Facebook Twitter RSS Reset

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lá

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lágrimas en los ojos

Originalmente encontrado en el Chicago Tribune, un poema de Beth Norman Harris demuestra perfectamente la relación entre un perro y su dueño. Luego de perder a su mascota, escribió “La Plegaria de un Perro” para ayudar a los dueños de perros que pasan por el momento más difícil de sus vidas. Prepárate, porque es increíble…

“Trátame amablemente, mi maestro, ningún corazón en el mundo es más agradecido por la bondad que mi corazón.”

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lá

“No rompas mi espíritu con un palo, mientras lamo tu mano, tu paciencia y comprensión me enseñarán rápidamente las cosas que quieres que haga.”

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lá

“Háblamente a menudo, tu voz es la música más dulce del mundo, si lo quieres saber lo podrás ver con mi rabo moviéndose cuando escucho tus pasos con mis ansiosos oídos.”

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lá

“Cuando está frío y húmedo, llévamente al interior… dado que soy un animal domesticado, desacostumbrado a las malas condiciones… Y no pido más que la gloria de sentarme junto a tus pies…aunque si no tuvieras hogar, preferiría seguirte sobre hielo y nieve antes que dormir en la almohada más cómoda y el hogar más cálido de la tierra… para mí, tu eres mi Dios… y yo soy tu devoto fiel.”

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lá

“Mantén mi plato con agua fresca, si no puedo acercarme a ti cuando está sexo, no puedo decirte cuando tengo sed. Aliméntame con alimento en buen estado, para mantenerse saludable, para acompañarte, jugar y hacer a tu gusto, para caminar a tu lado, y pararme listo, dispuesto a protegerte con mi vida, si tu vida peligra.”

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lá

“Y, amado maestro, que el Gran Maestro vea si me privas de salud o bienestar, no me alejes de ti. Mejor tómame amablemente en tus brazos dado que las manos bondadosas me darán el descanso eterno… Y te dejaré sabiendo con mi último respiro, que mi destino nunca estuvo más seguro que en tus manos.”

La plegaria final de un perro para su dueño te dejará con lá

No comments yet.

Leave a Comment