Facebook Twitter RSS Reset

La picó una araña en el jardín de su casa y murió

La picó una araña en el jardín de su casa y murió
La picó una araña en el jardín de su casa y murió
Neuquén

Una mujer de unos 60 años falleció en Plottier. Su hija escribió una carta para denunciar que los médicos tardaron en diagnosticarla.

Una mujer de alrededor de 60 años murió en Neuquén producto de la mordedura de una araña. Cuando los médicos lograron diagnosticar el motivo de la severa sintomatología con que llegó al hospital, ya era tarde.

Al principio, Alicia Beccaria creyó que se había clavado la espina de una rosa mientras limpiaba su jardín en Plottier –una localidad pegada a Neuquén capital– como hacía habitualmente. El pinchazo no la preocupó demasiado hasta que aparecieron los primeros síntomas. Comenzó con dolor de panza, después se le hincharon las manos y un malestar general, según relató su hija Cintia Giordano en su cuenta de Facebook.

Según el relato, Beccaria fue mordida por una araña parda (también conocida como “araña del rincón”) el lunes 4 de enero alrededor de las 15.30, aunque esto no lo supieron hasta mucho más adelante. La mujer imaginó que se trataba de un rasguño producido contra el rosal de su patio. “No le dio importancia”, explica su hija. Pero a las 22 su mano se había inflamado notoriamente, por lo que fue llevada por su esposo hasta la guardia del Hospital de Plottier.

El médico de turno le diagnostico una infección y le recetó antibióticos, que Alicia no tomó por estar con dolores internos. A las 6 de la mañana del martes, la mujer fue llevada nuevamente a este hospital afectada “por vómitos, diarrea y grandes ampollas en la mano donde fue picada”, sigue la hija. Durante el traslado, el chofer de la ambulancia les sugirió que indagaran la posibilidad de que hubiera sido mordida por una araña. Los médicos fueron alertados por la joven y después de nuevos exámenes llegaron a la misma conclusión. Entonces Alicia fue trasladada al policlínico de Neuquén, donde le explicaron que estaban determinando qué tipo de araña había atacado a su madre.

El tiempo corría vertiginosamente en contra de Alicia que cada vez se mostraba en peores condiciones. Finalmente, los doctores establecieron que se trataba de una araña parda común en esta zona, y que habita en los rincones y áreas secas. A pesar de esto, los propios familiares debieron correr al hospital de la ciudad, Castro Rendón, para conseguir las dosis del antídoto. A su regreso al policlínico, a la mujer ya no le funcionaban los riñones ni los intestinos. “Luego tuvo una falla cardíaca y otra respiratoria”, le indicó Cintia a LM de Neuquén. “Ahora diganme ustedes: ¿fue abandono de persona, fue negligencia, qué fue? Yo no sé, sólo que mi mamá se fue. Y no busco culpables, sólo que no le pase nunca más a nadie. Sólo pido capacitación a los profesionales de la salud en estos temas mordeduras y picaduras de alimañas, serpientes, etc. Si yo le hubiera prestado atención al brazo de mamá ese lunes a la noche quizás hoy estuviera viva, pero no lo sabré”, escribió compungida su hija en un carta pública.

No comments yet.

Leave a Comment