Facebook Twitter RSS Reset

La misteriosa estrella KIC 8462852

La misteriosa estrella KIC 8462852

La misteriosa estrella KIC 8462852

¿Qué pasa con la estrella KIC 8462852? La pieza, que se ha hecho viral, apunta incluso a posibles estructuras alienígenas para explicar lo que sucede con este astro.

La misteriosa estrella KIC 8462852

Pongámonos en antecedentes. KIC 8462852 es una estrella de la secuencia principal de tipo espectral F3 ligeramente más grande que el Sol situada a casi 1500 años luz. Como su nombre de catálogo nos revela, ha sido estudiada por el telescopio espacial Kepler con el fin de buscar exoplanetas a su alrededor mediante el método del tránsito. Kepler no ha encontrado planetas, pero sí que ha visto ‘algo’. La curva de luz de la estrella nos dice que un objeto -u objetos- pasa cada cierto tiempo por delante del disco de la estrella reduciendo su brillo en un 20%, pero los mínimos no se suceden a intervalos regulares, como deberían ser si fuera un planeta el culplable, sino que duran entre cinco y ochenta días.

Antes de lanzarnos a especular sobre la presencia de megaestructuras alienígenas, la explicación más razonable es que estamos observando un disco de escombros que orbita la estrella. Es bien sabido que este tipo de discos protoplanetarios son muy comunes en estrellas jóvenes, pero, y aquí es donde comienza el misterio, KIC 8462852 parece ser una estrella ‘adulta’. Eso sí, de entrada es importante subrayar que la determinación de edades estelares es un tema muy complejo y con un enorme margen de error, así que no podemos descartar por completo que KIC 8462852 sea efectivamente una jovenzuela con un disco protoplanetario.

Pero vamos a suponer que no sea una estrella joven. Puesto que las observaciones con instrumentos situados en la Tierra indican que KIC 8462852 es por lo demás una estrella totalmente normal, la explicación al fenómeno debe ser otra. En un reciente paper, un grupo de investigadores y aficionados liderado por Tabetha Boyajian concluyen que lo más probable es que estemos presenciando el resultado de la fragmentación de uno o varios exocometas. De hecho, podría tratarse de un grupo de cometas que recorren una trayectoria que los lleva a una órbita muy próxima a KIC 8462852 o a algún planeta del sistema por culpa de la acción gravitatoria de una estrella cercana.

Una opción más directa sería que una colisión catastrófica en el sistema, bien entre asteroides o entre asteroides y planetas, haya expulsado ingentes cantidades de material al espacio interplanetario, pero Boyajian y sus colaboradores han usado los datos del telescopio infrarrojo WISE para descartar esta hipótesis. De haber tenido realmente lugar este suceso, WISE habría detectado un exceso de emisión en el infrarrojo procedente de KIC 8462852 -el polvo oculta mejor las longitudes de onda visibles que las infrarrojas-, cosa que no ha hecho. Naturalmente, también es posible que el impacto se haya producido hace pocos años, justo después de que WISE dejase de funcionar, pero sería una coincidencia cósmica tremendamente rara.

Hay otra explicación más exótica y, sin duda, más apasionante sugerida por el astrónomo Jason Wright. Según Wright, el patrón de la curva de luz de KIC 8462852 no es incompatible con la presencia de gigantescas estructuras artificiales. Wright apunta a enormes paneles gigantes para captar la energía de la estrella, pero, ya que estamos, bien podríamos estar ante una esfera de Dyson a medio hacer o un mundo anillo translúcido, que imaginar es gratis. De hecho, Boyajian y Wright planean estudiar KIC 8462852 con radiotelescopios para ver si detectan alguna señal extraña. Una buena idea -no hay nada que perder y sí mucho que ganar-, aunque yo de ustedes no aguantaría la respiración hasta que se publiquen los resultados.

La misteriosa estrella KIC 8462852

No comments yet.

Leave a Comment