Facebook Twitter RSS Reset

La sangre menstrual cura enfermedades

La sangre menstrual cura enfermedades

“Hasta ahora, la sangre menstrual había sido descartada como desechos residuales. Sin embargo, recientes investigaciones demuestran que el fluido menstrual contiene células madre auto-renovables que pueden ser fácilmente recolectadas, procesadas y crío-preservadas para posibles terapias que puedan surgir en el futuro. Las células madre menstruales provienen del revestimiento del útero (endometrio) que se escama como parte del período menstrual de la mujer.

Estas células madre menstruales son únicas porque tienen muchas propiedades y características similares a las de la médula ósea y las células madre embrionarias, que se multiplican rápidamente y pueden diferenciarse en otros tipos de células madre, tales como nerviosas, cardíacas, huesos, adiposas, cartílagos y posiblemente otros; demostrando una gran promesa para el futuro en el uso clínico de terapias médicas regenerativas. Las investigaciones preliminares sugieren que además de su posible uso por el donante, estas células madre posiblemente pueden ser usadas también para el beneficio de otros miembros de la familia que están genéticamente relacionados con el donante como tal vez un padre, hermano o hijo”.

A partir de ahora, cada mes, en vez de decir “estoy indispuesta”, “estoy impura” o “tengo la mierda”, siéntete FUERTE y ORGULLOSA, pues eres FUENTE DE VIDA Y REGENERACIÓN.

La sangre menstrual cura enfermedades

Durante la menstruación, en la pared del útero de la mujer se hallan células madre que se podrían utilizar en el laboratorio para crear nueve tipos de tejidos, según los resultados de una investigación de un grupo de científicos norteamericanos del Biocommunication Research Institute de Wichita (Estados Unidos), que acaba de aparecer publicado en la revista Journal of Translation Medicine.

El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos es uno de los procesos esenciales en el útero durante el ciclo menstrual. Los investigadores afirman que el nuevo tipo de células madre que han identificado intervienen en este proceso. Durante el ciclo menstrual, el útero alberga el óvulo y se prepara para el posible embarazo engrosando sus paredes con la aportación de nutrientes y vasos sanguíneos. Si no hay fecundación, el óvulo no fecundado se desprende y se rompen los vasos sanguíneos, con el consiguiente flujo menstrual.

Las células madre que se han descubierto en esta investigación están involucradas en la regeneración de nuevos capilares. Los investigadores las han denominado células regenerativas endometriales (ERC). Para detectarlas, han recogido muestras de cinco mililitros de sangre menstrual de diferentes mujeres sanas.

Xiaolong Meng, director del estudio, afirma: “Tenemos muchos problemas con los actuales métodos para lograr células madre, como las de médula ósea, y utilizarlas para tratamientos, ya que pueden ser rechazadas por el paciente y tienen un potencial limitado para reproducirse. Es posible que hayamos encontrado una vía para superar estas dificultades mediante el uso de células de sangre menstrual”.

En los cultivos de laboratorio, los investigadores han podido observar que estas células se pueden dividir hasta 70 veces en un periodo de tiempo muy corto. Esta tasa de replicación es significativamente más rápida que la de las células madre que proceden de la sangre de cordón umbilical o de médula ósea, explican los investigadores. También afirman que a partir de estas células madre se pueden obtener diferentes líneas celulares, lo cual significa que existe la posibilidad de que se diferencien en distintos tipos de tejido, entre ellos el cardíaco. El estudio ha sido financiado por el laboratorio de Kansas Medistem, y han invervenido investigadores de la Universidad de Alberta y de la de Ontario, en Canadá.

Aunque todavía no tiene ninguna aplicación real, otro laboratorio privado estadounidense ha empezado a ofrecer servicios para conservar sangre menstrual.

No comments yet.

Leave a Comment