Facebook Twitter RSS Reset

La historia de Warcraft N°13 – Wrath of the Lich King

Hola! sean Bienvenidos a mi post.

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

Hola gente, despues de mucho tiempo, hoy les traigo la parte N°13 de la historia de Warcraft. Aca les voy a contar lo que sucedio durante la expansion “Wrath of the Lich King”, y la voy a dividir en dos, ya que el contenido de esta expansión es mucho para explicarlo en un solo post .

Los que no vieron las partes anteriores de la historia:

http://www.taringa.net/fer_drow/posts

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

La ira del Rey Exanime – Wrath of the Lich King

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

Mas de seis años habian pasado y por fin el Rey habia despertado.

Durante mas de seis años habia permanecido inmovil, estatico en su trono, en lo alto de la Corona de Hielo. Ahora, la fria y oscura energia volvia brillar en sus ojos y fluia por su cuerpo.

Pero durante todo ese tiempo el Rey no habia estado simplemente sentado. Habia estado librando una batalla interna, un batalla contra el mismo, que lo habia agotado mas que cualquier otra y de la cual habia salido victorioso… y gracias a la cual habia acrecentado su poder.

Ya no eran dos en el cuerpo de uno, Arthas habia muerto, Ner’zhul tambien. Ahora eran uno. Ahora eran el Rey Exanime, cuyo corazon era hielo puro, libre de sentimientos y debilidades.

Ahora estaba listo para liderar a su ejercito, su poderosa Plaga de no-muertos y necrofagos, la cual silenciosamente habia crecido y se habia expandido a lo largo y ancho del continente de Rasganorte, allanando el suelo para la llegada de su maestro.

Fue asi que luego de seis años, el Rey descendio de su trono de hielo, salio de su fortaleza y camino por sus heladas tierras, comprobando los avances de su ejercito y pensando en su siguientes movimientos.

Habia que devolver a los mortales el golpe que le habian asestado…

Despacio y en silencio, el poderoso Rey continuo su camino a lo largo de la Corona de Hielo, mas alla de los limites de su ejercito, hasta llegar al borde de un barranco, donde el suelo era hielo eterno y macizo. Luego de comprobar que estaba en el lugar indicado, saco de su funda su poderosa espada Frostmourne (Agonia de Escarcha), que en las manos del Rey hendió el oscuro hielo con suma facilidad e hizo una espectacular demostracion de su nigromantico poder.

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

Miles de años atras, mucho antes del Gran Cataclismo que dividio Azeroth en cuatro continentes, la poderosa dragona azul Sindragosa fue la amada consorte de Malygos, el señor del Vuelo Azul y Guardian de la Magia Arcana. Estos, junto con los otros cuatro dragones aspectos (Alextrasza, Ysera, Nozdormu y Neltharion), ayudaron a los mortales durante el primer asalto de la Legion Ardiente. Sin embargo, Neltharion, el dragon Aspecto guardian de la Tierra y señor del Vuelo Negro, manipulado por los Dioses Antiguos traiciono a sus hermanos dragones, provocando una batalla apocalíptica en los cielos cercanos al Pozo de la Eternidad.

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

Malygos y Sindragosa se sumaron a los dragones azules para enfrentarse al guardián de la tierra, quien habia hecho demostracion de un inigualable poder, que ahora se hacia llamar Alamuerte y tenia consigo un artefacto conocido como el “alma de dragon”. El Alma de Dragon era un gran disco dorado que contenia los poderes de los cinco Dragones Aspectos, y que en un principio se usaria para derrotar a los demonios de la Legion Ardiente, pero todo resultaria un engaño de Alamuerte para debilitar y destruir a todos los dragones.

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

Sindragosa y Malygos cargaron contra el temible dragón negro, pero Neltharion usó el poder del Alma de Dragón para contraatacarlos, diezmando a casi todo el vuelo Azul en el acto. El poder liberado del Alma de Dragon genero una poderosa explosion que elimino a gran parte de los dragones de todos los vuelos, y genero que el enorme cuerpo de Alamuerte se agrietara y resquebrajara, obligandolo a exiliarse para salvar su vida.

La explosión que genero el Alma de Dragon lanzó Sindragosa muy lejos del Pozo de la Eternidad, a tierras lejanas, a lo profundo del norte helado que mas tarde se conoceria como Rasganorte.

Ciega y moribunda, sin saber donde se encontraba, Sindragosa buscó desesperadamente llegar al Cementerio de Dragones, mas precisamente al Reposo del Dragón, el lugar donde los dragones viajaban instintivamente para morir y descansar junto a sus ancestros. Pero incapacitada y muy debil para volar, Sindragosa se desplomó sobre la fría tierra en la región norte de la Corona de Hielo.

Desesperada, la dragón azul reunió lo que le quedaba de energía y llamó a Malygos con todas sus fuerzas para que fuese en su ayuda. Pero ni Malygos, ni ningun otro dragon escucho su lamento, la única respuesta fue el aullante viento ártico, ya que la distancia entre ellos era demasiado grande.

En su agonia se dió cuenta de que su espíritu no encontraría descanso en el interior del Cementerio de Dragones, por lo que tanto su vida como su cordura comenzaron a desaparecer. Su agonia se hizo eterna, el dolor, el silencio y la soledad la enloquecieron.

En medio de sus delirios, sus últimos pensamientos se convirtieron en amargura y odio, odio hacia la Legión Ardiente, odio hacia Neltharion, odio incluso hacia Malygos y sus hermanos del vuelo azul y todos los dragones. Pero sobre todo, odio hacia el mundo de todos los mortales, odio a toda la vida de Azeroth.

Y en sus últimos momentos de vida, inconcientemente Sindragosa juró que si tuviese la oportunidad tomaría venganza y haría pagar a todos los mortales por su sufrimiento.

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

Ahora el Rey Exanime la llamaba. Sobre su oscura y helada tumba el Rey le ofrecia a su alma una oportunidad de venganza.

Sintio el poder nigromantico de la poderosa Frostmourne y sintio como la magia recorria sus huesos, y como la energia volvia a fluir en su cuerpo esqueletico.

Escucho y se abrazo al llamado de su nuevo Rey.

Lejos de la belleza y esplendor que tuvo en vida, pero mas fuerte y poderosa que nunca, Sindragosa se levanto de su tumba, extendio sus correosas alas luego de miles de años y voló con un potente grito desafiante de ira y maldad.

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King

Esta fue una de las tantas demostraciones del increible poder del Rey Exanime para su ejercito, que se agolpaba en los valles helados de la Corona de Hielo y respondia satisfecho a la llamada de su maestro.

De pie en la colina helada, el Rey sintio que ahora sus fuerzas no le fallarian nunca.

Sintio que era hora de hacerle pagar a la Horda y la Alianza por todos los problemas que le habian causado en el pasado.

Era hora de demostrarle al mundo su poder, el poder su Plaga.

Tal vez ahora si, por fin reinaría por siempre…

La historia de Warcraft N°13 - Wrath of the Lich King