Facebook Twitter RSS Reset

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

Otro Post importado del Bizcocho…esta vez desde Finlandia

Vivía en la Ciudad….pero decidio optar por vivir en el medio del desierto helado de Laponia.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La vida en el congelador: La mujer que ha cambiado su vida de ciudad por el desierto congelante de Laponia – donde vive con 85 perros , sin electricidad y las temperaturas son de -45C

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

Tinja Myllykangas abandonó la ciudad en Finlandia porque ahora prefiere vivir en el medio de la soledad y la belleza del Artico, rodeada de perros de tiro y caballos.

La mujer de carácter fuerte vive sin electricidad, y solo cuenta con una estufa de leña en su cabaña y velas para la luz.

El sustento de tinja proviene de visitas trineo de perro para la gente con ganas de quedarse en la finca y así experimentar la vida del Ártico.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

No mucha gente estaría preparada para el desafío de afrontar las temperaturas de

-45 ° C pero Tinja Myllykangas que valora su interacción con la naturaleza privilegia por sobre los bienes materiales

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

Tinja vive sin luz electrica, en una cabaña cerca de la reserva natural de Muotkatunturi. Ella cocina en un horno de leña e ilumina su casa con velas.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La rubia de carácter fuerte decidió abandonar sus estudios biológicos en la ciudad de Jyväskylä, Finlandia, por los paisajes árticos de Laponia, en 2008.

Anhelaba la naturaleza virgen y vivir rodeada de animales.

Y así se embarcó en la búsqueda de un lugar para criar perros de trineo, con el tiempo para asentarse cerca de la reserva natural Muotkatunturi -a 290 km de la ciudad más cercana.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

Tinja cultiva una fuerte relación con los perros, del que dijo que se necesita mucho ejercicio. Aquí a ella se la ve empezando a conocer de forma individual a cada perro.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

El sustento de tinja proviene del trineo de perro que ofrece visitas a las personas deseosas de permanecer en la granja de huskys y experimentar la vida del Ártico, aunque ella indicó que esto no lo hace para beneficio comercial

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

Este es un dibujo de Tinja que describe la población de su granja. Muestra varios caballos islandeses y los diversos perros con los que cuenta.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

Las Tareas pesadas nunca se sienten como una carga para Tinja, quien dijo que no siente la necesidad de bienes materiales y que se energiza al vivir cerca de la naturaleza, siendo testigo de lugares de interés como esta hermosa aurora boreal.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

Este es el boludo del novio, es esquiador.

Y aca se lo ve obteniendo la carne de reno para el puchero…

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.

La Rubia que se fue a vivir a Laponia, al desierto Helado.



Según el fotógrafo francés que obtuvo estas imagenes , lo más difícil de la vida de Tinja no es necesariamente las condiciones o temperaturas extremas, pero la ausencia de luz, que puede durar más de un mes, si lo es….

Hermoso video de ella de tan solo 2 minutos