Facebook Twitter RSS Reset

Lloran los fumatingas: Marihuana daña el cerebro

Lloran los fumatingas: Marihuana daña el cerebro
Sus Efectos

Los efectos tienen su máximo entre 30 minutos y 1 hora para durar unas dos o tres horas, produce una sensación de euforia inicial y bienestar acompañada de un cierto grado de trastornos de la coordinación, sedación y abatimiento con relajación, pérdida de la capacidad de concentración, y letargia y somnolencia, puede afectar la percepción visual y auditiva así como la apreciación subjetiva del tiempo -el tiempo pasa más lentamente-.

Pueden aparecer alteraciones momentáneas de la agudeza visual y de la discriminación de los colores.

Físicamente produce una dilatación de los vasos sanguíneos conjuntivales y de la esclerótica que da lugar a un enrojecimiento ocular característico; la administración de cannabis puede disminuir la presión intraocular en pacientes con glaucoma.

Los cannabinoles y principalmente el THC, ejercen una acción inespecífica en el árbol bronquial de tipo bronco-dilatadora, por lo que al ser consumido con tabaco, aumenta el riesgo de cáncer y enfermedades respiratorias.

Es un mito además que es menos perjudicial que el tabaco, su consumo aumenta el riesgo de desarrollar bronquitis y enfisema. Fumar tres o cuatro pcigarros de marihuan al día equivale a casi 20 cigarrillos de tabaco.

Los estados de embriaguez o intoxicaciones intensas, que pueden durar unas tres horas, terminan con un estado funcional psíquico normal, sin modorra. El uso frecuente y crónico del cannabis puede acarrear una disminución de la actividad física y psíquica. El THC tiene una vida media en el cuerpo de unas 56 horas; la eliminación se realiza un 45% por las heces y un 22% por la orina y al cabo de una semana se elimina un 67% del total.

Riesgos

Los efectos a corto plazo del uso de la marihuana incluyen problemas con la memoria y el aprendizaje, percepción distorsionada, dificultad para pensar y resolver problemas, pérdida de la coordinación y un aumento en el ritmo cardíaco, ansiedad y ataques de pánico.

Algunos estudios sugieren que el consumo prolongado de cannabis puede disminuir la iniciativa personal y afectar el rendimiento laboral de los individuos, más en termino de cantidad que de eficacia. Pero existen muchos escritos que describen la aparición del denominado “síndrome amotivacional”; se trata de una conducta atribuida al consumo de cannabis que se caracteriza por el desarrollo de fenómenos de apatía, regresión, fantasismo, infantilismo, relajación en el estilo de vida, pérdida de interés por los estudios, por el trabajo remunerado, por el progreso, es decir, pérdida de las motivaciones convencionales

La crisis de ansiedad aguda por ingesta de cannabis es quizá uno de los efectos indeseables más común. Los signos y síntomas generalmente son exageraciones de los efectos descritos para esta, droga; la ansiedad se dirige a veces hacia el sentimiento de «volverse loco» y su severidad depende en mayor grado de la personalidad y del momento psicológico del individuo; aparece con más frecuencia en personas no experimentadas o en intoxicaciones no deseadas. Los síntomas disminuyen al cabo de pocas horas conforme desaparecen los efectos farmacológicos del cannabis y pueden atenuarse notablemente con el restablecimiento de la confianza y la tranquilidad.

El THC podría generar problemas psiquiátricos en aquellos usuarios crónicos con una condición esquizofrénica pre-existente, pueden despertar la locura.

Legalización

Al legalizar la marihuana, no están diciendo que la marihuana no hace daño sino que lo que se trata es de cortar con todo el comercio ilegal de las mafias que la distribuyen y que el consumo o no de la misma, sea decisión del propio consumidor, asumiendo bajo su total responsabilidad los daños que pueda causar a su salud.

Esto ya ha pasado con el alcohol, cuando se estableció la ley seca en Estados Unidos, que consistió en la ilegalización de la fabricación, elaboración, transporte, importación, exportación y la venta de alcohol. La ley seca, al prohibir el consumo de alcohol y no brindar oferta a la demanda existente, generó mercados negros y dinero negro, los cuales conseguían el licor en otros lugares donde se producía, lo introducían ilegalmente y lo vendían para satisfacer tal necesidad a un precio más alto, debido a que en cualquier caso, la demanda seguía siendo más alta que la oferta. En definitiva, la prohibición provocó un auge considerable del crimen organizado por eso se tuvo que legalizar para así eliminar estas mafias.

Por otro lado, tenemos en la actualidad el ejemplo del cigarrillo. El tabaco contiene más de 4000 sustancias químicas de las cuales 60 son perjudiciales para la salud, pero que en la actualidad se sigue comercializando. Se han prohibido las campañas publicitarias a nivel mundial, se les obliga a las tabacaleras que exhiban en sus paquetes que su consumo produce cáncer y se han aumentado los impuestos a los atados de cigarrillos pero debido a los millones y millones de dólares que mueven por año su comercialización no ha sido prohibida. Los intereses económicos otra vez importan más que la salud de las personas. Peor aún, es pensar que exista gente que consuma esta clase de productos. ¿Cuánta gente conocemos que ha muerto de cáncer de pulmón por fumar? ¿Cuanta gente que después del primer infarto ha dejado de fumar, o peor aún no ha podido dejarlo? Su consumo es legal, como en el caso del alcohol pero de esto subyace una nueva pregunta: ¿Estamos preparados como sociedad para que se legalice la marihuana? Yo creo que la respuesta es definitivamente que no.

Uso medicinales de la marihuana

El tetrahidro cannabinol (THC), el componente de la marihuana que causa el estado de euforia, puede aliviar el vómito y las náuseas de los pacientes con cáncer.

La droga también reduce el dolor muscular en los pacientes con esclerosis múltiple y estimula el apetito y reduce la pérdida de peso en los pacientes con cáncer.

Con esto quiero demostrar a muchos defensores de la marihuana que el uso terapeutico sólo esta destinado a personas con enfermedades terminales o patologías graves donde los efectos colaterales, anteriormente detallados en este post, son mínimos comparados con la enfermedad que padecen.

Fuente: http://www.psiquiatria.com/noticias/adicciones/drogas/cannabis/2458/

PROHIBAMOS LA MRIHUANA EN ARGENTINA Y ENCARCELEMOS A TODOS LOS QUE VENDAN Y/O CONSUMAN ESTA DROGA QUE SOLO PROVOCA QUE LA JUVENTUD SE ALEJE DEL ORDEN Y LO LLEVE A TENTACIONES PEORES COMO LA COCAINA, LAS SOBREDOSIS O LA MUSICA ROCK. EVITEMOS ESTO SALVEMOS EL FUTURO DE NUESTROS HIJOS

Lloran los fumatingas: Marihuana daña el cerebro[/img

No comments yet.

Leave a Comment