Facebook Twitter RSS Reset

La forma más sencilla de matar mosquitos

Los mosquitos son, sin duda, una de las grandes molestias del verano. Da igual que pasemos los mese de calor en una ultracontaminada urbe, en la playa o en la montaña. Siempre hanbrá un mosquito dispuesto a chuparnos la sangre. Pero existe una forma de protegernos de ellos, que no nos va a costar mucho dinero, que es respetuosa con el medio ambiente -excepto para los insectos, claro- y que no tiene nada de compleja.

Tan solo hace falta una botella de dos litros vacía -de las de refrescos-, tres o cuatro cucharadas soperas de azúcar moreno, una cucharada sopera de levadura y un cazo pequeño de agua caliente. Lo primero que hay que hacer es cortar la botella a la altura de los tres cuartos. En la parte de abajo, mezclamos el azúcar con la levadura y el agua.

Luego colocamos la parte de arriba de la botella al revés, como si fuera un embudo. Por la boca entrarán los mosquitos, que quedaran atrapados por el irresistible aroma de la mezcla, y también por lo pegajoso del agua. Y ahí es donde morirán.

En el siguiente video se puede ver la explicación: