Facebook Twitter RSS Reset

La inflación que elegimos

Vengo leyendo a varios quejándose sobre la suba de precios, y me dan mucha gracia ¿qué esperaban? ¿se sorprenden? ese es el cambio que votaron, estos tipos proponían eso y se cansaron de decirlo en su campaña. ¿No querían libre mercado? ahí está eso es, de eso se trata. ¿Ahora se dan cuenta de la importancia que tiene la intervención estatal? Si pedían cosas como: laissez faire, que prime la oferta y demanda, que la mano invisible acomode el libre mercado, no entendieron ni entienden.

Esta es la devaluación más predecible de toda la historia y recién empezó.

Todo empezó el 5 de noviembre cuando Prat Gay dijo a dónde querían llevar el valor dólar, esto ya se sabía y los votaron igual.

Aumento del 100% en harinas, por lo que sus derivados subieron; ejemplo el pan subió un 25% (imaginate lo que venían choreando los panaderos que si les suben el doble el costo de la harina suben sólo un 25% el kilo de pan -para 1,6 kilo de pan se necesita 1 de harina-).

Los pollos y derivados suben un 25% por el “alza de insumos” (principalmente del maíz).

La carne subió un 25%, aumento en base a una “futura unificación del tipo de cambio”, o sea que la suben por las dudas, porque todo va a subir.

Si estos productos, sus derivados y otros aumentaron ahora, por las dudas ¿imaginate cuando se abran las exportaciones? Imaginate cuando saquen los subsidios a la luz y el gas, eso va a hacer que los precios se incrementen todavía más.

Es simple, el nuevo gabinete está compuesto por empresarios que fueron CEOS de multinacionales, grandes gerentes, y demás (en Telecom, Farmacity, General Motors, JP Morgan, Shell, LAN, Edenor, entre otros); empresarios que, valga la redundancia manejan lógicas empresariales, de ahí que para ellos “los salarios sean un costo más”.

Simultáneamente, mientras nosotros vamos a pagar los aumentos de estos productos, los empresarios van a quedarse con mayores ganancias (en el caso del trigo, es a esos empresarios y sus amigos que les sacan las retenciones, y como si fuera poco les van a liberar el tipo de cambio). Conclusión: el poder de ahorro de un laburante, de un obrero, de un docente, de un jubilado, de una ama de casa y de muchos otros va a disminuir, y al mismo tiempo el bolsillo de esos empreasarios se va a incrementar, en una variable directamente proporcional.

Y encima tienen la cara de seguir diciendo que van a conseguir “pobreza cero”.

¿Esta es la caravana de la alegría? ¿habrán subido también los globos?

Lindo cambio, y eso que todavía ni empezó.

La inflación que elegimos

No comments yet.

Leave a Comment