Facebook Twitter RSS Reset

Lloremos lince, mira la historia de Maya.

Fue abandonada, estaba sedienta y sólo buscaba amor. Lo que le sucedió te hará volver a confiar en la humanidad

Lloremos lince, mira la historia de Maya.

El destino le tendió una mano a la perrita Maya. El grupo de rescate canino Howl Of A Dog (aullido de un perro) estaba en camino para dejar a un perro recién adoptado, a su hogar definitivo cuando vieron Maya acostada en un área de aparcamiento en una carretera de Rumania.

Lloremos lince, mira la historia de Maya.

Este fue uno de los días más calientes del verano y ella estaba extremadamente sedienta

Tan pronto como se acercaban a Maya, se dieron cuenta de que era un encanto. Esta perrita, inmediatamente, ofreció besos a los rescatistas.

Lloremos lince, mira la historia de Maya.

Maya, probablemente, veía como pasaban los carros con la esperanza de que alguno se detuviera, le diera algún resto de comida y un relajante masaje en el vientre. Pero de seguro lo que más anhelaba era tener un hogar.

Lloremos lince, mira la historia de Maya.

Encontramos a Maya en el aparcadero de la carretera, a kilómetros de cualquier ciudad.

Tan pronto como llegaron de vuelta al refugio, los rescatistas de Maya se dieron cuenta de que nunca había sido una mascota antes. A pesar de que estaba muy emocionada de estar segura, rodeada de gente y otros perros, sabía hacer cosas normales de perro como jugar con los juguetes.

Lloremos lince, mira la historia de Maya.

Aunque es un perro adulto, Maya solo ahora está descubriendo los juguetes y aprendiendo a jugar

Si ella es tan feliz de estar rodeada de gente, por primera vez, imagínense cómo estará de contenta una vez que consiga a su propia familia.

Lloremos lince, mira la historia de Maya.