Facebook Twitter RSS Reset

“La gente que piensa no votó a Del Sel”

Ahora Reutemann dice que Del Sel no pudo captar los votos de “los núcleos medios y altos pensantes”

El senador nacional de Santa Fe, Carlos Reutemann, hizo declaraciones ésta tarde respecto las elecciones provinciales. Al ser consultado sobre las expectativas que tenía por el candidato a gobernador Miguel Del Sel dijo que “siempre me quedó la duda en estas elecciones. Los núcleos medios a altos pensantes iban a analizar el voto. Sin embargo, en los sectores más populares tenía mucho arraigo”, y agregó “me quedó la duda en esos sectores pensantes” respecto a si adherirían o no el ex Midachi.

Cuando fue consultado sí el Pro esperaba un triunfo de Del Sel dijo que “todos los sondeos de opinión le daban una victoria muy ajustada, no tenía una diferencia grande contra el contrincante. Pero en Santa Fe a través de la historia, cambia el resultado de las Paso a las generales”. Y también agregó que “hay que tener en cuenta que, más allá de Del Sel, es la tercera campaña que (el PRO) hace en la provincia de Santa Fe. Los armados territoriales en una provincia tan compleja son difíciles. Ahora, analizándolo con mucha precisión, en las elecciones nadie pasa un monto muy alto de votos. Por ejemplo en la categoría a gobernador, estamos hablando prácticamente de tres con el 30%. El que salga gobernador, evidentemente, de cada 10 personas habrá sido elegido por tres y siete no lo votaron. Así que es un resultado sorprendente”.

Además Reutemann aclaró que no tuvo participación en la conformación de los equipos del PRO. Y que Mauricio Macri “en principio me ofertó acompañarlo en la campaña”, pero que está “descartada” su eventual candidatura a vicepresidente en la fórmula. “Eso está descartado, nunca se habló del tema, nunca tuvo un ofrecimiento ni nada”.

También recordó que “nunca pude festejar un triunfo hasta entrada la madrugada. Es una provincia muy compleja. Nunca me dejó tranquilo. En las ultimas, 2009, estuve esperando hasta tarde y gane por 1 punto y medio”.

Hablando sobre su destino como candidato a senador por el Pro dijo que “la clave es lo que va a proponer el candidato a presidente con respecto a la provincia de Santa Fe”. Además agregó que su campaña para la reelección a renovar el cargo “no depende de él, uno va acompañando la figura del candidato a presidente”.

Con respecto a que su imagen haya influenciado de alguna manera a Del Sel, declaró: “he apoyado a muchos candidatos y algunos han ganado y otros han perdido. No tengo la receta mágica ni es automático que uno lo pueda ayudar”. Y sostuvo que “en elecciones donde se juegan muchas cuestiones hay que tener mucho respeto por el electorado. No necesariamente el que alguien brinde el apoyo se traduce en votos”.

¿Local o visitante?

Al expiloto de Fórmula 1 se lo consultó sobre su adaptación al estilo de campaña del PRO. “Vengo del justicialismo. Pero bueno, tego que estar con los ojos bien abiertos por la forma que tienen ellos, su sistema. Tienen un sistema muy moderno. Tengo que readaptarme. El tema es todas las redes sociales y la comunicación a la que uno se tiene que adaptar. Yo estoy más acostumbrado al papel, al lápiz y al pizarrón y ellos están acostumbrados a la técnica”.

Dando a entender que no habrá un desplazamiento directo entre los candidatos presidenciales y el voto que recibió cada partido, recordó que “el partido justicialista siempre tuvo como piso un 30%. Con el kirchnerismo ese porcentaje bajó, pero en éste caso (Omar) Perotti ha podido juntar a ese núcleo el justicialismo y logró subir ese piso”. Y agregó que “cada candidato va a tener que poner la cara y decir claramente lo que va a hacer. El justicialismo trabajará con ese porcentaje que tiene de piso y los otros tendrán que salir, dar la cara y decir qué van a hacer”.

Desde lo técnico

Reutemann relató sus experiencias como gobernador en las elecciones de 1995, cuyo recuento de votos se extendió por varias semanas debido los problemas con la contbilización de los votos en el sublema entre Jorge Obeid y Hécto Caballero.

Al ser consultado por el recuento dijo que “cuando empezaron a haber dudas en cuanto a la transmisión de los datos, a las 5 de la mañana, yo como gobernador, desconocí el escrutinio provisorio, y tomé la decisión de ir al voto definitivo y abrir todas las urnas”. Además agregó que “en esas elecciones siempre hubo un margen de duda, pero nosotros nos quedamos tranquilos porque hicimos lo que teníamos que hacer. Ir a cada urna”.

Con respecto a las elecciones de éste domingo, Reutemann consideró que “vienen complicadas desde las Paso”, y remarcó que con el uso de la boleta única “hay que tener a la gente entrenada y muy atenta a lo que se hace”. “Hoy tienen 347 mesas sin escrutar, de las cuales hay 170 mesas dónde no se pueden leer los datos. O sea, es ilegible lo que transmiten los datos. Y eso es algo que tiene que resolver el Tribunal Electoral”.