Facebook Twitter RSS Reset

Lodeiro:porqué pidió el penal y motivos por los que se fue

se fue de Boca. No, no fue por la dura eliminación de la Copa Libertadores frente a Independiente del Valle. Era algo que ya estaba hablado y que se iba a concretar cuando terminara la participación del equipo en el certamen continental. Ahora disfruta de la coqueta ciudad de Seattle, Estados Unidos, adonde llegó junto a su familia para defender los colores de Seattle Sounders FC, de la Major League Soccer.

La pregunta resuena con fuerza: ¿por qué cambiar el exigente mundo Boca por un equipo de menos renombre de una liga poco poderosa? No es sólo una cuestión económica, así lo explica el uruguayo, de 27 años, en diálogo con el diario Olé: “Estoy triste por dejar un gran club, al que aprendí a querer, después de una eliminación. Pero contento porque es una salida que le sirve mucho a Boca, me sirve mucho a mí y también a mi familia como proyecto. Me va a cambiar mucho lo que es Estados Unidos, pero son sensaciones encontradas. Era lo mejor para todos”.

¿La decisión se apoya en un cambio cultural? “Sí. La cultura y la forma de vida estadounidense ayudó mucho. No sólo para mí, sino para mi familia y mi hijo, porque quiero darles lo mejor. Culturamente he pasado por muchos países, me ha tocado estar bien y mal. Sé adaptarme. Pero aposté por un proyecto de vida”, responde Lodeiro, que no tuvo tiempo de despedirse de sus compañeros: “Me adelantaron el viaje para que pueda jugar lo antes posible, les tuve que mandar un mensaje por el celular”.

Claro, el hecho de que haya pedido el penal en la semifinal contra los ecuatorianos -cuando Boca ya perdía 3-1- es un tema que no se puede obviar. “Me tenía confianza”, asegura. “Ahí se demostró la grandeza de Carlitos para dármelo. Me vio con confianza y me lo dejó. Habla de la gran persona que es él. En el ADN uruguayo, uno lleva estar presente en eso momentos difíciles y por eso agarré el penal. Te puede ir bien o mal, pero tenés que estar. Es una sensación fea por haber errado, pero tranquilo por haber hecho lo que sentía”.