Facebook Twitter RSS Reset

Las frases que Napoleón dejó para la historia

La vida nos deja a todos por igual recuerdos, hazañas, momentos inigualables… Todo ello nos forma a nosotros y nos hace ser como somos. Sin embargo no todas las personas son capaces de marcar un antes y un después en la historia de la humanidad. Una de esas personas fue Napoleón Bonaparte.

Recorrió toda Europa y Egipto, marchó a combatir a las grandes monarquías de Europa, a la vez las grandes enemigas de Francia, y, durante sus 51 años de vida no sólo dejó batallas, victorias y derrotas, política y reformas, sino que también nos dejan frases que, sin lugar a dudas, también merecen un hueco en los libros de historia.

Las frases que Napoleón dejó para la historia
Napoleón ante la Esfinge

Napoleón Bonaparte fue uno de los múltiples emperadores que ha tenido Europa pero, sin lugar a dudas, es uno de los más conocidos. Desde sus inicios en la “Grande Armée” hasta sus últimos días en el exilio en la isla de Santa Elena, fue un hombre a cuya vida estuvo ligado el destino de Europa y el del mundo entero. Emperador en época de emperadores fue, sin embargo, un defensor de la revolución que vivió su país en el año 1789 y, aunque al final se dejó llevar por el poder, el tiempo que ganó hasta su derrota final en Waterloo en 1815 fue decisivo para que la semilla de la Revolución Francesa no solo floreciese en el país galo, sino a que se propagase por Europa.

“Dejad que China duerma, porque, cuando despierte, el mundo temblará”



Ya nos lo avisó Napoleón, y eso que por aquel entonces China no era nada más que una colonia europea. A día de hoy, China se está convirtiendo en la primera potencia mundial, desbancando a EEUU.

“Alejandro, César, Carlomagno y yo fundamos imperios, pero ¿sobre qué cimentamos las creaciones de nuestro genio? Sobre la fuerza. Sólo Jesucristo fundó su reino sobre el amor, y hoy día millones de hombres morirían por él”

“El único error que he cometido en mi vida, es no haber quemado Berlín” – tras ver a los ejércitos prusianos en Waterloo.

Las frases que Napoleón dejó para la historia
Ejército prusiano en Waterloo

“La reina de Prusia es realmente encantadora; coquetea mucho conmigo, pero no sientas celos; soy una tela encerada sobre la cual todo esto no hace sino resbalar”

– Carta de Napoleón a su esposa Josefina, y quizás la razón por la que no quemó Berlín.

“La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana.”

“Los blancos serán siempre blancos”

– Respecto a la traición del general Bourmont, que se pasó a las filas prusianas.

Bourmont fue un general francés que estuvo desde el principio en contra de la revolución. Combatió fieramente a las tropas revolucionarias y, cuando todo estaba perdido, huyó a Portugal. En 1807 se acogió a la amnistía francesa, por la cual todo aquel francés que quisiese servir a la República era perdonado. Sin embargo, Bourmont rápidamente empezó a conspirar contra la República sobre todo al ver la amenaza que significaba Napoleón para la monarquía. En 1814 se pasó al lado prusiano con todos los planes y estrategias de Napoleón y, una vez derrotado el emperador, sirvió fielmente a las monarquías, llegando a intervenir en España en el año 1823, tras el Trienio Liberal, instaurando de nuevo la monarquía absoluta de Fernando VII

“Los catalanes son franceses confundidos”


Las frases que Napoleón dejó para la historia

Napoleon Bonaparte

“Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado”

“No hay que temer a los que tienen otra opinión, sino a aquellos que son demasiado cobardes para manifestarla”

“Para escribir historia hace falta ser más que un hombre, pues quien agarra la pluma de esta gran justiciera, debe estar libre de intereses, vanidades y prejuicios.”

Gran verdad, se mire por donde se mire, “Pues la historia ha de ser vista los con ojos de aquellos que la vivieron, pues eran otros tiempos y eran otras circunstancias. Posiblemente nosotros seamos, dentro de 100, 200 o 500 años, desde su punto de vista, unos malnacidos sin corazón, malvados y tremendamente injustos. De igual manera, aquel que se digne a escribir sobre historia debe hacerlo de la manera más objetiva posible, y eso es algo que sigo esperando, pues a día de hoy eso no es posible.” – Un profesor que tuve hace años.

“¿Sabe, Fontanes, lo que más admiro? Es la impotencia de la fuerza para conservar algo. No hay sino dos poderes en el mundo: el sable y el espíritu. A la larga, el sable siempre es vencido por el espíritu”

“Todo ser humano es libre si su libertad no atenta a la de los demás”

“Todo el que teme la muerte, es un ateo de corazón”

Napoleón fue un personaje que estuvo siempre en contra de la religión, pues la consideraba un instrumento de persuasión y manipulación de las masas. Sin embargo, para proclamarse emperador, era necesaria la presencia del Papa (aunque se coronó el mismo, algo insólito, pues siempre lo hacía el papa) por lo que aceptó el Catolicismo durante un breve periodo de tiempo, pues enseguida retomaría sus ideales. Tan pronto llegó al poder, instauró la liberta de culto.

Las frases que Napoleón dejó para la historiaNapoleón en su coronación

“Un hombre solo se arrodilla ante Dios”

– A los 15 años de edad, en la Escuela Militar de París, cuando un profesor le ordenó que se arrodillara ante él.

Napoleón ya tenía claros sus ideales, y ante su saber de qué Dios, o no existía o que no se podría demostrar, pronunció esas palabras, pues nadie debía arrodillarse ante nadie, pues todos debemos ser iguales. Napoleón reorganizó la administración del estado, reorganizó el sistema judicial, tipificó la legislación civil francesa con el Código Napoleónico y con otros seis códigos que garantizaban los derechos y libertades conquistados durante el período revolucionario, así como la igualdad ante la ley.

“Nunca interrumpas a tu enemigo mientras está cometiendo un error”

Estas son sólo algunas de mus muchas citas, pero desde mi punto de vista son las más interesante o curiosas.

“France, l’armée, Joséphine” – Sus últimas palabras

No comments yet.

Leave a Comment