100 a 1808. La Inquisición todavía existe hoy en día, pero la tortura y la ejecución ya no están permitidas. La propia palabra denota simplemente una investigación sobre posible herejía.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Para esos siete siglos, más o menos, todo el que despertase la ira o la sospecha de la Iglesia Católica Romana estaba en peligro muy real de la llegada de los inquisidores, cuyo trabajo consistía en “arrancar de raíz y purgar al mundo cristiano civilizado de la herejía y delitos en contra de Dios” La tortura no fue defendida sólo como un medio para obtener una confesión, sino que la Iglesia la promovía.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Fuera de los casos específicos mencionados en otras entradas, no hay que olvidar que la Iglesia Católica rutinariamente arrestó y torturó Judíos, musulmanes, valdenses (Cristianos), los husitas (cristianos) y muchos de otras religiones y sectas religiosas. Estas personas se les dio aviso previo de desalojar el área dada (un pogrom), después de que alguien fuese encontrado en la zona, era detenido y se le daba un ultimátum: convertirse al cristianismo o ser ejecutado. Cualquier persona que tontamente se negase, era torturada hasta que él o ella se convirtiese. Y la Inquisición no permite ninguna exención para cualquier persona, hombres, mujeres, niños, ancianos o discapacitados.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Estas torturas fueron increíblemente espeluznantes, incluyendo el hierro candente, la cremallera, colgado de los dedos o los pulgares, aplastamiento de dedos, rotura de huesos, simples golpes, pies asados, y el cegamiento con atizadores al rojo vivo (ver ejemplos aquí). Después de semejante tortura, el condenado era casi siempre estrangulado y luego quemado en la hoguera. Durante siete siglos, la Iglesia Católica fue muy poderosa con terribles monarcas; y la Inquisición llevó a cabo los métodos de tortura más brutales e imaginables.

Es interesante que la oficina de la Inquisición todavía existe hoy en día bajo el nombre de “Congregación para la Doctrina de la Fe“.

inquisicion
1 La Caza Medieval de brujas

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Este punto obtiene el primer lugar por varias razones. Las llamadas “brujas” fueron cazadas y masacradas durante siglos en toda Europa. El número de víctimas varía drásticamente porque los registros no se llevaban bien, pero el promedio total es entre 40.000 y 100.000 muertos, sólo en el período de c. 1480 a c. 1750.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

La caza había sido perpetrada durante siglos antes, y se llevaron a cabo por una o ambas de estas dos razones: el miedo e intereses personales. Si una persona irritaba a alguien en especial, este último podía acusarlo de brujería, y la Iglesia Católica lo perseguía como un sabueso. O una nación o un gobierno local de pronto podría entrar en miedo de la influencia del Anticristo y cuidarse del asunto con la bendición de la Iglesia.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Se estableció la doctrina de que las brujas no eran brujas por su propia voluntad, sino por Satanás, y se quemaban en la hoguera para purificarles a través del dolor para que pudieran entrar en el Cielo. La Iglesia lo creía en realidad, y llevó a la población a creer que se le estaba haciendo un favor a las brujas al torturarlas y quemarlas hasta la muerte. Los métodos por los cuales descubrían una bruja eran ridículos; a decir lo obvio: un lunar o marca de nacimiento se consideraba prueba de la trata con el diablo; pronunciar alguna blasfemia (y en aquel entonces era casi imposible abrir la boca sin ofender a la Iglesia); una denuncia por otra bruja (y al denunciarlo se pasa también la culpa al otro, de esta manera el acusado podía salvarse a sí mismo), el tener miedo durante el interrogatorio, y el más famoso de todos, cualquiera que pudiera nadar con facilidad y seguridad era una bruja, ya que sólo el diablo podía enseñarle a alguien a conquistar el agua.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Las Torturas no fueron siempre supervisadas por la misma Iglesia, y por lo tanto, la regla de no derramar sangre fue ignorada en estos casos. Así que la tortura se convirtió en algo mucho, mucho peor: flagelación, desollados vivo, castración por tenazas al rojo vivo, destripados, ahogados y descuartizados, trituración de cabeza, extracción de dientes, extracción de uñas. La muerte, si no ocurría por la tortura, siempre terminaba en la hoguera.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Otro error muy grave fue que la Iglesia persiguió y mató a personas ante la más mínima sospecha de herejía, y al hacerlo, también se ordenó que los “Familiares” de la bruja fuesen también perseguidos, asesinados y quemados. Estos “familiares” eran mascotas que se creía que las brujas mantenían; ranas, o búhos, o ratas y especialmente gatos. Desde 1100 hasta finales de los años 1300, la mayoría de los gatos fueron sacrificados en toda Europa. Cuando las pulgas que llevaban la peste bubónica cabalgaban a lomos de las ratas de la zona del Mar Negro y Asia occidental hasta Italia y en Europa occidental, no había gatos para evitar la propagación de las ratas. “La Muerte Negra” c. 1340 a c. 1355 se extendió tanto, en gran parte, debido a que las ratas se multiplicaron fuera de control. La plaga se redujo finalmente fuera porque el pueblo estaba demasiado ocupado muriendo como para matar a los gatos, y los gatos repoblaron Europa y disminuyó el numero de ratas.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

Cabe señalar que la caza de brujas no era exclusiva de la Iglesia Católica; También naciones protestantes en Europa participaron de este cruel abuso. Por desgracia, nadie es inmune a la culpa.

Los 10 Momentos más Vergonzosos de la Iglesia Católica.

No comments yet.

Leave a Comment