Facebook Twitter RSS Reset

La Mentira Del Psicópata

La Mentira del Psicópata.

 

Hablamos de “EL” psicopata como persona atipica, sin distincion de sexo, pueden ser hombres o mujeres.

El Psicópata miente de forma premeditada, instrumental y fría, como parte de su estrategia.

No son las mentiras patológicas de ciertas personas que deliran o se inventan situaciones increíbles y que, normalmente, son conocidos por ser embusteros entre sus conocidos.

Tampoco hablamos de las mentiras piadosas o cómodas que todos alguna vez hemos dicho.

Por otro lado, como muy bien indica el Psiquiatra H. Marietán, el Psicópata no siente ninguna incomodidad o culpa, por más leve que sea, cuando miente….y eso es una de las grandes diferencias entre su forma de ser y la de la mayoría de las personas. Puede engañar de forma tan serena y casual que sus víctimas llegan a dudar de la verdad y acaban en un estado de confusión e inseguridad constante.

El Psicópata es capaz de engañar a cualquiera, si piensa que hay alguien que no puede ser engañado, la verdad es que es usted un ingenuo.

El Psicópata es un buen actor, miente con todo el cuerpo, miente con naturalidad, mirando a los ojos (de nuevo malas noticias para aquellos inocentes que creen que se puede conocer la sinceridad o las intenciones de una persona mirándole a los ojos). Es muy perceptivo, en las relaciones de pareja, hará el papel que más convenga, llorar, fingir ternura, etc… toda una mascarada que seguirá usando mientras le convenga para conseguir sus objetivos….una vez, conseguidos o quizá, una vez que se ha aburrido o la víctima ya está despertando, el Psicópata simplemente la abandorá con total frialdad.

Muchas personas sienten cierta fascinación por ellos/as, cabría preguntarse si en realidad, lo que les fascina, aunque en ese momento no sean conscientes de ello, es que están relacionándose con alguien al que no conocen.

El Psicópata sabe muy bien que puede sacar de su víctima. En la convivencia diaria, con mucha cara pero sobre todo de forma muy sutil, se aprovecha de todo lo que su pareja le pueda ofrecer, muy a menudo de forma solapada y bajo una sonrisa. También puede actuar entre las personas del entorno de su víctima, generando dudas, discordias, calumniando y sembrando enemistades.

El dolor que causen sus mentiras y actitudes a los demás no le importa, ya que el Psicópata es profundamente frío, cruel y carente de empatía. Al contrario, le encanta hacer sentir culpables a los demás por dudar de él, sentimiento de culpa que él desconoce.

El Psicópata es un autómata disfrazado de buena persona.

Además, el Psicópata no siente ninguna verguenza cuando se le descubre en una gran mentira, le basta con negarla, o añadir más mentiras o simplemente, echar la culpa a quien le acusa.

Algunos de ellos pueden hacer de una farsa una profesión, llevando a cabo fraudes sorprendentes, por ejemplo, ejercer de médicos sin serlo durante años o presentarse como expertos científicos, etc… en este caso hablamos de Psicópatas con un mayor grado de caradura.

Otros, pueden llevar una doble vida, por ejemplo, criminal en su tiempo libre y amable vecino y padre de familia de cara a la comunidad (en este caso, la vida real es la primera, la segunda es solo una tapadera).

Personalmente, aún me sorprende que en la era de la información, exista mucha gente que cree que un sujeto así miente o abusa de los demás porque está “enfermo”, o bien, porque se está defendiendo de algún tipo de ataque. Aunque todas las opiniones son respetables, creo, que todas estas teorías son facilmente refutables.

Por ejemplo, y hablando desde la experiencia directa de haber convivido con una Psicópata integrada:

-Si el Psicópata fuera un enfermo mental, o al menos un mentiroso patológico o mitómano, incapaz de saber que sus actos dañan a los demás, entonces tampoco se preocuparía tanto de mantener una buena imagen de cara a los otros ni se sentiría tan ofendido cuando lo tratan mal o le mienten a él/ella.

Dicho de otro modo, saben perfectamente lo que hacen…y la verdad, no les gusta que nadie les trate como ellos tratan a los demás. Cuando mienten es porque les conviene, cuando maltratan es porque les gusta, saben muy bien que lo que hacen está mal visto y lo ocultan tras un disfraz. Saben que lo que hacen puede causar mucho dolor a otros pero no les importa ni sufren por ello.

Para mi, estas tres características:

1-Abusar, mentir, aprovecharse de los demás de forma calculada, fría y bien premeditada.

2-Utilizar una máscara, disfraz social, por ejemplo, de buena madre, esposa maltratada, hombre sin suerte, seductor romántico, etc…

3- Y el hecho de que no soportan que se les trate mal, son pruebas más que suficientes de que estamos ante una persona cuerda y libre, una persona cuya gran mentira es mostrarse como una buena persona, cuando en realidad, utilizando términos poco académicos, estamos ante una PUTA (en el sentido de mala persona, no en el de prostituta, que son tan respetables como cualquiera) o un CABRÓN.

Finalmente, y para no dejar un sabor amargo a este artículo, lo cierto, es que el Psicópata repetirá una y otra vez sus errores y tarde o temprano, las mentiras acaban fracasando, por lo que tendrá que buscar a otro pardillo/a con los que comenzar de nuevo. El Psicópata está solo y siempre lo estará, por mucho que tenga conocidos y compañeros.

Una vez desenmascarados, se derrumban como un castillo de naipes antes nosotros

asistimos incrédulos a la visión de un ser inútil que siempre ha estado oculto ante nuestros ojos, a la luz del día, bajo un disfraz de persona simpática, pero que no podiamos ver hasta ahora.

El Psicópata, aunque parece que va dejando un reguero de damnificados y que se ríe de todo el mundo, está condenado al fracaso en su vida, que por otro lado, él mismo se busca.

  

Daniel Pérez

No comments yet.

Leave a Comment