Facebook Twitter RSS Reset

La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?

Advertencia: post muuuyyy largo, no hay resumen level 5 La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?

Mas info en fuentes

La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?

Como era de esperarse la Facultad de Medicina decidió colocarse en la ilegalidad (puesto que en la ilegitimidad están desde hace rato) al no reconocer la ley 27.204 del ingreso irrestricto.

Por eso como estudiantes de la facultad y representantes elegidos por nuestros compañeros repudiamos de manera categórica y enérgica la mentirosa, soez e insultante solicitada publicada en varios medios de la provincia, firmada por el decano y vice decano, Sres. Ricardo Celaya y José Remis.

Desgraciadamente las autoridades siguen pregonando la concepción retrógrada que el estudio de las ciencias médicas es sólo para unos pocos: la élite que tiene el dinero suficiente para pagarse los miles de pesos que cuesta un curso de preparación para el examen de ingreso (1). Cuyo objetivo no es nivelar ni buscar la excelencia académica, sino “eliminar” futuros profesionales de la salud, por eso en el ingreso se exigen contenidos que forman parte de 1° y 2° año de la carrera como por ejemplo genética o fisiología.

Con la solicitada caen en la más burda mentira al pretender hacer creer al pueblo tucumano que el derecho a la educación de las ciencias médicas es opuesto al derecho a la salud de la población. Insultando al dar a entender que corre riesgo la salud de la población si se produce el ingreso masivo. Nos preguntamos ¿cree el decano Zelaya que la ciudad de Bs. As. pone en riesgo la salud de los porteños al tener la Facultad de Medicina de la UBA un ingreso masivo de miles de alumnos por año?

En algo estamos de acuerdo con el decano, es cierto que las carreras que se dictan en la facultad implican profesiones de un alto riesgo social. Pero nos diferencia que a nosotros nos preocupa el riesgo social en que se encuentran miles de tucumanos cuando deben dormir noches enteras en la vereda de los hospitales por falta de turnos, porque no hay médicos especialistas. Nos preocupa el riesgo social en que se encuentra la salud de miles de niños de las barriadas más humildes al no contar con médicos y enfermeras en los CAPS, que deberían estar abiertos las 24hs. con todo el personal sanitario necesario. El alto riesgo social de miles de personas de los pueblos del interior de la provincia que deben ir a los centros urbanos a hacerse atender porque no hay médicos en su zona. El alto riesgo que a nosotros nos preocupa es que faltan enfermeras/os en los hospitales y que deban tener 2 o 3 trabajos para poder llevar el pan a sus casas. O la falta de centros de internación para jóvenes víctimas del flagelo del paco. Nos preocupa el alto riesgo social por la falta de médicos en las guardias de los hospitales, que redunda en violencia cada vez que los familiares de los pacientes se encuentran en las guardias sin profesionales necesarios.

La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?

En fin, nos preocupa que quieran seguir manteniendo restringido el acceso al conocimiento médico cuando en la provincia faltan profesionales de la salud, enfermeras, traumatólogos, neurólogos y especialistas de todo tipo.

Es una burla descarada decir que no hay enfermos para que los estudiantes realicemos las prácticas. ¿Acaso nunca pisó un hospital el decano? ¿Nunca fue aun CAPS? ¿A un barrio humilde? Desgraciadamente enfermos sobran en nuestra provincia. Miles de ellos esperan ansiosos la visita de un médico que nunca llega. No soportamos el insulto a la inteligencia del pueblo tucumano. Por otro lado no es responsabilidad de los alumnos, ni de la población que en Tucumán no exista un hospital de clínicas, o hospital escuela ¿En dónde están los 10 millones de pesos prometidos para la construcción del “hospital de androides” de práctica, tan publicitado por el anterior ministro de salud Pablo Yedlin y que el actual decano usó como promesa de campaña electoral? (2)

Los que han lesionado la calidad educativa y por ende las competencias de los profesionales que se gradúan han sido los diversos decanos que aplicaron las políticas educativas mercantilistas elevando al máximo la idea de que la salud es un producto (o en el mejor de los casos un “servicio”) o sea un privilegio de unos pocos, y no un derecho humano elemental.

Sostenemos que mientras siga el examen de ingreso, van a seguir haciendo de la educación un negocio. Los institutos y universidades privados “especialistas en preparación de ingresantes” cuyos dueños están ligados a la facultad (si no, obsérvese el ejemplo del ex decano de medicina de la UNT Dr. Deza, actual rector de la Universidad San Pablo T).

En realidad lo que tiene miedo el decano es que se termine el negocio que se hace con la educación y la salud del pueblo trabajador.

Mientras siga el examen de ingreso van a seguir robándonos la plata. Nos negamos a ser cómplices con nuestro silencio del negocio educativo a costa de nuestros bolsillos, del sacrificio de nuestras familias y de millones de trabajadores que con sus impuestos pagan nuestra educación.

Los que firmamos este articulo, somos estudiantes regulares de la carreras que se dictan en la facultad, es decir que ingresamos rindiendo el examen, no somos vagos que no quieren estudiar. Somos seres pensantes que hacemos valer nuestros derechos ahora, porque si no el día de mañana como profesionales de la salud no seremos capaces de hacer valer el derecho de nuestros pacientes, a la salud y a una calidad de vida.

No queremos una universidad que cierra las puertas al conocimiento y, cuando se ingresa nos encontramos con una institución expulsiva que pone obstáculos favoreciendo la deserción estudiantil en cuanto que no hay boleto estudiantil, comedor universitario, ni becas. Queremos una universidad abierta, inclusiva y plural. Es hora de terminar con este modelo de facultad para unos pocos.

Además miente cuando dice que no se cobra arancel en medicina. Todos los años se cobra el arancel para ingresar y desde hace 2 años atrás y por la lucha de los estudiantes, organizados en asamblea logramos eliminar el cobro del arancel de reinscripción, y que este año el actual decano quiso volver a cobrar, y no pudo otra vez por la resistencia estudiantil, así que no es verdad que la facultad se acoge “con beneplácito” a la gratuidad de los estudios universitarios.

Además desde la juventud del MST denunciamos y gestionamos (expte.: 82575-15, del 3/11/2015) para que la gratuidad se garantice y se informe a todos los aspirantes en tiempo y en forma para evitar el pago.

La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?

En el punto tercero de su solicitada dicen que no hay presupuesto. Otra mentira más. Plata hay. ¿Qué hacen con los millones que reciben del gobierno nacional? ¿Qué hacen con los millones que reciben de la contaminante minera alumbrera? ¿Por qué, si vociferan lo escaso del presupuesto, no dan a conocer las cifras de lo percibido en concepto de “autofinanciamiento”(bono de inscripción y reinscripción, cursos, convenios con otras instituciones), todos éstos años? ¡Rindan cuentas señores, que son funcionarios públicos, no gerentes! Que abran los libros contables de la facultad.

Si no hay plata, ¿de dónde cobra su sueldo el decano y toda su corte de funcionarios nombrados a dedo, con cargos creados a medida? (Práctica reconocida por el propio vicerrector de la UNT en una reciente entrevista periodística(3))

De que perjuicio a la calidad educativa habla el decano, si actualmente los que estudiamos en la facultad no contamos con material bibliográfico suficiente en la biblioteca, el estado deplorable de los baños, contrastando con la higiene que debería existir en una facultad de ciencias de la salud.

Que excelencia académica cabe si todos los años perdemos clases porque las autoridades se niegan a dar un mísero aumento de sueldo a los profesores que, a pesar de padecer la humillación de los bajos salarios, abnegadamente y por amor a la docencia en condiciones a veces deplorables, nos siguen enseñando. Eso es lo que atenta contra la calidad educativa: ¡Pagar sueldo de hambre a los profesores!

Por otra parte profesionales que enseñen hay y en demasía, para dictar los cursos pagos de ingreso entonces aparecen profesores, para dictar posgrados y cursos, entonces si hay profesores. Profesores hay, no quieren pagarles para que nos enseñen en la Facultad.

También queremos desmentir otro mito: la falta de espacio. En nuestra experiencia como alumnos vemos que la mayor parte del día las aulas permanecen cerradas. Espacio hay, si no que expliquen como hicieron para, desde el mes de agosto dictar el Curso de Preparación CIU en las aulas de la facultad a mas de 600 ingresantes. Es decir que como mínimo hay espacio para 600 nuevos estudiantes, y aún así sobra espacio.

Y si el argumento es que los alumnos ingresamos a la universidad con un bajo nivel, ¿porque no transforman al CIU en un curso de nivelación y de orientación vocacional? Durante 5 meses (o más si hace falta) es un buen tiempo para que el ingresante tenga un tiempo para nivelarse a las exigencias de la carrera o para descubrir si su vocación es la ciencia médica. No hagamos cargo al alumno de las falencias del secundario.

Es responsabilidad del Estado garantizar el presupuesto para educación. Lamentamos que las autoridades se quejan que no hay plata cuando hace 2 años firmamos un acta acuerdo (el 7 de marzo del 2013), en las que asumieron el compromiso de “Bregar ante la autoridad nacional, por un mayor presupuesto destinado a la Universidad Nacional de Tucumán en general y a la Facultad de Medicina en particular”. Y nunca lo hicieron.

Cuando vemos al nuevo gobierno y al anterior también garantizar subsidios, quitas impositivas y demás beneficios a las grandes corporaciones nos preguntamos si la educación y la salud son prioritarias para ellos o no. Entonces no es responsabilidad de los estudiantes que no aumenten el presupuesto, ¡es obligación del gobierno y de las autoridades exigirlo!

Por todo esto afirmamos que no existe motivo para sostener el examen de ingreso. Y es tarea de todos luchar para terminar con este estado de cosas, porque la educación del pueblo no se vende, se defiende y así construir entre todos la Facultad de Medicina que el pueblo Tucumano y del NOA necesita.

La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?

Es nuestra obligación moral estar junto a los compañeros ingresantes, ayudarlos a organizarse y transmitirles nuestra experiencia de vida y lucha universitaria para que encaren de la mejor manera posible esta nueva etapa en sus vidas, la de estudiar en una universidad pública, gratuita, científica y de calidad. 30.000 desaparecidos nos costó tener entre otros, el derecho a la educación. No vamos a ser impávidos observadores mientras vemos como se llenan los bolsillos con nuestra educación.

Y por si no lo sabía el decano, menos del 5% de las facultades de argentina tienen examen de ingreso, y en Tucumán la mayoría de las facultades no tiene examen de ingreso o ya levantaron el ingreso eliminatorio, como odontología, agronomía, educación física y las que faltan seguramente lo harán en poco tiempo.

También debiera saber que la Facultad de medicina de la UBA no tiene examen de ingreso, y miles de jóvenes estudian año a año. O que Medicina La Plata acaba de levantar el examen de ingreso, al igual que en Córdoba.

Lamentablemente el decano empuja a la Facultad de Medicina de la UNT a dar el vergonzoso espectáculo de ser la única en todo el país que se niega a acatar la ley, y una vez más Tucumán ocupará la escena de la vergüenza nacional.

Cabe aclarar al decano que estos ejemplos de ingreso irrestricto que pusimos corresponden a Argentina, un país que claramente no es socialista, aunque habría que ver si es “desarrollado”. Todavía no nos ponemos de acuerdo en que categoría ubicarlo, puesto que para él solo existe dos tipos de países.

En definitiva, nos puede gustar o no, pero las leyes se hacen para cumplirlas, aunque el decano no esté de acuerdo. No se puede reconocer una parte (la gratuidad) y desconocer el resto (ingreso irrestricto), a riesgo de ser pasible de sanciones legales.

Firma: Estudiantes miembros de la Juventud Socialista de la Facultad de Medicina a cargo de la Secretaría Gremial y de Biblioteca del Centro Único de Estudiantes de Medicina.

(1) El curso de preparación llamado CIU (Ciclo de Iniciación Universitaria) dictado por la Facultad de Medicina es el “más barato”. El costo es de $800 por mes durante 5 meses. O sea un total de $4000 pesos por cada persona que lo realiza. Este año, aproximadamente 600 jóvenes lo realizaron redundando en una recaudación para la universidad de aproximadamente 2.400.000.

A esto debemos sumarle el cobro del derecho a examen que todos los años se realizaba, siendo en 2015 de $700. Si aproximadamente se presentaron a rendir el ingreso 1000 alumnos, dando un total de $700.000 de ganancia para la facultad.

A los ingresantes a la carrera de Kinesiología se les cobró $1200.

Un instituto privado de preparación al ingreso cobra como mínimo $2000 o $2500 por mes por alumno. Si una persona realiza el curso durante 1 año entero, lo que recauda ese instituto es $24.000 y más por cada alumno.

Un instituto privado de preparación al ingreso cobra como mínimo $2000 o $2500 por mes por alumno. Si una persona realiza el curso durante 1 año entero, lo que recauda ese instituto es $24.000 y más por cada alumno.

La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?

Que dice la UNT?

http://www.fm.unt.edu.ar/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=982

La Facultad de Medicina de Tucuman irrespeta la ley?GIF

Nota personal: Hoy por hoy la UNT no puede recibir a tanta gente, superarían fácil los 500 ingresantes, pero a fin al cabo no se recibirían ni 100.

Pero también hoy la UNT se esta cayendo a pedazos en algunas de sus facultades, el CIU no sale barato, la comunidad aporta y aportara a sus facultades, sin embargo no se ve mucha mejora edilicia,la ultima vez que estuve en la facultad, había tierra por todos lados, hasta basura, partes de edificio añejo por caerse, por que no ponen el dinero que aporta el ciudadano para mejorar todo aquello que podría hacer mas cómodo la estadía de los estudiantes y profesores? por que no mejoran la infraestructura no para que ingresen 100, 200, 300 sino mas chicos?

Por ultimo, deberia poner un limite de alumnos por año y que el ingreso sea irrestricto.

No comments yet.

Leave a Comment