Facebook Twitter RSS Reset

La táctica de Federer que empezó como chiste

La táctica de Federer que empezó como chiste
La devolución-Approach, la nueva táctica de Roger Federer.

La devolución como approach. Roger Federer venció a Novak Djokovic en la final del Western & Southern Open, con esta rara táctica. En todo el partido, el suizo lo hizo en once ocasiones, ganó siete de ellas con subidas a la red muy agresivas y con jugadas dobles.

Justo cuando piensas que lo has visto todo, Federer escribe con irreverencia un nuevo capítulo de la guía de devolución. Algunas formas de restar e ir a la red parecen extremas, la bola no ha tocado el piso y Roger ya está lo más adelantado posible para pegar a la carrera.

Federer aseguró que recientemente practicó la devolución de bote pronto como un chiste pero vio que funcionaba y comprobó durante el torneo de Cincinnati que le estaba dando éxito. Las rápidas canchas de Ohio fueron el sitio perfecto para el suizo para reinventarse una vez más.

Primero, Federer usó esta táctica en el inicio del set, adelantándose en ocho oportunidades y ganando cinco de ellas. Un beneficio de esta estrategia agresiva es que le roba al sacador tiempo en el entretanto del servicio y el primer golpe después del saque.

En los primeros cinco servicios de Djokovic durante el primer parcial, Federer respondió 14 devoluciones parado a casi un metro y medio de la línea de fondo. Eso es simplemente inaudito. La bola apenas ha rebotado y Federer se abalanza sobre ella, respondiéndola rápidamente a Djokovic para evitar un peloteo desde el fondo y así mostrar su destreza en la net.

De las siete devoluciones/approach que Federer ganó, solamente tuvo que volear una vez. Djokovic dejó cuatro tiros en la red, una se le fue larga y en las otras falló por la presión que Federer ocasionó moviéndose rápidamente hacia delante.

De los cuatro puntos que Federer perdió con esta táctica, el suizo solo falló una devolución, no acertó una volea de derecha, fue pasado una vez y colgado en otra ocasión por un globo que tuvo que ejecutar Djokovic con perfección para zafarse de la presión.

En el 3-3 del primer parcial, Federer marcó mucho su táctica al hacer su devolución en cuatro ocasiones consecutivas, de las cuales ganó tres. No pudo quebrar, pero la presión ya comenzaba a incrementar.

Cuando Roger Federer sacó pudo tomar el control de los puntos y fácilmente encontró la manera de finalizar en la net. Su nueva fórmula le hizo crear otra para subirse cómodamente a la red en cualquier escenario.

Djokovic ganó once de los primeros 16 puntos desde el fondo. Pero la presión acumulada de las ocho devoluciones de Federer en la primera parte afectó al serbio en el inicio del segundo set. En el primer juego, Novak Djokovic hizo un ace y después tuvo que hacer cuatro segundos servicios, de los cuales se dobló en tres, lo que le dio a Roger el único quiebre del partido.

El suizo ganó 13 de los primeros 15 puntos del segundo set, frustrando a Djokovic su intento de reaccionar. El constante merodeo de Roger por la red hizo inestable al serbio, por lo que Roger se apuntó el 74% (20/27) de puntos yendo hacia delante y el 80% (4/5) haciendo saque y volea. El nuevo número dos del mundo no perdió el servicio en todo el torneo y no enfrentó oportunidades de quiebre en la final.

Cuando el compromiso iba 7-6, 4-1 su ofensiva estuvo increíble, logrando poner sus estadísticas del torneo en un 48% de golpes dentro de la línea de fondo y 52% detrás. Solo el 8% de impactos de Federer en el torneo fueron ejecutados estando parado a más de dos metros detrás de la línea de fondo.

No comments yet.

Leave a Comment