Facebook Twitter RSS Reset

Lionel Messi: “Soy un desastre, no me van a citar nunca más”





SELECCIÓN ARGENTINA

Lunes 17 de agosto de 2015 | 12:48






A 10 años del peor pronóstico de Lionel Messi: “Soy un desastre, no me van a citar nunca más”



Hoy se cumple una década del debut de la Pulga en la selección mayor; fue en un amistoso ante Hungría y lo expulsaron a los 47 segundos; recuerdos de un Leo más terrestre

Lionel Messi:  Messi ingresó por Lisandro López y, al minuto, fue expulsado por esta acción.  Foto: Archivo 





 Llora, se seca la cara y sigue llorando. Está desconsolado, dolido. Cree que desaprovechó la gran oportunidad de su vida. Las lágrimas salen de sus ojos, como sus gambetas en un campo de juego: sin avisar, incontrolables. “¡Cómo voy a debutar en la mayor de este modo, es una vergüenza…, no me van a citar más!”, repite, mientras sus compañeros y el cuerpo técnico intentan contenerlo, animarlo. “¡Soy un desastre, así no puedo jugar!”, agrega, sin escuchar más nada que sus reproches.

La historia es conocida y real, aunque, a medida que pasan los años, parece más inverosímil. Su protagonista es nada menos que Lionel Messi y el episodio sucedió el 17 de agosto de 2005, minutos después de su debut en la selección mayor, en un amistoso ante Hungría, donde fue expulsado al 1m32s de haber ingreso por un supuesto codazo contra un rival. El rostro se le transformó no bien vio la roja, pero la auto-decepción y la tristeza se trasladaron a ese vestuario.

Sin embargo, José Pekerman, entrenador de la selección argentina por aquellos días, estaba lejos de sumarse a los pensamientos de Leo. “Nunca dudé de que estaba apareciendo la gran estrella de los próximos años, eso se concretó. Esos pasos son inolvidables”, contó el Profe, actual entrenador de la selección colombiana, durante la última Copa América.

Hoy, se cumple una década de Messi en la selección. 10 años en los que la Pulga brilló, pese a las críticas que debió sufrir durante algunas etapas. Jugó tres mundiales, alcanzado la final en Brasil 2014, donde sufrió como un hincha la derrota 1-0 ante Alemania y hasta se molestó por haber sido elegido el mejor jugador del certamen. Ganó la medalla de oro con el Sub 23 en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. También disputó tres ediciones de la Copa América (2007, 2011 y 2015), logrando acceder al partido decisivo en dos ocasiones. Sus números personales respaldan su jerarquía: 46 goles en 103 partidos, marca que sólo supera Gabriel Batistuta, con 56.

Aquel 17 de agosto de 2005 Messi se equivocó. Pero no. No en la cancha, sino en el vestuario.





El debut de Messi en la selección