Facebook Twitter RSS Reset

La historia del demonio Lilith

En el folklore judío, Lilith fue la primera esposa de Adán, antes de Eva. Suele representársela como una bella mujer pelirroja y encarna la belleza maligna y el adulterio. Existen diferentes versiones de la leyenda. En el Génesis Rabba se relata que en el sexto día de la creación la mujer no existía aún. Adán vio todos los animales de la creación, machos y hembras, y se sintió celoso de su amor. Se apareó con todas las hembras, y reclamó a Yahveh que ninguna de ellas era apropiada para él.

La historia del demonio Lilith

Entonces Yahveh creó a Lilith, del mismo barro que había creado a Adán. Sin embargo, Adán y Lilith tuvieron conflictos. Al tener sexo, Lilith se negó a posicionarse debajo de Adán, argumentando que ella es igual a él y no inferior. Adán se enfureció con ella y Lilith abandonó el Edén para dirigirse al Mar Rojo, donde habitaban demonios. Producto de su lujuria con ellos, nacieron los lilim, demonios femeninos o súcubos. Tanto Lilith como los lilim son considerados demonios nocturnos que seducen y atacan a los hombres.

En los manuscritos de Ben Sira, se dice que cuando Lilith abandonó el Edén, Dios envió tres ángeles a buscarla, con la amenaza de que, de no regresar Lilith, “mil de sus hijos morirían cada día”. Lilith se negó a regresar y le dijo a los ángeles que ha sido creada sólo “para causar enfermedad a los infantes”. En los niños dijo tener dominio sobre ellos durante 8 días luego del nacimiento, y 20 días en el caso de las niñas. También afirmó que cuando vea las figuras o nombres de esos tres ángeles en un colgante en un infante, ella no tendrá poder sobre ese niño. Lilith aceptó su castigo y desde entonces cada día mueren mil de sus demonios.



En el Tratado de la Emanación Izquierda
, la historia cuenta que lo demonios Samael y Lilith “nacieron como uno solo” y son las contracaras malignas de Adán y Eva. Constituyen el aspecto oscuro o perverso de la creación. Samael y Lilith tienen relaciones a través de una “serpiente” o “dragón ciego” llamado Tanin’iver, que sirve de intermediario y brinda pestilencia al mundo. El texto es algo confuso porque sucesivamente se identifica a Lilith como esa serpiente o incluso Leviathan.

En el Zoar se presenta un relato bastante diferente. Dos espíritus femeninos, Lilith y Naamah, se encontraron con Adán, desearon su belleza y tuvieron sexo con él. Como resultado de esas uniones, nacieron demonios y espíritus llamados “las plagas de la humanidad”.

En varios textos existen referencias que dan a entender que Lilith y Samael no son una pareja, sino un mismo ente andrógino, capaz de tener relaciones sexuales tanto con hombres como con mujeres. En algunas versiones, Lilith es identificada con la serpiente que tentó a Eva. Como puede verse, existen muchas y variadas versiones sobre la naturaleza de Lilith, y elementos de diferentes textos han confluido para crear la imagen de Lilith que suele verse en el arte y la cultura popular.

No comments yet.

Leave a Comment