Facebook Twitter RSS Reset

La pornografía

Si bien el avance de la tecnología y el desarrollo de nuevos medios de comunicación nos han traído beneficios y comodidades, también nos han puesto en contacto directo con el mundo de la pornografía al cual es posible acceder inclusive desde un teléfono celular. La industria porno ha sabido infiltrarse en la vida cotidiana del hombre moderno que cada vez se muestra más tolerante, insensible y acostumbrado a su presencia. 

Ya que hemos de convivir con esta particularidad del “mundo civilizado”, es de vital importancia calcular los efectos que pueden derivar de su consumo y analizar la forma como afecta nuestra mente y sexualidad. 



El impacto de la pornografía 

La pornografíaMuy pocas personas son conscientes del efecto devastador que tiene el consumo de pornografía debido a que las consecuencias más profundas se dan en el campo psicológico que es imperceptible y no se puede medir ni valorar con instrumentos médicos. 

En la actualidad la gran mayoría de jóvenes reciben las primeras impresiones del sexo por este medio con las que construyen una visión deforme, inverosímil y superficial de la sexualidad. 

La pornografía está al alcance de cualquier niño y suele convertirse en la compañera, instructora y consejera de aquellos recién desarrollados que experimentan sus primeros impulsos sexuales. Las fuertes impresiones que transmite dejan huellas profundas en la mente de los jóvenes que sin haber tenido nunca una experiencia sexual real, acompañan el visionado porno con masturbaciones.



Ver, admirar, aprender e imitar… 

La pornografía tiene un particular enfoque didáctico que induce al espectador a aprender e imitar. 

Expone una diversidad de prácticas inusuales, artificiales, exageradas y extravagantes presentándolas con un aire de intrepidez que las hace parecer como grandes proezas. Los actos homosexuales, las aberraciones, así como el sexo grupal practicado de manera impersonal y efímera son expuestos como si fueran hazañas extraordinarias. Todos estos contenidos son leídos por la mente a manera de instructivo y por eso en el consumidor nace tarde o temprano el deseo de imitar y experimentar personalmente todo lo que vio.  
La pornografía

La pornografía en la mente subconsciente

La mente subconsciente es un banco de información que almacena las huellas residuales de todas nuestras experiencias. Sobre todo de aquellas que nos conmocionan e impactan. En este nivel profundo quedan grabadas todas las impresiones, prácticas, valores, conceptos y sugerencias que vemos al consumir pornografía. 

El porno utiliza un lenguaje subliminal que transmite una gran cantidad de información sin utilizar palabras. Los productores manipulan y coordinan el aspecto de todas las escenas, gestos, posturas, miradas, enfoques de cámara y hasta el más mínimo detalle para ocasionar un efecto intencional en la mente del receptor.

La pornografía

Una sola foto o escena contiene cientos de mensajes sutiles que el espectador no alcanza a ver o distinguir separadamente. 

La excitación sexual, autosugestión, fijación y experiencias orgásmicas que acompañan la contemplación del porno refuerzan e intensifican el proceso de grabación de toda esa información. 

Si tenemos en cuenta que el aficionado repite esta experiencia muchas veces y con gran variedad de material, podemos imaginar como la mente subconsciente se convierte en una nutrida y extensa enciclopedia porno con contenidos de todos los tipos y niveles.

Esta es una de las consecuencias más graves de ver pornografía, porque una vez que se ha fijado información tan variada y detallada en los recovecos profundos de la mente resulta muy difícil librarse de ella. 

El subconsciente es un nivel de la mente del cual no poseemos control. Actúa por reflejo asociando y proyectando sus registros sobre las cosas de manera independiente a nuestra voluntad consciente. 

Cuando el aficionado al porno menos lo sospecha, ya no puede escapar del mundo erótico que emana por voluntad propia del fondo de su mente proyectándose sobre todas las cosas. Estos efectos devastadores son muy difíciles de revertir porque para hacerlo hay que revalorizar el complejo y vasto universo porno que creamos en niveles profundos de la mente a los que no tenemos acceso desde la superficie consciente. 

¿Porno en el cerebro? 

Cuál es el impacto que tiene el porno en el cerebro? El siguiente vídeo es el resultado de un estudio elaborado por la BBC de Londres sobre los efectos que tiene el consumo de pornografía en el cerebro y el impacto que está produciendo en las nuevas generaciones.