Facebook Twitter RSS Reset

Le puede pasar a cualquiera. Un juego peligroso.

Para el que guste leerlo:

Primero que todo y algo que claramente es una obviedad, escribo esto por acá y quizá tamb en tumblr porque primero puede que llegue a los ojos que me complacería q lo leyera y segundo porque acá no tengo a ningún familiar o conocido que me rompa las pelotas después por escribir esto.

En 2 días se cumple un mes, paso rápido, ya un mes, me siento mucho mejor por suerte pero el vacío permanece ahi. Soy una persona demasiado pasional, me dominan las emisiones y no siempre me llevan al lado correcto. Escribo esto para contar como fueron estos 30 días en los que mi vida cambio por absolutamente completo.

Primero viví momento de angustia absoluta, los primeros 5 días lloraba en el trabajo, lloraba en mi casa, lloraba en la casa de mi mamá, lloraba con la psicóloga, con mis amigos, y en los recorridos a cualquier lado que fuera, tanto caminando como en bici. Nunca en mi vida llore tanto por alguien, fue en ese momento, cuando me di cuenta que lo que sentía era real y absoluto. Me acostaba esperando que mi celular sonara y al ver estuviera su nombre, lloraba y le rogaba a Dios que el timbre sonara para salir corriendo a abrirle.

Empecé a notar como las cosas a mi alrededor me recordaban a él y un cuchillo se me enterraba en el corazón, muchas veces tenia q tomarme el pecho y respirar hondo de tanto dolor. Cada vez que entraba o salia d mi casa tenia la tonta esperanza de q estuvieras en la puerta esperando me.

Los sueños me torturaban, en esta realidad vivir era una infierno y cada vez que podía me refugiaba en el mundo de los sueño para huir de todo esto pero ahora también estaba y de la manera que más me podía hacer sufrir al despertar, arrepentido.

Así q muchas veces me despertaba llorando.

La comida había pasado a segundo plano, baje unos kilos lo cual me alegro pero no tanto tampoco, sigo igual de gordita. Luego de 2 semanas empecé a tener días buenos y otros malos, empecé a salir, ver amigos, pasear, hacer cosas que desde años no hacia, como ir a bailar, me divertí mucho y también tome muchísimo alcohol, me di cuenta de lo mal que hacíamos las cosas encerrándonos tanto y que muchas veces era por mi culpa y otras por la tuya, pero cuando me quedaba sola caia toda la depresión junta y me desesperaba, hacia cosas que no estaban bien , como llamarte y ver que no respondías me rompía aun mas el corazón. Un día tuve que ir por mis cosas, por segunda vez, nos besamos y es una sensación que nunca voy a olvidar, el recuerdo d tus labios y como me tomaste de la cara con fuerza, pude sentir q me extrañabas, luego nos dijimos cosas horribles y me fui. Desde entonces desapareciste por completo. Intente contactarte algunas veces pero nada, es como si ya no existieras. Me gustaría poder ser así, no se si estaré mal yo o que pero me es imposible borrar de mi mente a una persona con la que compartí tanto, así nada mas, de la noche a la mañana. Habiendo pasado tantos años juntos.

Yo siempre me rindo con todo, no tengo voluntad para nada pero con él estaba dispuesta a todo. Me dolía estar con él pero no me quería rendir sin haber agotado todas la posibilidades de mejorar. Tu pensamiento fue distinto. Ahora eso me enoja porque no soy como vos y por eso no te entiendo.

Hace una semana un amigo me dijo algo que cambio todo: “Creo q el hace mucho que no te amaba, seguramente te quiere pero amar lo dejo de hacer hace mucho tiempo, no siente lo mismo que vos y no tenia el valor de decírtelo, uso lo que paso como excusa, nada más, después de una relación tan larga no dejas a alguien por algo así, se pelea por la otra persona hasta el final”Escuchar esas palabras me destrozaron, en todo sentido… Desgraciadamente. Y caí muuuy profundo pero en esta semana me di cuenta que ya no tenia sentido seguir asi, mi salud era cada vez peor y mi mente comenzaba a sugerir hacerme daño asi que esta vez yo sola me saque del pozo. Ahora camino despacio pero a paso firme. No lamento haberme enamorado de él porque senti cosas que no creía posible. Solo lamento que no haya tenido la fuerza para luchar por esto y lamento que tanto amor se desperdicie.

Por al fin entendí que tanto por mi parte como por la suya no hay vuelta atrás.

Pd: Soy adulta y me hubiera gustado tener una charla así de seria en persona.

No comments yet.

Leave a Comment