Facebook Twitter RSS Reset

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

formula

La fórmula secreta de la Coca-Cola

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

Recuerdo desde siempre que la Coca-Cola estuvo rodeada de cantidad de rumores más o menos creíbles acerca de su origen y de su composición. Historias como que en realidad era un medicamento para terapias de desintoxicación, o un simple analgésico, o incluso un brebaje mágico de estos que lo curan todo. He leído y oído rumores acerca de que su nombre se debe a que lleva cocaína o algún sucedáneo y que por eso siempre tuvo tanto éxito, porque la adicción y el estado de felicidad que supuestamente crea son reales, no sólo un reclamo publicitario. La compañía propietaria de la marca siempre ha desmentido todos estos rumores, porque son eso, rumores, y la falsedad de todos ellos es fácilmente demostrable. Aun así, la marca ha dado pábulo a otras historias que la colocaban en una posición privilegiada. La compañía siempre mantuvo que la fórmula de la Coca-Cola era secreta, incluso a día de hoy sigue manteniendo esa postura y alimentando leyendas como que sólo existen dos personas en el mundo que conocen la receta secreta de la Coca-Cola, y debido a esto se les tiene prohibido viajar en el mismo avión, comer en el mismo plato o dormir en el mismo hotel.Recientemente también ha llegado a los medios la noticia de que la fórmula secreta había sido encontrada en un anticuario americano y que se había vendido por eBay por 15 millones de dólares.

Evidentemente nada de esto es cierto.

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

bebida



La historia supuestamente oficial del nacimiento de la Coca-Cola es que en 1886 un tal John Pemberton patentó un medicamento diseñado en la farmacia Jacobs de Atlanta, Georgia, presumiblemente dedicado a calmar dolores de cabeza y náuseas. Se cuenta que un tipo de sucedáneo del medicamento primigenio se vendía disuelto en agua carbonatada a 5 centavos el vaso, y que el hecho de que estuviese disuelto en agua carbonatada (a la cual se le atribuía beneficios para la salud), que calmase la sed y que tuviese un sabor tan diferente y agradable, la convirtieron en un éxito de ventas.

Pemberton vendió su fórmula años después y su receta terminó por convertirse en el refresco más popular del mundo, propiedad de The Coca-Cola Company.

Es curioso cómo pueden convivir leyendas de tremendo calibre acerca de su composición y origen con el hecho de que hoy en día pueda conocerse la composición de cualquier sustancia si la sometemos a análisis químico. La parte de la química que se encarga de descifrar composiciones, cuantificar y detectar sustancias en diferentes matrices es la Química Analítica. La sensibilidad de un método de análisis es la cantidad o concentración mínima detectable de una sustancia, y actualmente podemos afirmar que incluso a niveles tan bajos como partes por trillón (ng/kg) todo es detectable. Así que ¿haciendo un análisis químico de una Coca-Cola podemos conocer su composición?

 Obviamente sí.

Por otro lado también sabemos que todos los alimentos han de pasar estrictos controles de calidad antes de ser vendidos, que han de adaptarse a la legislación y que es obligatorio dar a conocer todos sus ingredientes, ya que han de mostrarse en el etiquetado por algo tan simple como que el consumidor pudiese ser alérgico o intolerante a alguno de ellos. Así que ¿cualquier consumidor puede conocer la composición de la Coca-Cola? Sí, es algo tan sencillo como coger una lata y leer la lista de ingredientes que figuran en la etiqueta. En cada una de las etiquetas de la Coca-Cola está la fórmula secreta.

cola

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

inagazi



Pero ojo, una cosa es conocer los ingredientes que conforman la Coca-Cola y otra muy distinta es conocer el método de fabricación y la proporción de cada uno de ellos en el producto final, sobre todo el de los aromas. Esto no está al alcance del consumidor medio, a no ser que tenga un laboratorio de Química Analítica a su disposición.

Siempre que tengo la oportunidad de dar una charla a estudiantes en algún centro educativo suelo comentar esto, que cualquier químico analítico puede conocer la fórmula de la Coca-Cola, y que ellos mismos la tienen, que sólo tienen que leer la etiqueta para saber qué lleva. Esto lo hago por varios motivos: para desmentir rápidamente todos los rumores que han rodeado a esta bebida acerca de su estrafalaria e incluso insalubre composición, ya que es conocida y además cumple con todas las normas de seguridad alimentaria, de lo contrario estaría prohibida su venta; para hablarles de propiedad industrial, ya que el hecho de conocer la composición de un producto no nos va a hacer ricos, puesto que no podemos fabricar Coca-Cola aunque supiésemos cómo porque es una marca registrada; y para hacerles ver que todo es química, que todo lo que consumen está formado por átomos, átomos de esos elementos que aparecen en sus tablas periódicas enlazados entre sí de diferentes maneras.



La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta


FABRICACIÓN Y COMPOSICIÓN

Para fabricar Coca-Cola la compañía normalmente distribuye un preparado concentrado que posteriormente las empresas embotelladoras se encargan de disolver en agua carbonatada y de añadirles el edulcorante en la proporción adecuada. La sutil diferencia (o no tan sutil) del sabor de la Coca-Cola en diferentes países se debe al agua de cada localidad. También el edulcorante pude variar, ya que comúnmente se emplea azúcar (sacarosa, un disacárido formado por fructosa y glucosa), y en algunos puntos de EEUU se utiliza fructosa, que es más barata, pero tiene un mayor poder edulcorante.

coca cola


La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

formula



Tal y como indica la etiqueta de la Coca-Cola, ésta está formada por agua carbonatada, azúcar, colorante E-150d, acidulante E-338 y aromas naturales entre los que se encuentra la cafeína y la vainilla.

Los aditivos suelen aparecer en las etiquetas de los alimentos con una nomenclatura basada en la letra E seguida de un número. Esto hace referencia a que estas sustancias han sido catalogadas por la UE como aditivos, y nada tiene que ver con que su naturaleza sea o no artificial, de hecho gran parte de ellos los encontramos libres en la naturaleza.  Tras la letra E la primera cifra determina la función principal de esa sustancia sobre el alimento, así los colorantes llevan un 1, los conservantes un 2, los antioxidantes un 3, etc. Son sustancias que ayudan a que los alimentos se conserven, es decir, aseguran que los alimentos no se degraden demasiado rápido, lo cual siempre es un avance en seguridad y en eficiencia, y suponen una mejora a los métodos y sustancias empleadas antiguamente para preservarlos, ya que muchas veces eran inseguros o incluso tóxicos y ahora están controlados; otros son simplemente vitaminas o antioxidantes, como por ejemplo la vitamina C, que parece que pierde categoría cuando la llamamos E-300 o ácido ascórbico, aun siendo la misma sustancia; y otros son sustancias que mejoran las propiedades organolépticas, es decir, su apariencia, textura o sabor. Cada uno de ellos es una sustancia en concreto y puede consultarse en cualquier listado de aditivos aprobados por la UE.

El colorante E-150d que lleva la Coca-Cola es caramelo de sulfito amónico, es decir, es un caramelo como el que podemos fabricar en nuestra cocina simplemente calentando azúcar, pero además en presencia de una sal (sulfito amónico).

El acidulante E-338 es el ácido fosfórico, que es un ácido relativamente débil que mantiene el pH (grado de acidez) de la bebida, tiene propiedades antioxidantes y está presente de forma natural en algunas frutas.

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

COCA-COLA SIN AZÚCAR



Lo que diferencia la Coca-Cola normal de las versiones sin azúcar es que en lugar de azúcar llevan edulcorantes, con lo cual nos ahorramos la ingesta de 27g de azúcar por lata, lo que equivale a unos 5 sobres de azúcar. El aporte calórico de esta bebida es debido al azúcar (una lata aporta 138 kcal), así que eliminándolo nos queda una bebida con menos de 1kcal por lata y apta para diabéticos.

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

bebida

La Coca-Cola Light y la Zero en lugar de azúcar llevan una combinación de los edulcorantes E-950, E-951 y E-952, en diferente proporción, por eso la Coca-Cola Light es más dulce que la normal, y en cambio la Zero tiene una dulzura más parecida a la original.

El edulcorante E-950 es el acelsulfamo K, es un compuesto sencillo, tiene 200 veces más capacidad edulcorante que el azúcar y no se metaboliza, es decir, el organismo no es capaz de asimilarlo, así que no se acumula en el organismo y se excreta.

El edulcorante E-951 es el aspartamo (N-(L-α-Aspartil)-L-fenilalanina 1-metil ester) y está formado por los aminoácidos ácido aspártico y fenilalanina. Este compuesto ha sido objeto de bulos y difamaciones de todo tipo a pesar de haber sido declarado seguro para consumo humano por las agencias de más de noventa países y la FDA, que lo describe como uno de los aditivos más estudiados de la historia y afirma que su seguridad está más que confirmada. En diciembre de 2013, la EFSA publicó un informe en el cual se decía que la actual ingesta diaria admisible para el aspartamo, cifrada en 40 mg/kg al día, no necesita revisión alguna, al considerarse segura para la población en general (incluyendo a los bebés, niños y mujeres embarazadas). En vista de las continuas difamaciones acerca de los supuestos males de este compuesto, los expertos especificaron en el informe de la EFSA que el aspartamo no daña el cerebro, ni al sistema nervioso, ni afecta el comportamiento o la función cognitiva en niños o adultos, y descartaron con rotundidad que cause cáncer o daño en los genes.

Las bebidas que contienen aspartamo, como el caso de la Coca-Cola Light y Zero especifican que son una fuente de fenilalanina, ya que el aspartamo puede degradarse en sus componentes en ciertas condiciones ambientales. Esta notificación se hace por las personas que padecen una enfermedad congénita llamada fenilcetonuria, también conocida como PKU, es un error congénito del metabolismo causado por la carencia de la enzima fenilalanina hidroxilasa, lo que se traduce en la incapacidad de metabolizar el aminoácido tirosina a partir de fenilalanina en el hígado.

El edulcorante E-952 es el ciclamato. Este compuesto también ha sufrido diferentes bulos y difamaciones que llevaron a adulterar la fórmula de la Coca-Cola Zero en algunos países, eliminar este compuesto y depender sólo de los otros dos edulcorantes.

Tanto la FAO como la OMS han declarado que este edulcorante es totalmente seguro, y que las organizaciones que detectaron perjuicios para la salud hicieron sus análisis empleando concentraciones de esta sustancia exageradas, de hasta 100 veces la dosis normal ingerida. Como todo, a partir de cierta cantidad es perjudicial, hasta el agua lo es si se consume en exceso (a esta afección que se ha cobrado la vida de muchas personas se la conoce como potomanía). En la concentración en la que aparece este edulcorante en las bebidas es totalmente seguro.

cola

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

inagazi

Otra de las diferencias entre ambas bebidas, además de la proporción entre estos tres edulcorantes, es que la Coca-Cola Light contiene acidulante E-330 y la Zero contiene E-331 además del ácido fosfórico.

El E-330 es el ácido cítrico (ácido 2-hidroxi-1,2,3-propanotricarboxílico), el que está presente en las frutas llamadas cítricas, como la lima, el limón o la naranja. Es un potente conservante y antioxidante.

El E-331 es el citrato de sodio. Es un conservante, regulador de la acidez y antioxidante. Es una sal derivada del ácido cítrico y también se encuentra naturalmente en las frutas cítricas.

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

CONCLUSIONES




– La famosa fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta, por dos razones:

cualquier laboratorio de Química Analítica puede descifrar fácilmente su composición y, por otro lado, todos los componentes de un producto alimentario han de ser conocidos y han de figurar en la etiqueta del producto, es una cuestión legal.

– La Coca-Cola, además de estar buenísima, no representa un peligro para la salud. Antes de entrar en el mercado un producto ha de certificarse y pasar los controles de calidad pertinentes. Las asociaciones de seguridad alimentaria y de la salud como la EFSA o la OMS certifican que se trata de una bebida segura, tanto la original como las versiones sin azúcar. Otra cosa es que por la cantidad de azúcar de la bebida original sea recomendable no abusar, o pasarse a las versiones Zero o Light si uno padece sobrepeso, diabetes, o simplemente quiere cuidar la línea.

– Vivimos una época en la que cualquier fórmula secreta puede ser descifrada mediante un análisis químico, y eso no implica que los químicos puedan vender la fórmula por eBay por millones de dólares, a no ser que haya algún majadero dispuesto a pagarlos. El hecho es que conocer la fórmula no sirve para nada, ya que no se puede fabricar esta bebida por el hecho de estar registrada. Para poder fabricar Coca-Cola, o cualquier otra bebida bajo este nombre, habría que comprar su propiedad intelectual, que en este caso es una marca registrada. Este tipo de propiedad es ilimitada en el tiempo. Otro caso similar es el de las patentes, que impiden que otros puedan fabricar un producto en concreto, pero en estos casos el tiempo de protección es limitado (con un máximo de 20 años) y es el que por ejemplo se utiliza para los medicamentos, y de ahí la existencia de los genéricos una vez vencida la patente sobre el original. Nunca hay fórmulas secretas, porque prácticamente todo es químicamente descifrable, y por eso existen estas fórmulas legales que protegen la propiedad sobre ellas.

– Y por último la conclusión más obvia y a la vez la más importante: todo es química, todo son átomos entrelazados entre sí, los que forman nuestra piel, el aire, el agua, la tierra, las plantas y, cómo no, también forman la Coca-Cola.



coca cola

Resumen taringueros lvl 5: – La famosa fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

secreta

formula



Pasen por mis otros post:

secretos

500 cursos universitarios online gratis con certificado 2015

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

quimica

Cosas que no sabias de Nikola Tesla:

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

cola

Que Colores de Ojos hay:

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

inagazi

Te gustan las matematicas, la logica o los acertijos:

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta



Increible: Que pasa si doblas un papel 103 veces?

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

formula



Megapost de Issac Newton:

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

componentes

Albert Einstein, el post que se merece:

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

bebida

La fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta

No comments yet.

Leave a Comment