Facebook Twitter RSS Reset

Libros raros: 5-El Libro Egipcio de los Muertos

¿En qué consiste el Libro de los Muertos egipcio?

Se conoce como Libro de los Muertos una colección de sortilegios que se incluían en las tumbas del Reino Nuevo, y pretendían ayudar al difunto en su difícil camino al Más Allá y en el juicio de Osiris. Su título original podría traducirse como “La salida al día“. Según los egipcios, la muerte no era mas que un renacimiento, así el difunto accedía a un nuevo renacer.

Consta de aproximadamente 200 capítulos o sortilegios. La versión más conocida y más completa es el Papiro de Ani, un texto compuesto por 3 capas de hojas de papiro pegadas entre si y dividido en 6 secciones con una longitud entre 1.5 y 8 metros cada una. La longitud total del texto es de 23.6 metros. Fue adquirido por el Museo Británico en Tebas el año 1888 y actualmente está registrado con el número 10470.

El papiro fue realizado por 3 escribas diferentes, como puede apreciarse en las diferentes grafías que en él aparecen, pero sólo uno realizó los dibujos. Originalmente es posible que no fuese encargado por Ani, un escriba de hacia el año 1300 a.C., o al menos no en su totalidad, pues su nombre aparece escrito con una escritura diferente. El papiro contiene algunos errores derivados de la falta de atención. Existe una versión electrónica del Papiro de Ani, según la traducción realizada por Sir Wallis Budge.

Los egipcios creían en un Juicio Final y que, el futuro del alma de un hombre, en el otro mundo, dependía de la vida que había llevado sobre la tierra. El alma de los transgresores de la ley se aniquilaba y el alma de los justos entraba en la vida eterna. Los Tasadores de Osiris, incorruptos, estrictamente justos e imparciales, pesaban el corazón de los hombres en la Gran Balanza de la verdad y la decisión final de Osiris concordaba con la opinión de Toth, personificación de la justicia eterna y Maat, la verdad. El pesaje de los corazones era muy importante y siempre se incluía una viñeta de la escena del Juicio en los papiros donde estaba escrito el “Libro de los Muertos”.

Libros raros: 5-El Libro Egipcio de los Muertos
El escriba Kha y su esposa Merit se presentan ante Osiris, dios del inframundo

Su origen se encuentra en Los Textos de las Pirámides del Reino Antiguo. Estos derivaron en Los Textos de los Sarcófagos durante el Reino Medio. El papiro con las fórmulas adecuadas para ayudar al alma del difunto se depositaba junto a la momia, en la tumba. El libro no sólo comprende fórmulas para superar el juicio de Osiris, sino también pasajes para que el difunto reconozca a los dioses que le serán favorables o para que pueda orientarse en su viaje por las 12 Regiones de la Duat. Eran los sacerdotes-lectores los encargados de leer ciertos pasajes de el Libro vueltos hacia la momia.

Estas instrucciones se inscribían en rollos de papiro y en las vendas de lino de las momias, las paredes de las tumbas, los sarcófagos y los elementos del ajuar funerario del difunto. Sin ellas, la persona fallecida podía sufrir una segunda muerte que significaría su total aniquilación. El sacerdote recitaba los primeros pasajes del Libro durante la ceremonia funeraria, cuando se trasladaba el sarcófago a la tumba.

Una vez allí, se practicaban rituales para revitalizar los sentidos, entre los que se contaba el de la apertura de la boca, por el que se abrían mágicamente los ojos, las orejas, la nariz y la boca del difunto, quien, una vez recuperados los sentidos, emprendía su viaje por el Más Allá. Para los egipcios éste era un momento de esperanza, como se expresa en la fórmula nueve del Libro de los Muertos, que los egipcios llamaban Libro Para la Salida al Día:

He abierto los caminos que están en el cielo y en la tierra, porque soy el bienamado de mi padre Osiris. Soy noble, soy un espíritu, estoy bien pertrechado. ¡Oh, vosotros, todos los dioses y todos los espíritus, preparad un camino para mí!
Libros raros: 5-El Libro Egipcio de los Muertos

¿Es concretamente un Libro?

Sí y no. En relidad, es una colección de textos de innovaciones, conjuros, oraciones, himnos, letanías y fórmulas mágicas, escritos generalmente en rollos de papiro con ilustraciones o viñetas.

Fueron colocados en las tumbas de los egipcios que podían permitirse tal lujo a partir del Imperio Nuevo. No obstante, la colección más antigua que se conoce, está inscrita en las paredes de las cámaras y corredores de las pirámides de Unas, Teti, Pepi I, Nemty-En-Saf I y Pepi II, reyes de la V y VI dinastía en Sakkara.

Su verdadera naturaleza no ha sido comprendida perfectamente. No es lo que se dice un “libro”, ya que este término sugiere una composición con una unidad, un escrito en “determinado tiempo” por un autor o autores. Ese título le fue dado por el alemán Richard Lepsius quien en 1842 publicó el gran “Papiro de Turín” bajo el título de Das Todtenbuch y desde entonces lo han usado los egiptólogos. El título por el cual era conocido por los antiguos egipcios era: “Manifestado en la luz”, “La manifestación del día”, “La manifestación de la luz”.

Libros raros: 5-El Libro Egipcio de los Muertos

Sin embargo, “Per t er hru”, como se conocía en escritura jeroglífica es probable que haya tenido un significado especial para los egipcios, y que no se haya traducido correctamente a los idiomas modernos; pero existe otra versión que es una idea que puede expresar todo el trabajo y que es: “Capítulos para perfeccionar el Ka” o “Capítulos de salir al día”.

Se dice también que el título de “Libro de los Muertos” procede del nombre que los profanadores de las tumbas dieron a los papiros con inscripciones que hallaron junto a las momias: Kitab al-Mayitun, en árabe, que significa Libro del difunto.

libros raros

Principales “versiones”

Las más importantes revisiones de manuscritos que forman el “Libro de los Muertos” son:

1. La “Versión Heliopolitana”

Fue recopilada por los sacerdotes de On (Heliópolis) basada en una serie de textos que se han perdido. Los “Textos de las Pirámides” que no proporcionan ninguna información acerca de su autor o autores. Representa un sistema de Teología promulgada por los sacerdotes de Ra, el Dios del Sol.

Algunos capítulos parecen estar dedicados al dios Toth y que, sin duda, pertenecen a la clase de literatura que los griegos llamaron “Hermética” y es muy cierto que fueron incluidos en la lista de los cuarenta y dos trabajos que según Clemente de Alejandría constituyen los libros sagrados de los egipcios, por lo que parece estar bien fundamentada ya que los griegos llamaron Hermes al dios Toth a quien los egipcios designaban como “El señor de los libros divinos”, “escriba de la Compañía de los Dioses” y “Señor de la palabra divina”. Algunos Capítulos se encuentran en las tumbas, sarcófagos, estelas y papiros de las dinastías XI, XII y XIII. Pero la esencia deriva de escritos primitivos, probablemente predinásticos.

2. La “Versión Tebana”

(Uast, la Tebas de los griegos) escrita en jeroglíficos sobre papiros, está dividida en capítulos sin un orden determinado, sin embargo, con muy pocas excepciones, cada capítulo tiene un título y una viñeta. Aunque no todos los capítulos están en las copias, hay algunos que sin duda eran necesarios para la preservación del difunto en su tumba, y de su alma en el más allá.

Esta Versión fue usada por quien podía sufragar los gastos, desde la dinastía XVII hasta la XXI.En los “Textos de las Pirámides” eran los sacerdotes los que decían o cantaban las invocaciones, los conjuros o las diversas secciones. En la “Revisión Tebana”, los himnos y plegarias eran dichos por el difunto, en el otro mundo lo que le permitía alcanzar la perfección del alma.

3. La “Revisión Saita” (Sai)

Estuvo en uso de la dinastía XXVI hasta el final de la Era Ptolemaica en Egipto, aproximadamente. En esta época se arreglaron los Capítulos en un orden definido y se hizo una revisión cuidadosa de todo el trabajo. Durante este período aparece un cierto número de Capítulos que no se encontraban en los papiros antiguos; pero que no son sino nuevas ediciones o extractos de trabajos anteriores.

En muchas copias de esta Revisión se omiten signos, palabras y aún pasajes completos, lo cual dificulta su lectura. Estos Capítulos compuestos en un período más tardío, representan ideas y creencias de carácter religioso, que eran desconocidas para los egipcios de la dinastía V y VI, y demuestran que había tenido lugar un desarrollo considerable del pensamiento religioso en las mentes de la gente, desde que fueron recopilados los “Textos de las Pirámides”.

egiptologia

Los rituales después de la muerte

Los egipcios creían que el difunto emprendía un viaje subterráneo desde el oeste hacia el este, como Ra, el Sol, que tras ponerse vuelve a su punto de partida. Durante ese trayecto el fallecido, montado en la barca de Ra, se enfrentaría a seres peligrosos que intentarían impedir su salida por el este y su renacimiento. El peor de ellos era Apofis, una serpiente que trataba de impedir el avance de la barca solar con el objeto de romper el Maat, la justicia y el orden cósmico, y forzar el caos. Apofis cada día amenazaba a Ra durante su viaje subterráneo. Una fórmula del Libro de los Muertos se refiere al encuentro con el temible reptil:

Que seas sumergido en el lago del Nun, en el lugar establecido por tu padre para tu destrucción. […] ¡Retrocede! ¡Se destroza tu veneno!.

El fallecido podía adquirir las propiedades de varias divinidades y luchar contra los enemigos, como muestra un pasaje de la fórmula 179:

Me ha sido concedida la gran Corona Roja y salgo al día contra mi enemigo, para capturarlo, porque tengo poder sobre él. […] Me lo comeré en el Gran Campo, sobre el altar de Wadjet, porque tengo poder sobre él, como Sekhmet, la grande.

Libros raros: 5-El Libro Egipcio de los Muertos

El juicio del alma

Finalmente, el difunto llegaba a un laberinto, protegido por una serie de 21 puertas, aunque otro pasaje del Libro dice que son siete. Ante cada una de ellas, el difunto debía pronunciar un texto determinado, mencionando el nombre de la puerta, del guardián y del pregonero. En cada ocasión, la puerta le decía: “Pasa, pues eres puro”.

Una vez pasado el laberinto, el difunto llegaba a la Sala de la Doble Verdad para que un tribunal formado por 42 jueces y presidido por Osiris evaluara su vida. Ante los dioses hacía la “confesión negativa”, en la que citaba todas las malas acciones que no había cometido. Tras la confesión, llegaba el momento culminante del juicio, aquél en que se procedía a pesar el corazón del difunto. En un plato de la balanza, sostenida por Anubis, dios chacal de la momificación, se colocaba una pluma de avestruz, la pluma de Maat, que simbolizaba la justicia; en el otro plato se depositaba el corazón, que simbolizaba las acciones realizadas por cada persona.

Libros raros: 5-El Libro Egipcio de los Muertos
El pesaje del alma

El difunto se salvaba cuando la pluma y el corazón quedaban en equilibrio. Tanta importancia se atribuía al pesaje del corazón que los egipcios elaboraban un amuleto específico, el escarabeo del corazón, que, como su nombre indica, se colocaba sobre el órgano del difunto durante el proceso de momificación. En el reverso del amuleto se inscribía siempre la fórmula treinta del Libro para que, en el momento del juicio final, el corazón no traicionara al difunto. Finalmente, los dioses proclamaban su veredicto. Aquellos cuyos corazones hubieran pesado demasiado en la balanza eran considerados impuros y condenados a toda clase de castigos: sufrían hambre y sed perpetuas, eran quemados al atravesar un lago o cocidos en un caldero, una bestia salvaje los devoraba… Los justificados, en cambio, tenían motivos para felicitarse.

Libros raros: 5-El Libro Egipcio de los Muertos
Los campos de cultivo de uno de los “Paraísos” para los bienaventurados

El mundo de ultratumba en el que vivirían los difuntos virtuosos se conocía como Campos de Ialu o Campo de Cañas. Los egipcios lo imaginaban como un lugar muy parecido a su país, con ríos, montañas, caminos, cuevas y campos muy fértiles, en los que crecía la cebada hasta los cinco codos de altura. El difunto, sin embargo, debía preocuparse por obtener su sustento. Aun siendo un “glorificado”, según decía una fórmula del Libro de los muertos, tenía que “arar y segar, comer y beber, y realizar todas las cosas que se hacen en la tierra”. Eso sí, para ello podía contar con la ayuda de un ejército de sirvientes, representados en unas características estatuillas (los ushebtis), siempre presentes en el ajuar funerario y que por el poder de la magia se convertían en criados.

Sintetizando, el destino del fallecido podía dividirse superficialmente en cuatro posibilidades:

-Puede ir al “Campo de paz”.

-Viajar en el cielo para vivir como las estrellas.

-Ser uno con Osiris en sus dominios en un “Mundo superior”.

-Viajar con Ra en su barca solar o una combinación de estos estados.

libros raros

A modo de conclusión

No es poco lo que puede decirse sobre este compendio de rituales del Antiguo Egipto. Desde las distintas versiones hasta las “instrucciones” dadas a los vivos, más que a los muertos, pasando por la adquisición de estos conocimientos reservados sólo a unos pocos, los dignos de alcanzarlos, hasta la pérdida de algunos rituales conforme fuera pasando el tiempo. A lo largo de los siglos, algunas de costumbres fueron desapareciendo hasta quedar en una tradición de eras pasadas, pero sin dudas sirve como guía para conocer y aprender la cultura egipcia y los rituales religiosos que se llevaban a cabo en tan mítico territorio.

No comments yet.

Leave a Comment