Facebook Twitter RSS Reset

La fallida revolución peronista de 1956.

La fallida revolución peronista de 1956.
La revolución peronista o revolución de Valle fue un intento de derrocar el gobierno cívico-militar del general Pedro Aramburu y el almirante Issac Rojas establecida tras el golpe de estado de 1955 que puso fin al gobierno de Juan Domingo Perón.

Los participantes habían sido militares fieles al peronismo y también civiles militantes , entre los lideres de la revuelta se encontraban el general Raúl Dermirio Tanco y el general Juan José Valle.

La fallida revolución peronista de 1956.
De izquierda a derecha Valle y Tanco.

El levantamiento fue fugaz sucedió en junio y duro unas 12 horas entre el comienzo de las operaciones y la reducción del ultimo foco de resistencia.

En Campo de Mayo los rebeldes encabezados por los coroneles Cortinez e Ibazeta se apoderaron  de la agrupacion de infantería de la  escuela de suboficiales y la agrupacion de la 1ª division blindada , pero la ocupación de la escuela de suboficiales fracasa después de un corto tiroteo en donde el grupo rebelde queda aislado.

A las once de la noche un grupo de suboficiales se sublevan en en la Escuela mecánica del ejercito pero se rinden después de un enfrentamiento.

En Avellaneda  , en las inmediaciones del comando de la segunda región militar , se produce unas tres escaramuzas entre rebeldes y policías. Después el mismo grupo irrumpen en la escuela industrial y sorprenden al corone José Irigoyen, el grupo buscaba instalar el comando de Valle y una emisora clandestina.

Mientras tanto en La Plata una bomba estalla en una zapateria como señal para que los sublevados entraran en acción.En el regimiento 7 , el capitán Morganti subleva a la compañía bajo su mando .Grupos de civiles toman las centrales telefónicas  mientras en las calles la gente veía estupefactas a columnas de tanques sherman seguidos de camiones cargados de soldados.

La fallida revolución peronista de 1956.
Tanque sherman similar a los usados para sofocar la sublevacion.

En lo que sigue a esas horas fue el combate mas espectacular de la lucha . Se disparan cerca de cien mil tiros , según pericias posteriores. El saldo es de media docena de muertos  y 20 heridos. Pero las fuerzas rebeldes , cuya superioridad material parece abrumadora no consiguen ni el mas efímero éxito.

Mientras tanto la mayoría de los habitantes  no se enteran de lo que ocurre hasta el día siguiente. Las emisoras de  radio siguen con su programacion normalmente ni siquiera se menciona la ley marcial instaurada en el país solo se anunciara públicamente antes de entrar en vigencia.Mientras Peron era informado del levantamiento no mostro mucha simpatia por los revolucionarios.

La fallida revolución peronista de 1956.
Diario de la epoca hablando del suceso.



La represion no tardo en llegar,  el gobierno militar decidió efectuar un castigo ejemplificador y completamente inusual para la historia argentina en el siglo XX disponiendo el fusilamiento de los sublevados el caso mas notable fueron los fusilamientos de civiles en José León Suárez que seria luego inmortalizado por el autor Rodolfo Walsh.

Valle, muy deprimido por los fusilamientos que ya se conocían, se había refugiado en casa de un amigo, Andrés Gabrielli. Como insistía en presentarse, Gabrielli se entrevistó con el capitán Francisco Manrique en la Casa de Gobierno y obtuvo la promesa de que se respetaría su vida.

El 12 de junio Valle esperó que Manrique lo fuera a buscar y lo llevara al Regimiento de Palermo, donde lo interrogaron y condenaron a muerte. Manrique fue a ver al general Aramburu y éste se negó a conmutarle la pena, aduciendo que después de haber fusilado a suboficiales y civiles no se podía dejar de aplicar la misma pena al cabecilla del movimiento. A las 8 de la noche avisaron a su familia que a las 10 sería fusilado. Su hija Susana de 18 años corrió a ver a Monseñor Tato, que había sido expulsado, quien por intermedio del Nuncio Apostólico obtuvo que el Papa telegrafiara un pedido de clemencia al dictador Aramburu, sin resultado.7

Juan José Valle fue fusilado el 12 de junio de 1956 en la Penitenciaría Nacional de la Ciudad de Buenos Aires, actual parque Las Heras (en las calles Coronel Díaz y Las Heras) donde se encuentra una placa colocada en su memoria y la de los demás fusilados. Antes de morir entregó varias cartas a su hija Susana, entre ellas una a Aramburu expresándole su perdón. Mientras tanto Tanco tras el fracaso del levantamiento, el día 14 obtuvo asilo en la embajada de Haití en Buenos Aires; fuerzas militares violaron la inmunidad diplomática secuestraron a los asilados en esa embajada e incluso golpearon a la esposa del embajador, a la que un oficial calificó de “negra de mierda”. No obstante, la firme actitud del embajador obligó al dictador a devolver a los asilados a la embajada .

El saldo de los fusilamiento de junio de 1956 fue de 18 militares y 13 civiles asesinados.

Fuentes : “Operación masacre” de Rodolfo Walsh

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-37024-2004-06-21.html

               

No comments yet.

Leave a Comment