Facebook Twitter RSS Reset

Lo que nadie sabe de Condorito

El personaje suramericano más popular del cómic cumple 18 años y está más vivo que nunca.

En agosto de 1949 debutó el héroe más famoso de la historia del cómic en nuestro continente y verdadero ícono de nuestra cultura: Condorito. Y desde entonces, la trivia sostiene que ha tenido aproximadamente 984 profesiones distintas. Desde plomero y maestro de obra hasta presidente de Estados Unidos o emperador del universo de Star Wars.

En el medio, ha sido arquitecto, militar, abogado, momia, vampiro y superhéroe. Y un dato adicional: ha tenido al menos quince superpoderes distintos, pues ha sido Supermán, Batman, Acuamán, Iron Man y Spider-Man; también, Hulk.

Puede resultar extraña la siguiente afirmación, pero si uno suma las actividades y encarnaciones del personaje creado por Pepo, puede concluir que Condorito es el personaje de historietas más poderoso del universo gráfico en el mundo.

Incluso ha sido Dios. Bueno, desde el chiste, claro. Lo que sí es cierto es que se trata de lo más parecido que tenemos al ratón Mickey o a Bugs Bunny en nuestro imaginario colectivo.

Rey absoluto de viajes en bus, salas de espera o filas de supermercado, Condorito ha acompañado ya a cuatro generaciones de latinoamericanos. Creado para la revista Okey por el dibujante René Ríos, mejor conocido como Pepo, esta tira cómica inicial contaba la historia de un ladrón de gallinas que era apresado por un policía.

¿Por qué era un cóndor y no una persona? Ese misterio fue aclarado hacia 1955, cuando la tira fue recopilada por primera vez en un volumen fuera de la revista. Entonces se explicó que era un cóndor que por accidente fue criado por humanos y aprendió a comportarse como uno. Más allá no se necesitaba saber, ¿para qué? Y ojo, si la primera encarnación de Condorito fue ladrón, la segunda, policía.

Origen

Se dice que Condorito surgió como una manera de retratar de manera irónica la pobreza originada por la migración de campesinos a la ciudad, en la década de los 40. Por eso en sus inicios era de origen rural y básicamente se dedicaba a las ‘pillerías’.

Washington

El perro de Condorito se llama así por el nombre completo de la capital de los Estados Unidos, Washington D. C. En el caso del personaje, ‘Washington de Condorito’.

El enlace con Disney

Es un cóndor por culpa de la película de Disney Saludos, amigos (1941), donde a Chile lo representaba un avión humanoide llamado Pedrito (en homenaje al presidente Pedro Aguirre Cerda), para el cual era muy complicado cruzar los Andes. Pepo sintió que el retrato de Chile era indigno, razón por la cual ideó que su personaje fuera un cóndor, un rey de los Andes.

Ave migratoria

La revista se publica en 19 países, y es especialmente exitosa en Colombia, Perú y Argentina, que se pelean la paternidad del personaje, explicada en su aspecto de cóndor, ave común a todas las naciones andinas. Desde que el personaje es publicado por la multinacional Televisa se aplica a sus historias un lenguaje neutro, chistes simples y nada que pueda relacionarlo con Chile.

Pelotillehue

Al igual que Batman, que en sus inicios operaba en Nueva York, Condorito al inicio era un recién llegado a Santiago, una ciudad real. Hacia 1955, poco antes de salir de las páginas de Okey, el hábitat del personaje se convirtió en Pelotillehue, una ciudad cercana a Santiago, a veces un poblado rural, en otras un lugar lleno de rascacielos. Se ha sostenido que (en la ficción) Pelotillehue es en verdad una comuna de Santiago, emplazada cerca de San Bernardo.

La ciudad tiene una conocida rivalidad con la cercana Buenas Peras, equivalente a la que se da entre Springfield y Shelbyville en Los Simpsons. Salvo Cumpeo, que existe en la Región del Maule (centro de Chile), toda la geografía del universo Condorito es ficticia.

Siete colores

Desde sus inicios, Condorito se ha publicado en una gama cromática que solo incluye siete colores (a excepción de la portada): rojo, café, rosa, negro, blanco, gris y verde (este último no es tan común).

El Roto Quezada

En el número 1 de El Hocicón (‘Diario pobre pero honrado’), de Pelotillehue, se informaba que en un basural había sido encontrado un bebé muy mal hablado que fue bautizado como Quezada. Esa es la única imagen del Roto Quezada en toda la historia del cómic. El origen real de este personaje (que tras ese debut solo aparece en grafitis) es un coronel de ejército apellidado Quezada, que en 1949 fue muy “roto” (grosero) con la mujer de Pepo, en un casino militar de Viña del Mar. Furioso, el caricaturista escribió en una servilleta del lugar “muera el roto Quezada”. Su venganza sería a largo plazo.

La Panamericana

En la revista clásica, las páginas centrales eran una viñeta doble donde Condorito aparecía pintando las líneas centrales y continuas de la carretera Panamericana. Coincidió con la época en que la carretera fue pavimentada de Santiago al sur. La sección simplemente desapareció de un día para otro.

Misterios sin resolver

Hasta el día de hoy se desconoce qué significa o quiénes son el sonámbulo, el cocodrilo que sube una pared, los ojos de alguien que está dentro de un buzón y el platillo volador. ¿Simbología oculta en Condorito? Llamen a Dan Brown.

De perfil

Condorito aparece siempre de perfil y rara vez se lo ha visto de frente (por ejemplo, en algunos especiales temáticos como El príncipe Condorvaliente, de 1986). De hecho, la primera vez que se le vio mirando de frente fue en un chiste de 1971.

El ¡plop!

El origen de la expresión es más común de lo que imaginamos: una forma gráfica simple para terminar un chiste sin tener que explicar o rematar.

El olvidado

Aunque hay personajes que han desaparecido de la continuidad de Condorito por motivos políticamente correctos (como Cortadito, Máximo Tacaño, Titicaco o Fonola), estos vuelven de vez en cuando, cosa que no ha ocurrido con Renato el Hermoso, que tuvo una muy corta vida y que tenía como característica ser muy buenmozo. De hecho, el dicho “te crees Renato el Hermoso” duró más que el personaje.

No comments yet.

Leave a Comment