Facebook Twitter RSS Reset

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler nació del empeño de uno de los supervivientes, Poldek Pfefferberg, de llevar su historia a la pantalla: en 1963 intentó que la MGM se interesara, y en 1982 convenció a Keneally para que la relatara en forma de libro. Finalmente, Steven Spielberg dirigió el film en 1993.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Thomas Keneally y Steven Spielberg

La película está basada en la novela ‘El arca de Schindler’ (Schindler’s Ark) escrita por Thomas Keneally.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Para el papel de Oskar Schindler aspiraban los actores Tom Hanks, Kevin Costner y Stellan Skarsgard, aunque finalmente fue Liam Neeson el que lo protagonizó, ya que la forma en la que se implicó en el personaje cautivó a Spielberg.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

El actor Ralph Fiennes, catapultado a la fama con este film, engordó 15 kilos para encarnar al sanguinario Amon Goetz, jefe del Arbeitslager de Plaszow.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Ralph Fiennes interpretando a Amon Goetz

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Amon Goetz

Martin Scorsese rechazó la oportunidad de dirigir esta película en los 80, ya que pensaba que no podría hacer un buen trabajo siendo un director judío. Además intercambió el proyecto con Spielberg, quien iba a dirigir ‘El Cabo de miedo’.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Martin Scorsese

Roman Polanski también se negó a dirigir esta película, no estaba preparado para afrontar los momentos tan duros que vivió en su infancia.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Roman Polanski

Billy Wilder iba a hacer de esta novela su última película, pero se le adelantó para comprar los derechos de la misma Steven Spielberg. Finalmente contribuiría a escribir el boceto del guion original. Curiosamente, la historia era significativa para Wilder porque su madre había sido asesinada de Auschwitz.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Billy Wilder

La lista de Schindler fue la película más cara de la historia del cine en blanco y negro, y la que más dinero recaudó. Su presupuesto fue de 22 millones de dólares y recaudó $321.306.305.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Spielberg quería rodar la película en blanco y negro porque toda la información que se tenía de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto judío se veía en blanco y negro, a modo de documental. La Universal Pictures se puso furiosa por el hecho, pero accedió a cambio de que Spielberg rodara primero ‘Parque Jurásico’.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

El director Steven Spielberg fue incapaz de conseguir el permiso para filmar dentro de Auschwitz, así que las escenas del campo de exterminio fueron realmente rodadas fuera de las puertas en un escenario construido como una copia exacta del emplazamiento real al otro lado de las puertas.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Representación de Auschwitz en la película
La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Auschwitz

En principio, Spielberg quiso rodar en polaco y alemán con subtítulos en inglés, pero desechó la idea al comprender que en esos idiomas no podría sacar la mejor actuación de los intérpretes.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Spielberg y Neeson en el rodaje

La niña del abrigo rojo existió en realidad. Según el testimonio de una persona en la vida real que vio a la niña:

“Cuándo llegué a Plaszow el primer día, me pusieron en un grupo para cavar una tumba inmensa… trajeron camiones, con niños de doce años en adelante, y los mataron a todos… cuando llegaron a las tumbas fueron disparados allí mismo. Una niña, una chica rubia hermosa, se sentó en la tumba, vestida con un abrigo de pieles blanco esquimal, todo ensangrentado, y pidió un poco de agua…”

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

El cartel de la película es una mano grande agarrando una mano pequeña con una manga de color rojo, presumiblemente se refiere al deseo de Schindler de haber salvado a la niña de la chaqueta roja.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La escena de la “liquidación” en el gueto de Cracovia ocupaba tan sólo una página en el guion original.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Spielberg decidió introducir 20 páginas más basadas en diferentes testimonios reales, con una duración de 20 minutos.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Guion del film

Por ejemplo, la escena del hombre que escapa de la captura diciendo a los nazis que le han ordenado retirar las maletas de la calle, es la historia real de un superviviente.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

En medio del desalojo del gueto de Cracovia, un soldado alemán se sienta al piano e interpreta el preludio de la “Suite Inglesa No 2” del músico alemán Johann Sebastian Bach.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Durante el rodaje, el ambiente era tan triste y depresivo que el director pidió a su amigo Robin Williams que animara al equipo con algunas escenas cómicas.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Robin Williams y Steven Spielberg

Cuando Oskar Schindler besa a la mujer judía en su fiesta de cumpleaños, sus manos saltan de sus brazos a su cara, posiblemente un error de continuidad deliberado, hecho con el propósito de resaltar la intimidad del momento.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Steven Spielberg hace un cameo al final de la película. Da vida a uno de los judíos liberado por Schindler.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Cameo de Spielberg

Al final de la película, se ve un plano de la verdadera tumba de Schindler, en el Cementerio de los Hombres Justos, de Jerusalén. Sobre la misma, siguiendo una costumbre judía, varias personas van apareciendo en pantalla y dejando una piedra como testimonio de agradecimiento eterno. Dichas personas son los verdaderos judíos a los que Oskar Schindler salvó la vida y algunos descendientes de los que ya han fallecido, que acuden a honrar a su benefactor acompañados de los actores que les interpretan en el film.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La persona que pone las flores sobre las piedras en los créditos finales es Liam Neeson y no Spielberg como la gente cree.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Steven Spielberg rodó esta película en las calles de Cracovia, Polonia. Así mismo, se sirvió de los exteriores de la fábrica de Schindler y del lujoso apartamento que Schindler utilizaría como vivienda particular en dicha ciudad.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Spielberg invirtió parte de su propio dinero en la producción de la película, y tuvo algunos problemas personales durante la realización de la misma y motivados por su alta dedicación. Además trabajó en ‘La lista de Schindler’ durante diez años, iniciando la misma tras la finalización de ‘E. T., el extraterrestre’ en 1983.

En 1994, Steven Spielberg sube por fin al estrado para recoger su Oscar al Mejor Director, por “La lista de Schindler”.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

Steven Spielberg con los beneficios de la película creó la Shoah Foundation, una ONG dedicada a la preservación de la memoria del holocausto.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar
“….poder es cuando tenemos justificación para matar, y no lo hacemos. Eso es poder Amon…eso es poder…”
La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar
En su 20º aniversario, la genial obra de Spielberg se lanza en edición especial

Una de las pocas películas de Steven Spielberg que quedaban por estrenar en formato de alta definición es precisamente, una de las más importantes dentro de la cinematografía del famoso director. Con motivo del 20 aniversario de la obra maestra sobre el Holocausto dirigida por Spielberg «La Lista de Shindler» llega de nuevo al mercado en una edición especial de venta en exclusiva. Protagonizada por Liam Neeson, Ben Kingsley y Ralph Fiennes, fue galardonada con siete Oscars en 1993 incluyendo el de Mejor Película y el primero en la carrera de Spielberg como Mejor Director.

«La Lista de Schindler» está basada en la historia real de Oskar Schindler, un codicioso empresario alemán que arriesga su vida durante la Segunda Guerra Mundial para salvar a más de 1.000 judíos durante el Holocausto gracias a su astucia y talento para las relaciones públicas. Alemania acaba de invadir Polonia y gracias a sus influencias consigue la propiedad de una fábrica en Cracovia. Allí emplea a cientos de operarios judíos cuya explotación laboral le ayuda a prosperar muy rápido. El gerente de la empresa, también judío, será el que le hará prosperar a gran velocidad hasta que se percata de su cruel destino: morir en los campos de concentración de Auschwitz.

Una de las películas más especiales de la historia del cine llegó a España, en su edición especial, el pasado 10 de abril. Su remasterización fue supervisada por Spielberg, puesto que se trata probablemente, de su «obra maestra». La edición especial con motivo de su 20º aniversario ha sido restaurada partiendo del negativo original de 35 milímetros e incluye una hora de material extra sobre la historia sobre la parte la película, la vida de Oskar Schindler, además de un exclusivo libro fotográfico de 16 páginas, un documental con los impresionantes testimonios de que aquellos que sobrevivieron gracias a Schindler, y la historia sobre la fundación USC Shoah con Steven Spielberg, donde el director cuenta cómo el rodaje de «La Lista de Schindler» le inspiró para crear la Fundación USC Shoah.

La Lista de Schindler, una obra maestra para no olvidar

No comments yet.

Leave a Comment