Facebook Twitter RSS Reset

Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas

Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas

Si quieres ‘entrar’ a formar parte del team Google “no basta con tener experiencia y ser el mejor en lo tuyo, antes tienes que pasar una entrevista en la que las preguntas que te plantearán no son las tradicionales. Aquí te propondrán acertijos y preguntas trampa para ver de qué habilidades dispones.



¿Podrías salvar tu solo la ciudad de San Francisco?



Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas



Imagina que un desastre se avecina en la ciudad de San Francisco, muy cerca de la sede corporativa de Google ¿Podías diseñar un plan de evacuación para la población entera? Aquí recomendamos creatividad a prueba de bombas. Y nunca mejor dicho.



Tenemos que advertir que en la propia compañía californiana se han dado cuenta de que los acertijos que plantean “son una pérdida de tiempo”. Así lo reconoció Laszlo Bock, vicepresidente de recursos humanos de la empresa, en una entrevista concedida al New York Times en junio de 2013: “Los acertijos son una completa pérdida de tiempo. ¿Cuántas pelotas de golf caben en un avión? ¿Cuántas estaciones de servicio hay en Manhattan? No predicen nada”.



Reducido al tamaño de una moneda



Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas



De repente, como en el peor de los sueños de Jonathan Swift eres reducido a la talla de un verdadero liliputiense. Tu altura es la misma ahora que la de una moneda y tu masa es reducida proporcionalmente de forma que se mantiene tu densidad original. Es decir, cambian algunas cosas, otras no… Pero lo peor no es eso. Sin saber cómo ni porqué alguien mucho más grande y poderoso te arroja a una máquina de hace zumos. ¡Ahora estás dentro de una licuadora! Y, por supuesto, para completar la pesadilla, las cuchillas de la máquina exprimidora amenazan con comenzar a girar en tan solo un minuto. Tienes muy poco tiempo par reaccionar, pero… ¿Qué harías tú?



Una cuestión de aritmética y cruces cotidianos



Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas



Da igual si sueles utilizar reloj o no. Esta pregunta puede provocarte graves daños en las meninges. Es una cuestión en las que nadie ha reparado y un problema aritmético de cálculo bastante más sencillo de lo que parece. Eso sí, hace falta una alta capacidad analítica. La pregunta es más corta que la anterior, pero igual de desconcertante: “¿Cuántas veces se cruzan las agujas del reloj?”… No me digas que nunca te has parado a pensar en esta cuestión…



Lo primero que deberíamos saber es si el reloj en cuestión tiene manecilla de segundero o no. Quedémonos con la primera posibilidad. Al parecer, los expertos aseguran que hay que calcular dos cosas distintas: las veces que el segundero cruza al minutero y al horario, y posteriormente las veces que el minutero cruza el horario. Cada minuto el segundero cruza una vez al minutero y una vez al horario. Tomando en cuenta que un día tiene 1440 minutos (60 minutos por 24 horas), el segundero cruza 2880 veces a las otras dos.



Ahora bien, el minutero cruza únicamente una vez por hora al horario. De tal forma que, si tomamos en cuenta el último (o primer) minuto del día en el que ambas manecillas apuntan al número 12, las manecillas se cruzan 24 veces al día. ¿Total? 2904 veces al día si es que tiene segundero. ¡Hala ya sabes una cosa más!


Y para cálculos una por cuestión “de pelotas”




Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas

Y  si te ha resultado difícil conseguir una respuesta para la pregunta sobre las manecillas del reloj, ésta te parecerá imposible. Pero al parecer, se premia lo osado que seas a la hora de encontrar respuestas lógicas a preguntas que no pueden serlo. Vamos a ver, ¿cuántas pelotas de golf caben en un autobús escolar? Una posible solución es calcular las medidas de esas pelotas y el espacio interior de un autobús escolar. ¿Lo conoces? Pues eso. Ponte creativo.



Lo ideal sería hacer una suposición matemática. Es decir, como habíamos dicho calcular el posible volumen del bus y el volumen de la pelota, y luego los divido, eso me daría un valor aproximado de la cantidad total de pelotas,luego calcularía el volumen desperdiciado entre pelota y pelota, e intentaría calcular cuantas pelotas debo restar a mi suma debido a que existe ese volumen desperdiciado con aire.



De esposas, maridos, adulterios y cálculos estadísticos





Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas


Parece un cuento y encierra un misterio a resolver a modo de thriller psicológico. Los entrevistadores, además, pueden ponerse creativos en el enunciado del problema y te pueden contar la historia así. “Todos los hombres en una aldea de 100 parejas casadas han engañado a su mujer. Cada mujer en la aldea sabe instantáneamente cuándo un hombre que no es su marido ha cometido adulterio, pero desconoce cuándo su propio marido lo ha hecho. La aldea tiene una ley que no permite el adulterio. Cualquier esposa que descubra que su marido le ha sido infiel debe matarlo ese mismo día y las mujeres de la aldea no pueden desobedecer esa ley. Un día, la reina de la aldea hace una visita y anuncia que al menos un hombre ha sido infiel… ¿qué ocurre?”.



Puedes imaginar que se desencadenaría una masacre entre tanto cuerno y tanta confusión. Probemos: Si sólo hay 1 hombre que engaña y si esa esposa no se entera de ninguna otra mujer que esté siendo engañada, entonces sabe que su marido es el que es infiel, y lo matará ese día. Si hay 2 maridos que engañan, sus esposas conocerán respectivamente a un marido que engaña, y deberán esperar un día antes de determinar si se trata de su propio marido -debido a que ningún otro hombre fue asesinado el día del anuncio-.



Ahora bien… ¿Y si hay 100 hombres que engañan? Todo andará bien hasta 99 días después, cuando las 100 esposas maten a sus maridos que las engañan el mismo día. Es decir, la masacre anunciada…



Múltiples formas de cruzar un puente





Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas


Otro cuento sin moraleja que puede resultar cruel para la mayoría de personajes del cuento y para aquellos osados que intenten desentrañar el misterio. ¿Te atreves a intentarlo? “Cuatro personas necesitan cruzar un puente colgante de noche para volver a su campamento. Por desgracia, solo tienen una linterna que tiene batería para 17 minutos. El puente es muy peligroso para pasar al otro lado sin luz, y solo aguanta el peso de dos personas al mismo tiempo. Cada uno de los excursionistas camina a distinta velocidad. El más rápido puede atravesarlo en 1 minuto, el siguiente en 2 minutos, el tercero en 5 minutos y el último en 10 minutos. ¿Cómo pueden cruzarlo todos en 17 minutos?”



Antes de intentarlo hay que pararse a pensar un poquito. Primero pasan los más rápidos, o sea, el que tarda un minuto y el que tarda dos. Y entonces vuelve el primero. Pasan después el que tarda 10 minutos y el que tarda cinco. Y es ahora cuando vuelve al otro lado el que tarda 2 minutitos y es bastante rápido. Pasan entonces juntos, de nuevo, los más veloces para completar los 17 minutos que aguantarán las pilas. ¿Qué te ha parecido?




¿Qué papel harías como capitán de barco pirata?





Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas


Ya se sabe que cuando se trata de sobrevivir entre rufianes, conseguir el favor de la mayoría, aunque sea de manera interesada, es cuestión de vida o muerte. Pongámonos en situación con otra historia que te puede poner nervioso: “Eres el capitán de un barco pirata y tu tripulación debe votar cómo se dividirá el botín. Si menos de la mitad de los piratas no están de acuerdo contigo, deberás morir. ¿Cómo recomendarías dividir el oro, de forma que mantengas una buena parte del tesoro y sobrevivas?”



El truco, se nos ocurre por lógica, es beneficiar a la mayoría de los piratas de nuestro barco. Lo ideal podría ser dividir el botín en partes iguales entre el 51% de la tripulación. Por supuesto, incluido tú… ¿Sobrevivirías así? Posiblemente si después, en cada botín nuevo, quienes se quedan con las manos vacías van variando. Lo que podía llamarse ‘democracia igualitaria pirata’.



¿Cómo enviarías un mensaje criptográfico y cifrado?





Las preguntas que Google realiza en sus entrevistas


Serías capaz de enviar un mensaje cifrado en una situación límite o desesperada si te impiden escribir la pregunta con palabras, de manera normal… Por ejemplo, ¿cómo enviarías un mensaje criptográfico? Vamos con el reto:  “Necesitás saber si tu amigo Bob tiene bien anotado tu número de celular. Pero no puedes preguntarle directamente. Debes escribir la pregunta en una tarjeta y dársela a Eve, la cual le llevará la tarjeta a Bob y volverá con su respuesta. ¿Qué debes escribir en el papel, además de la pregunta, para asegurarte de que Bob pueda entender el mensaje y Eve no pueda leer tu número de teléfono?”.



A estas alturas, la respuesta correcta te puede parecer una tontería, pero hay que ponerse en situación: Estás pasando una prueba fundamental en tu vida y te están arrinconando con retos bastante disparatados. Es decir, echas humo por las orejas. Pero si piensas te darás cuenta que puede bastar con llamar por teléfono. ¿O quizá no?

Las preguntas que Google realiza en sus entrevistasGIF

No comments yet.

Leave a Comment